martes, 6 diciembre 2022 02:25

Juan Calos Monedero desea para Europa la misma desgracia socialista que hay en América Latina

Para Juan Carlos Monedero el hecho de que el mapa de América Latina esté pintado todo de rojo y en manos de gobiernos de corte socialista es motivo de envidia y, según sus comentarios, Europa languidece mientras él cree que la «derecha» mundial está rabiando porque los presidentes latinoamericanos son «amigos».

Para el fundador de Podemos, el triunfo de Luis Inazio «Lula» da Silva en Brasil representa una nueva senda en su camino de mercadearse como un «aliado» de la izquierda y qué mejor momento que el tuit del dictador Nicolás Maduro en Venezuela, sobre la supuesta conversación telefónica que tuvo con el recién electo presidente brasileño, para seguir con su táctica de intentar convertirse en «asesor» de todas estas naciones que están en manos de presidentes de la izquierda y sumidos en diferentes crisis políticas y sociales, que han arrastrado históricamente y que con la llegada de los gobiernos populistas la situación no ha mejorado.

Habrá que recordarle a Juan Carlos Monedero que 33,7% de la población de la región está en condiciones de pobreza general, mientras que esta cifra, en el caso de Europa está por el orden del 22% y solo por hablar de apenas uno de los indicadores que se pueden mencionar en los que el panorama en Europa es mucho más alentador que en América Latina.

Otro de los indicadores que Juan Carlos Monedero no ha tenido en cuenta al decir que siente envidia de que América Latina sea ahora un territorio rojo, es justamente el Producto Interno Bruto de Europa tuvo un crecimiento de 5.1% el 2021, mientras que en América Latina es de apenas llegó al 2.5%, lo que demuestra evidentemente que las condiciones socioeconómicas de la población del continente americano está muy por debajo del europeo, pese a todas las críticas que Juan Carlos Monedero tenga del sistema político de la región.

Otro de los aspectos que llama la atención es que el comentario que lanza el ex líder de Podemos, lo hace justamente sobre un tuit del dictador venezolano Nicolás Maduro, heredero político del difunto dictador Hugo Chávez, con quien Monedero tenía una muy estrecha relación de amistad, tras haber estado durante más de cinco años «trabajando» como asesor para el régimen chavista, antes de fundar en España Podemos.

Para Monedero, el hecho de que en América Latina haya tantos gobiernos de izquierda constituye una gran oportunidad para seguir haciendo caja, a través de la «venta» de sus servicios como asesor político y es justamente lo que ha estado tratando de hacer en países como México, Colombia, Chile y ahora Brasil. No en vano a Juan Carlos Monedero se le conoce como el «chicharrón» de los guisos socialistas de América Latina, pues apenas siente el tufo de la izquierda, comienza a gestionar su llegada a la región, para establecer contactos con estos gobiernos y ofrecer sus conocimientos teóricos del socialismo y su experiencia tratando de convencer a los españoles de que es el mejor camino posible.

¿Volverá Juan Carlos Monedero a instalarse en alguno de los países de América Latina que tienen gobiernos socialistas, tal como lo hizo en Venezuela durante cinco años, en la era de Hugo Chávez? De momento, para el ex líder de Podemos es una opción que no resulta del todo despreciable, pero también es cierto que, por ahora, le resulta más rentable seguir viviendo con la influencia que tiene Podemos dentro del ejecutivo de Pedro Sánchez en este momento, a través de sus ministras estrellas, Ione Belarra e Irene Montero, pues esa influencia hay que exprimirla hasta el último minuto porque saben que será prácticamente imposible que en cuanto acabe esta legislatura, Podemos vuelva a tener algún rol dentro del próximo Gobierno.

Ante esta situación, tanto Juan Carlos Monedero como Pablo Iglesias están alerta ante los cambios que han habido en América Latina para tratar de establecer contactos en esta región, con miras a convertirse en «asesores» y poder sacar rédito de los cambios políticos, pues está visto que en España no han logrado convencer a mucha gente de que el Socialismo sea la mejor opción para el desarrollo de ningún país.

Pese a las ganas de Monedero de cruzar el Atlántico para ir a instalarse en estos países de América Latina, el ex líder de Podemos no puede olvidar que todavía está bajo investigación de la justicia española, por un presunto caso de lavado de dinero, por recursos que fueron a dar a la cuenta de su empresa, y que provenían justamente del Banco del Alba, la institución financiera creada por Hugo Chávez y con sede en Venezuela y en Cuba, que fue fundado en 2008, a través de la cual y cuyo propósito, de acuerdo con la página web del organismo era «la promoción del desarrollo económico y social, la convergencia y complementariedad de los procesos de integración económica, la reducción de las asimetrías, de la pobreza y la exclusión social; propiciando la unidad, desarrollo y fortalecimiento de la región latinoamericana caribeña».