martes, 6 diciembre 2022 01:19

Juan Carlos Monedero se viene arriba con la victoria de «Lula» y busca hacer caja

El éxtasis de Juan Carlos Monedero con la victoria de Luiz Inacio «Lula» da Silva en Brasil le ha dado hasta para equipararlo con las primarias que está haciendo por estos días Podemos para seleccionar los candidatos que conformarán las listas para las próximas elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en mayo de 2023.

El ex líder de Podemos se ha venido arriba y ya desde la misma noche del domingo, cuando se comenzaron a difundir los resultados de las elecciones presidenciales en el país suramericano, comenzó a celebrar a través de su cuenta de Twitter, cuando unas horas antes, durante el tiempo que el presidente Jair Bolsonaro se mantuvo arriba en la tabla de resultados, hasta llegó a asegurar que el mandatario carioca estaría haciendo trampa.

Para Juan Carlos Monedero la victoria de la izquierda en Brasil le da otra opción para ir a vender sus mensajes de «asesor político» y sacar rédito de la izquierda suramericana, tal como lo hizo durante muchos años con el régimen de Hugo Chávez, donde se instaló durante por lo menos cinco años como «asesor» y logró sacar el máximo provecho económico, al punto de que hoy en día la justicia española todavía lo investiga por un presunto caso de lavado de dinero proveniente del chavismo.

La excitación de Juan Carlos Monedero por la victoria de «Lula» le llevó directo a querer emular el triunfo y se disparó en twitter un comentario, haciendo propaganda al proceso de elecciones primarias dentro de Podemos, donde según el fundador de la tolda morada su partido jamás ha tenido «dinero de los bancos ni de nadie que no sean las bases» y dice que si «Lula» pudo en Brasil, ellos también podrán en España.

El proceder de Juan Carlos Monedero ya es el modus operandi reciclado cuando se huele que la izquierda tomará posesión de algún Gobierno latinoamericano. Atraviesa el Atlántico para ir a demostrar su apoyo, su respaldo y su admiración por el líder que salga electo, para posteriormente comenzar a tantear el terreno con sus «consejos» progre del socialismo de libro que en nada ha ayudado a América Latina a salir del atraso y la pobreza y que por el contrario, ah sumido a la región en el más completo oscurantismo y ha dejado al descubierto los más atroces escándalos de corrupción.

Ya es conocido como «el chicharrón de todos los guisos de la izquierda Latinoamericana».

Sospechosamente, Monedero no se fue hasta Brasil para la segunda vuelta de las elecciones, pero en la primera ronda estuvo allí, pues se esperaba que el ex mandatario brasileño resultara vencedor en esa cita y que no tuviese que haber un repechaje. Pero para ese momento sí se fue hasta Brasil y manifestó a través de su cuenta se twitter su emoción de haber estado allí para ver a su «camarada».

Sin embargo, en el casos de Colombia, donde ganó por primera vez un presidente de la izquierda, Gustavo Petro, Monedero si se echó el viaje y allá fue a parar, con su maletín ideológico a tantear el terreno para ver qué provecho podía sacar, al igual que lo hizo en Chile, junto a su compañero ideológico, Pablo Iglesias, donde fueron a llevar sus cuentos a presidente Gabriel Boric, para sacar partido del auge de la izquierda en esos territorios suramericanos.

¿Será Brasil el próximo destino, para hacer negocios, de Monedero y compañía? Lo más probable es que antes tras la toma de posesión de «Lula» da Silva, el fundador de Podemos se de un viaje por el territorio carioca, para aprovechar de comercializar sus «consejos» ideológicos al recién electo presidente, que no hay que olvidar que fue encarcelado, juzgado y sentenciado a 25 años de prisión por casos de corrupción, a pesar de que posteriormente fue anulada su sentencia.

Mientras, en España el partido Morado busca «reinventarse» para organizar unas primarias en las que supuestamente escogerán a quienes se presentarán como candidatos a las listas para las elecciones municipales y autonómicas y esta misma semana tienen una cita en la Universidad Complutense, en tres días de festival, donde le cobrarán 30 euros a los asistentes para tratar de convencerlos de por qué la izquierda es la «mejor» alternativa política para la España actual, por lo que les toca reciclar sus discursos que ya no tienen el mismo impacto que tuvieron por la época del 2014, cuando nació la organización política que Monedero fundó junto a Pablo Iglesias.

Ahora solo resta estar muy pendiente de los próximos pasos de Juan Carlos Monedero, porque seguramente aterrizará muy pronto por América Latina, para segur vendiendo humo, como el profesional que es, ahora que el continente está completamente teñido de rojo y que las ideologías de la izquierda han tomado espacio desde México (donde también estuvo recientemente mercadeándose Juan Carlos Monedero) y hasta la Patagonia; no en vano el político español ya es conocido como «el chicharrón de todos los guisos de la izquierda Latinoamericana».