martes, 31 enero 2023 07:53

Los alumnos de la Guardia Civil llevan a cabo una maniobra peligrosa con el helicóptero para sacarse una foto

La Guardia Civil, el departamento que capitanea María Gámez, cuenta con una unidad de élite, se trata del Grupo de Acción Rápida (GAR). Para acceder a ella se necesita llevar a cabo un curso de adiestramiento especial, debido a la exigencia que supone esta unidad. Los alumnos que están llevando a cabo esta formación, han decidido utilizar inmortalizar su paso por este curso. Sin embargo, para ello han utilizado el helicóptero de la Guardia Civil y han llevado a cabo una maniobra peligrosa y todo para sacarse una foto y grabar un video.

En las redes sociales está circulando un video en el que se ve a los alumnos que están llevando a cabo el curso del GAR llevando a cabo unas maniobras peligrosas. Estos agentes grabaron un video en el que se observa como los guardias civiles se juntas todos para inmortalizar el momento y sacarse una foto. Y no solo eso, sino que, además se ve como varios agentes del instituto armado se encuentran dentro del helicóptero y llevan a cabo un peligroso movimiento. En un rápido movimiento colocaron el vehículo aéreo justo detrás del grupo de agentes abrieron las puertas del helicóptero y sacaron la imagen y grabaron el video que está corriendo como la espumo en internet.

EL VIDEO HA SIDO DIFUNDIDO A TRAVÉS DE REDES SOCIALES

Entre gritos y vítores se llevó se inmortalizó el momento. Sin embargo, esta cuestión podría haber supuesto un problemas para los agentes, principalmente para su salud, dado que las hélices podrían haber impactado contra algunos de los agentes que se encontraba cerca. Esto podría suponer un problema para los agentes de la Guardia Civil que están llevando a cabo este curso de la GAR, ya que podrían haber quebrantado la normativa de prevención de riesgos laborales que los miembros del instituto armado deben cumplir. Aunque ni la Dirección General de la Guardia Civil ni la Inspección de Personal y Servicios de Seguridad (IPSS) y dan demasiada importancia a esta cuestión.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha denunciado que en la reunión mantenida entre el departamento que capitanea María Gámez y la IPSS durante el verano debatieron acerca de distintos temas, pero entre los puntos del días no figuraba la prevención de riesgos laborales. Desde la asociación destacan que sí se trató en uno de los puntos de la reunión la vigilancia respecto a la salud del personal de «modo preventivo», algo que valoran positivamente. Sin embargo, denuncian que una de las mejores acciones para evitar los riesgos innecesarios es tener en cuenta y trabajar sobre los riesgos laborales a los que se enfrentan cada día los agentes.

El problema es que la GAR es un grupo de élite que lleva a cabo maniobra que entrañan peligro, y por ello deberían tener en cuenta la prevención de riesgos laborales y evitar riesgos innecesarios. En la actualidad, el Grupo de Acción Rápida (GAR) y el Centro de Adestramientos Especiales (CAE), ambos con sede en Logroño, conforman la Unidad de Acción Rural (UAR). La experiencia acumulada por la UAR en la lucha contra el terrorismo de ETA la convierte en la actualidad en una Unidad de servicio de la Guardia Civil, «especialmente concebida, preparada y organizada para la lucha contra elementos terroristas y la ejecución de operaciones que entrañen gran riesgo y requieran una respuesta rápida», gracias a la especial preparación de su personal, destacan en la página de la Guardia Civil.

EN LA GUARDIA CIVIL HAY FALTA DE CHALECOS ANTIBALAS Y DE CASCOS DE MOTO

A esta cuestión se une un problema y es el hecho de que en muchas ocasiones estos agentes no cuentan con los medios de protección necesarios para llevar a cabo los servicios. Los agentes de la Guardia Civil se han visto obligados a realizar sus funciones sin chalecos antibalas. Una cuestión que supone un riesgo para la vida de los miembros del instituto armado. En concreto es una situación que están sufriendo los miembros de las unidades de la zona norte de la Comandancia de Madrid, quienes no tienen chalecos antibalas suficientes para suministrar a sus agentes más jóvenes. Así, los agentes en prácticas se ven obligados a prestar servicio sin la protección vital, dado que no hay existencias suficientes.

Aunque no es el único materia de protección que escasea dentro de este cuerpo armado, los cascos de motos también son otro de los materiales que faltan en particular en el departamento de Tráfico de la Guardia Civil. Sin embargo, Fernando Grande-Marlaska, el ministro del Interior, que aseguró que ya habían tramitado un contrato para el suministro de cascos para la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil que permitirá cubrir sus necesidades. Aunque también destacó que los agentes que no cuenten con este tipo de protección lo único que tienen que hacer es usar un vehículo de cuatro ruedas, donde no es necesario utilizar un casco.