martes, 7 febrero 2023 06:56

La concejala Enma López “chantajeó” a Reyes Maroto para ser la número 3 de la lista del PSOE a Madrid

Desde Ferraz se afanan en hacer creer que el nombramiento de Reyes Maroto y la ausencia de primarias para elegirla ha sido un proceso limpio y pacífico, porque supuestamente la militancia socialista de la capital cree que es la que mejor resultado puede obtener frente a Almeida. Nada más lejos de la realidad. Hasta el último momento tuvo todo tipo de reparos e incluso la concejala Enma López echó un órdago y amenazó con presentar candidatura y desbancar a la ministra.

Tal fue el temor que despertó esta jugada que la situó en una posición de poder que no dudó en aprovechar: a cambio de no dar guerra y apoyar formalmente a Reyes Maroto, ocuparía el puesto número 3 de la lista socialista a la capital. De hecho, hace muchos días que su entorno lo sabía pese a que todavía no se ha anunciado oficialmente.

ATAQUES FEROCES CONTRA MAROTO

Sin embargo, Enma, cuando no hay cámaras delante, sigue su campaña particular. Critica ferozmente a Reyes Maroto y al aparato de Ferraz por no dejar hablar a la militancia y recuerda a todo aquel que la quiere oír, que ella habría ganado fácilmente las primarias incluso contra la voluntad del Pedro Sánchez. No hay corrillo en el que no se despache a gusto y de hecho, la frase con la que empezó el ataque a la ministra y que fue publicada en varios medios es suya: “Si Reyes Maroto baja por la Gran Vía nadie la pararía porque no la conocen”.

Tal es el resquemor que la concejala tiene con Maroto que, dando por descontado que el PSOE será tercera fuerza en la capital, ya se ve en el medio plazo sustituyéndola como portavoz municipal socialista en la oposición.

AMBIENTE IRRESPORABLE EN LA BANCADA SOCIALISTA

Mientras tanto el ambiente entre los concejales socialistas es irrespirable. Nadie sabe qué va a ser de su futuro y su portavoz actual, Mar Espinar, esta noqueada. En el último Pleno del Ayuntamiento de Madrid ni siquiera la dejaron interpelar al alcalde y su papel es meramente testimonial. «Está muerta», aseguran en su entorno, «todos los saben», el problema es que ni si quiera sus compañeros se molestan en disimularlo. Confía en que le encuentren un hueco en la lista autonómica para ser diputada en el mermado grupo del PSOE en la Asamblea de Madrid.

Una vez más el PSOE se enreda con su cabeza de lista, aunque hay en ciertos círculos de poder donde se asegura que va a ser una revelación y que, si la campaña se hace bien, Reyes Maroto no solo le va a dar un susto a Mas Madrid relevándole como primera fuerza progresista, sino que lo mismo los astros se alinean, la suma da y Madrid se despierta el último lunes de mayo con la primera alcaldesa socialista. Sin duda, habrá que esperar hasta el último día una campaña que se antoja complicada donde habrá puñaladas, ajustes de cuentas y bronca asegurada.

De momento las encuestas señalan sin dudas la victoria de la lista que encabezará el alcalde, José Luis Martínez-Almeida. La duda es la ventaja que logrará sobre las demás opciones, sobre todo teniendo en cuenta la decisión final al respecto que tome Begoña Villacís, vicealcaldesa y líder de Ciudadanos en Madrid.

Lo mismo sucede en la izquierda, donde se teme también la atomización del voto. Más Madrid llevará como candidata a Rita Maestre, y se da por seguro que los concejales ‘carmenistas’ díscolos, Recupera Madrid, van a estar en la línea de salida, aunque ningún sondeo les de posibilidades de sacar concejales. El otro conflicto es el de Podemos y Más Madrid y el embrión de partido de Yolanda Díaz. Si la lista única de las tres tendencias políticas es única (Rita Maestre), las opciones de la izquierda ganan enteros. Pero en una lucha cainita como la que se viven entre Yolanda Díaz, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, todo es posible, incluso un tiro en el pie