lunes, 5 diciembre 2022 06:39

La Moncloa pone a sus fotógrafos a cazar la ansiada foto de Pedro Sánchez junto a Joe Biden

El presidente de Gobierno por fin tiene lo que tanto ansiaba su foto junto a Joe Biden. Desde hace mucho tiempo Pedro Sánchez tiene una sola obsesión y es engrasar las relaciones con Estados Unidos. El humillante paseíllo con el presidente americano es una espinita que lleva clavada desde entonces y no ha hecho más que intentar quitársela. Ha intentado por todos los medios ganarse el visto bueno de Joe Biden y tratar de conseguir una foto que revele su buena relación. Así, desde La Moncloa encomendaron una misión clara a todos su fotógrafos, conseguir al ansiada imagen de Pedro Sánchez y Joe Biden juntos. Una cuestión que finalmente ha conseguido uno de estos profesionales durante la cumbre del G20, y que probablemente ahora sea tratado como todo un héroe dentro de La Moncloa.

La Cumbre del G20 ha sido un éxito para Pedro Sánchez y no precisamente por lo asuntos allí tratados, sino porque por fin ha conseguido uno de sus grandes objetivos, ha conseguido quitarse una espinita que llevaba clavada desde hace mucho tiempo. Este encuentro, que comenzó el pasado lunes 14 de noviembre, ha reunido a los altos mandatarios internacionales. Sin embargo, a La Moncloa solo le interesaba uno de ellos: Joe Biden, el presidente de Estados Unidos. Por este motivo, dieron una orden expresa al equipo de fotógrafos que acompañó al presidente del Gobierno a dicho evento, captar una imagen del líder estadounidense junto a Pedro Sánchez. Dicho y hecho, uno de estos profesionales ha conseguido la ansiada fotografía. Misión cumplida.

LA IMAGEN FUE TOMADA EN LA CUMBRE DEL G20 EN BALI

En la imagen aparece el presidente de Estados Unidos conversando con Pedro Sánchez. Una imagen que le habrá servido a su autor para entrar por la puerta grande de La Moncloa y recibir todas las felicitaciones posibles, dado que ha conseguido lo que el presidente español tanto ansiaba, mostrar al mundo su estrecha relación con Joe Biden a través de una foto juntos. Aunque no ha sido tarea fácil conseguir esta instantánea, dado que los fotógrafos que acompañan al presidente llevan mucho tiempo tras ella. Además, por parte del propio Pedro Sánchez también ha habido un arduo trabajo y, sobre todo, muchas concesiones para conseguir estrechar esta relación que ha propiciado la imagen.

En junio del año 2021, Pedro Sánchez protagonizó la que sería una de sus obsesiones durante la legislatura, el humillante paseíllo junto a Joe Biden. A partir de ese momento, el líder español no ha hecho otra cosa que tratar de dar la vuelta a la situación. Así, puso a todo su equipo más cercano, entre ellos al ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, como el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno Bau. Pero nada de los que hacían estos políticos tenía el efecto esperado. Y entonces comenzaron a llegar movimiento más evidentes.

PEDRO SÁNCHEZ HA HECHO MUCHAS CONCESIONES A EEUU PARA CONSEGUIR LA FOTO

Son numerosos los gestos que el presidente de España ha tenido para agradar a Estados Unidos. Uno de los más latentes es haberse posicionado como un socio estratégico de Marruecos reconociendo la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental. Se trata de uno de los socios más potentes de Estado Unidos y España lo sabe. Por este motivo, Pedro Sánchez, sin contar ni con su propio equipo y mucho menos con los grupos parlamentarios, decidió tomar esta decisión. Además, también dio tímidos pasos hacia Israel, otros de los socios de Joe Biden.

Aunque estos no son las únicas medidas que ha tomado el presidente español para ganarse al líder de Estados Unidos. La cumbre de la OTAN tuvo lugar el España, en concreto en Madrid. El evento se presentaba como toma una oportunidad para esta cuestión y Pedro Sánchez no dudó en aprovecharla. Desplegó todo su potencial en materia de defensa, cerró el Museo del Prado y hasta cortó toda una carreteras para que Letizia ejerciera de anfitriona y se llevara a la Primera Dama de Estados Unidos, Jill Biden, a Segovia a comer cochinillo. Y hasta metió «a capón» a Joe Biden en el tráiler del documental sobre su día a día. Todo ello solo tenía un objetivo claro, acercarse y estrechar la relación con el presidente de Estados Unidos.

Aunque por cada paso hacia adelante que daba Sánchez en esta misión, después retrocedía dos, dado que Joe Biden no se lo ha puesto nada fácil. Así, durante uno de los viajes del presidente español a EEUU, el líder americano ni siquiera sacó un hueco en su agenda para fotografiarse con él. Incluso en cierto momento, cuando parecía que la relación comenzaba a encarrilarse, Joe Biden marcaba distancia y tomando ciertas decisiones que en nada beneficiaba a España. Entre ellas, EEUU decidió triplicar el gas que colocaba en suelo español, pasando de exportar el 11% del gas al 35%. Ahora parece que todo esto ha quedado a través y que los esfuerzos han valido la pena, dado que Pedro Sánchez ha conseguido lo que tanto ansiaba, su foto con Joe Biden.