martes, 18 junio 2024

El Gobierno concede más 30 millones de euros a Costa de Marfil para el control de la inmigración

El Gobierno de Pedro Sánchez ha vuelta conceder una ayuda a un país de África, cuyo objetivo final es el control de los migrantes procedentes de dicho territorio. Se trata de una medida que ha sido aprobada en el Consejo de Ministros de este martes, a propuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. En concreto han aprobado un acuerdo por el que se autoriza la concesión de una elevada cantidad de dinero a la República de Costa de Marfil, cuya cifra asciende a 30 millones de euros. El Ejecutivo destaca que esta partida de dinero va dirigida al «Proyecto de inversión en la resiliencia de las áreas costeras de África del Oeste – WACA». Sin embargo, parece ser que los motivos que hay detrás de esta cuestión son muy distintos y parece que todo apunta a que esta cuestión va destinada a controlar la inmigración procedente de dicho territorio.

El Consejo de Ministros que se ha celebrado este martes 25 de octubre ha aprobado distintas medidas, entre ellas una que destaca por encima del resto. El Gobierno ha dado el visto bueno a la concesión de 30 millones de euros para Costa de Marfil. Se trata de un acuerdo para la cofinanciación del «Proyecto de inversión en la resiliencia de las áreas costeras de África del Oeste – WACA«, junto con el Banco Mundial y el gobierno marfileño.

el gobierno ha concedido una cuantiosa cantidad de dinero a costa de marfil a pesar de no ser un país de asociación para la Cooperación Española

Según destaca el texto difundido por el Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez, el objetivo del proyecto es «reforzar la resiliencia de las comunidades costeras y de las zonas a intervenir en la costa oeste africana». El Proyecto forma parte del proyecto regional ReSIP-WACA, financiado por el Banco Mundial y otros financiadores en seis países de la región (Benín, Togo, Costa de Marfil, Santo Tomé y Príncipe, Senegal y Mauritania). Sin embargo, parece ser que los motivos que rodean esta ayuda van mucho más allá y están más relacionados con el control de fronteras y la inmigración procedente de dicho país. Y es que, la estrategia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pasa por regar ciertos países de África para sean ellos quienes se encarguen de controlar el flujo migratorio.

A esto se suma otra cuestión y es que Costa de Marfil no es un país de asociación para la Cooperación Española, es decir, no es un país que se enmarque dentro de la lista de territorios a los que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) no duda en regar con elevadas cantidades de dinero. Y todo para estrechar las relaciones internacionales que mantienen con algunos países internacionales. Sin embargo, Costa de Marfil no es un territorio que entre en este abanico y aún así ha recibido la cuantiosa cifra de 30 millones de euros.

Además, el Gobierno también ha aprobado el pago de hasta 400.000 dólares estadounidenses al Banco Mundial por la preparación y supervisión del Proyecto cofinanciado con el crédito de hasta 30.000.000 de euros concedido por dicho Fondo a la República de Costa de Marfil. Estas dos partidas de dinero irán destinadas a la misma cuestión. Es decir, que la cifra total de dinero que se concederá a Costa de Marfil asciende a 30.400.000 euros. Un dinero que irá destinado al control de fronteras y de la migración a pesar de las razones que ha dado el Gobierno.

COSTA DE MARFIL NO ES EL ÚNICO PAÍS AL QUE EL GOBIERNO RIEGA CON ELEVADAS CANTIDADES DE DINERO

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, mantiene su pulso a los países africanos a golpe de chequera. El magistrado socialista tiene la obligación de controlar la inmigración y ha asumido algunas competencias que no le corresponden. Una de ellas es mantener a raya el flujo migratorio de los países africanos. Y en este contexto, el ministro Fernando Grande-Marlaska ha decidido que ahora le toca a Senegal y ha aprobado una partida de 1.620.000 euros para, entre otras cosas, controlar los traslados migratorios hacia Europa. Sin embargo, el Ministerio del Interior también ha incluido en esta partida un buen puñado de euros para ayudas a la gasolina, cambios de aceite y otras cuestiones algo curiosas. No es la primera ni será la última vez que el Ministerio del Interior se mete en estos puntos.

Senegal no es el único territorio que recibe su pellizco. el ministro del Interior no duda en otorgar distintas cantidades de dinero a uno de los países que tiene frontera con España, Marruecos. Cada cierto tiempo, el Gobierno aprueba una elevada partida de dinero para ayudar a dicho país a controlar el tráfico de personas. Así, este martes el Consejo de Ministros ha vuelto a aprobar, una vez más, una ayuda de 30 millones de euros para Marruecos para contribuir a la financiación de su despliegue en la lucha contra el tráfico de personas y la gestión de los flujos migratorios. A pesar de que esta partida tratar de mostrar una imagen de cooperación entre ambos países y acercamiento entre las relaciones diplomáticas de España y Marruecos, la realidad es muy distinta. Lo que Fernando Grande-Marlaska busca con esta ayuda de 30 millones de euros es externalizar las fronteras y por ello cada cierto tiempo riega al país marroquí con este tipo partidas.

El último en completar esta lista Mauritania, un país que también recibe elevadas cantidad de dinero. Así, el magistrado socialista se ha gastado una millonada del erario público en subvenciones a Mauritania. Cada vez que tiene ocasión, utiliza la Secretaría General de Gestión Económica y Patrimonial para regar con dinero este país que ha llenado las costas canarias de pateras con inmigrantes. Marlaska ha destinado en total 5,1 millones de euros para el gobierno mauritano. Este importe hay que sumarlo a los otros cerca de cinco millones que el Ministerio del Interior regaló a principios de 2021 a este país africano.