martes, 29 noviembre 2022 04:41

El Ayuntamiento convierte las oposiciones de la Policía en un «juego de niños»

Los exámenes para el ascenso a intendente de la Policía Municipal de Madrid rebajarán su exigencia con la inclusión por primera vez de exámenes tipo test y pruebas físicas «adaptadas» a cada aspirante. Así son las nuevas modificaciones de las oposiciones a Policía Municipal propuestas, y aprobadas desde el Ayuntamiento de Madrid. Cambios que no hacen más que ampliar la polémica acerca de estas pruebas selectivas de oposición, que ya han puesto en el punto de mira a la cúpula policial madrileña, así como a la delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz. La sospecha de los sindicatos apuntan a que estos cambios podrían deberse a intereses personales de la cúpula policial. El director de la Policía ha logrado ponerse enfrente a los sindicatos policiales de Madrid, que ahora mantienen su enfrentamiento contra este proceso selectivo.

Inmaculada Sanz, portavoz en el Ayuntamiento de Madrid de José Luis Martínez-Almeida, y delegada de Seguridad y Emergencias del Consistorio, está atravesando el que tal vez sea uno de sus momentos más difíciles dentro del equipo de Almeida. Y no sólo por su aparente «traición» al edil popular con Isabel Díaz Ayuso tras la guerra interna del Partido Popular, sino también debido los problemas que está generando al alcalde la gestión de su departamento dentro del Ayuntamiento de Madrid y, en especial, de la Policía Municipal madrileña.

Gestión que está más que nunca en el punto de mira debido a la polémica que se ha generado en las últimas semanas entorno a las pruebas de oposición para acceder a puestos de intendente e inspector de la Policía Municipal. Unas pruebas que, tal y como denunciaban diversos sindicatos en conversaciones con Moncloa.com, no parecen corresponder a lo que deberían sobre el papel, siendo incluso la situación denunciada ante los tribunales de corrupción, siendo los principales investigados la cúpula de la Policía madrileña.

UNAS PRUEBAS SELECTIVAS «INEXPLICABLES» PARA LA POLICÍA MUNICIPAL

Así pues, tal y como ha podido saber este diario, las pruebas que tendrán que atravesar los aspirantes de la Policía Municipal de Madrid han sufrido un importante cambio en esta última convocatoria. El primero de ellos, en referencia al tipo de examen al que tendrán que enfrentarse de forma teórica; en concreto, el examen dejará de ser una prueba de desarrollo, para efectuarse como un tipo test. Un cambio que, tal y como apuntan fuentes, ha sido explicado desde el Ayuntamiento como una forma de facilitar la corrección de las pruebas.

«Dicen que es porque hay muchos opositores. Y, en formato test, hay que leer menos» destacan fuentes a Moncloa.com. Una justificación desde el Consistorio de José Luis Martínez-Almeida que, sin embargo, no parece ser suficiente para convencer a los sindicatos policiales de Madrid, preocupados ante la posibilidad de que este tipo de examen sea más fácil de «filtrar» a unos pocos y escogidos aspirantes. «Es mucho más sencillo que se produzcan filtraciones» destacan desde el sindicato AMPU. Filtraciones que no se realizarían a las también señaladas academias de oposición, sino a «ciertas personas», que no van a academia, pero que sí se someterán a las pruebas selectivas.

El clima de sospecha sobre el amiguismo sobre determinadas personas de estrecha confianza de la cúpula está extendido por todo el Cuerpo policial. Unas pruebas que no sólo han sido aplazadas, sino que ahora también tendrán en cuenta la edad de los aspirantes para dar una nota más elevada o no, así como para calibrar la dureza de este examen físico. Una medida que sorprende, ya que hasta ahora, solo ha estado presente en los procesos internos, debido a las distintas edades de los policías. Algo que, nuevamente, se ha visto vinculado con los intereses personales de miembros de la cúpula de la Policía Municipal de Madrid.

INMACULADA SANZ SIGUE SIN DAR «LA CARA» DESDE EL AYUNTAMIENTO

Cambios que, tal y como señalan desde AMPU, han provocado que muchos opositores se planteen seguir en el proceso selectivo. «Hay desazón, y los opositores desisten, porque al final, aprueban el proceso los que algunos quieren». Cansancio de los opositores que se une a los continuos escándalos que están produciendo estas oposiciones en Madrid, y que vuelven a señalar a Inmaculada Sanz dentro del Ayuntamiento de Madrid.

Un señalamiento de la delegada y portavoz que no parece haber sido escuchado, al menos hasta el momento, por el Ayuntamiento de Madrid, que mantiene su apoyo al director general de la Policía Municipal. Un silencioso apoyo que desde los sindicatos sospechan que se produce por los intereses del Consistorio en evitar mayores «salpicaduras» al equipo de Gobierno a pocos meses de las elecciones municipales.

Algo que, de seguir produciéndose estas polémicas mediáticas, acabaría cambiando, forzando al departamento de Sanz a tomar una decisión que, afirman fuentes sindicales, ya suena en los pasillos. Parece difícil que, aún siguiendo Inmaculada Sanz en la «cartera» municipal, se mantenga en el cargo al director de la Policía, Pablo Enrique Rodríguez, de cara a la próxima legislatura. Cada vez más fuentes sitúan a Inmaculada Sanz en el equipo de la Comunidad de Madrid, o bien como «agente» de Ayuso en el Consistorio madrileño.