Cómo rebozar los calamares para que estén crujientes y jugosos

Los calamares. Ese manjar del mar que hace las delicias tanto de una tapa de bar como de un entrante en las celebraciones familiares. Se pueden elaborar de mil y una formas, pero la más popular en España es a la romana. Ya sabes, con los calamares gordos y tiernos rebozados crujientes pero jugosos por dentro. Seguro que alguna vez te has comido un bocata de calamares y te han sabido a gloria. ¿Quieres aprender cómo rebozar los calamares para que queden como los mejores de Madrid? Te mostramos los secretos que hay detrás de esta aparente sencilla receta de calamares rebozados rápidos.

CÓMO FREÍR LOS CALAMARES PARA QUE QUEDEN TIERNOS Y CRUJIENTES

Con los fritos, siempre entra la duda de si es mejor utilizar aceite de oliva virgen extra o aceite de girasol. En realidad no hay debate, pues los aceites de oliva son más recomendables que los de girasol por sus propiedades y nutrientes. En cualquier caso, el aceite para hacer los calamares fritos ha de estar bien caliente, aunque sin que llegue a ahumar. De esta forma conseguiremos hacer rápidamente el interior antes de que se cierre la costra del rebozado. Y este muestra su aspecto más crujiente y jugoso al mismo tiempo. Eso sí, tiene que ser un visto y no visto para que no queden duros.

rebozar calamares