jueves, 30 mayo 2024

Yolanda Díaz desplaza un Falcon a Brasil para ir un día antes que el Rey y Albares

Yolanda Díaz decidió asistir a la toma de posesión de Lula da Silva como nuevo presidente Brasil, un movimiento que se enmarca en su intento de captar agenda internacional latinoamericana para desplazar a Podemos como actor político en la zona. Su desplazamiento al margen del traslado oficial de la representación española que encabezaba el rey Felipe VI supuso el despliegue de un avión Falcon del Grupo 45, con su correspondiente tripulación del Ejército del Aire.

La cabeza de la representación estaba a cargo del Rey Felipe VI y el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares. El Rey y el Albares se trasladaron a Brasil en uno de los dos Airbus 310 que el Ejército del Aire tiene asignados para el traslado de autoridades. Se trata de un aparato del Grupo 45, con capacidad para 240 pasajeros repartidos en dos clases, con un espacio privado para las autoridades. El deseo de la vicepresidenta Yolanda Díaz de adelantarse al Rey y pasar por tanto la Nochevieja en Brasil, supuso desplazar otra aeronave militar, con sus correspondientes tripulaciones, con un gasto estimado por MONCLOA.COM no inferior a 100.000 euros, entre costes de combustible y de personal.

Como justificación de esta decisión, según detalla la agenda publicada en la página de su departamento así como la de La Moncloa, la vicepresidenta acudió a varios compromisos que se llevaron a cabo durante el día 31 de diciembre de 2022. Al día siguiente, Yolanda Díaz se unió a la Delegación oficial que presidía el rey y asistió con ella a la sesión solemne de toma de posesión del presidente de la República de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Díaz, al contrario de lo que hizo el ministro José Manuel Albares, mantuvo una agenda privada de entrevistas, al margen de la Delegación oficial. Se reunió con distintos de los nuevos ministros de este nuevo mandatario, entre ellos el ministro de Trabajo designado del Gobierno de Brasil, Luiz Marinho; la ministra de Igualdad Racial designada del Gobierno de Brasil, Anielle Franco. La política aprovechó para visitar el proyecto de Economía Social ‘Armazem do Campo’ del Movimiento de los Trabajadores rurales sin Tierra (MST) y Mundukide.

EL VIAJE EN SOLITARIO DE YOLANDA DÍAZ HA SUPUESTO TODO UN DESPILFARRO PARA LAS ARCAS DEL ESTADO

Los deseos de la vicepresidenta Yolanda Díaz, en plena carrera para montar su propia plataforma electoral, no fueron gratis para los contribuyentes españoles. Cada viaje en este avión de corte ejecutivo con capacidad para 19 pasajeros supone un coste de 5.600 euros por hora solo en combustible. Dado que el traslado desde España a Brasil dura entre 12 y 13 horas, el coste que ha supuesto el traslado de la ministra asciende a un mínimo de 67.000 euros aproximadamente solo en queroseno Jet A1. Sin embargo, a esta cifra es necesario añadir también el coste del personal del avión y las dietas que supone este traslado. Podemos, el partido por el que Yolanda Díaz está en el Gobierno, es sumamente crítico con las emisiones a la atmósfera de los motores de los aviones.

Además, adelantar el viaje y sumar un día más en el país brasileño supone cargar también a las arcas públicas los gastos en Brasil tanto de la ministra como de todo el personal de vuelo y todo su equipo del Ministerio de Trabajo. Por otra parte, es necesario tener en cuenta las tasas de aterrizarse y así como el coste de mantener estacionado el avión en el hangar.

EL FALCON HA SIDO EL TRANSPORTE FAVORITO DE YOLANDA DÍAZ EN 2022

Que Yolanda Díaz utilice el Falcon para llevar a cabo distintos viajes internacionales y estrechar lazos con distintos presidentes, así como con personalidades de relevancia en la esfera mundial es algo bien sabido. Roma, Argentina, Uruguay, Chile, México o Brasil han sido algunos de los viajes que la titular de Trabajo ha llevado a cabo durante el año 2022. Al inicio de este ejercicio decidió trasladarse a la ciudad eterna para mantener un encuentro con el Papa, con quien se ha reunido hasta en tres ocasiones y todo parece indicar a que el motivo es porque quiere ganarse al ala progresista de la Iglesia. Argentina es otros de los destinos a los que la ministra se ha trasladado, esta vez para apoyar a Cristina Kirchner tras ser condenada a seis años de prisión e inhabilitada de por vida para ejercer cargos públicos por corrupción.

Yolanda Díaz

Posteriormente, decidió viajar a Chile para reunirse con Gabriel Boric y a México para reunirse con los ministros de Andrés Manuel López Obrador y para asistir a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Y el último viaje que ha llevado a cabo ha sido a Brasil y todos y cada uno de ellos los ha realizado en el Falcon y como única autoridad en el vuelo, acompañada de su equipo de trabajo, a pesar de que en este último también se han trasladado al mismo destino y para asistir al mismo evento el Rey Felipe VI y el ministro de Asuntos Exteriores.

La líder de Sumar necesita el respaldo de estos mandatarios progresistas, estrechar lazos con ellos y poder reivindicar su posición internacional como líder de Sumar. Por este motivo, ha reunido con toda la esfera de presidentes de izquierda de Latinoamérica. Así, la vicepresidenta y ministra de Trabajo sabe que necesita mejorar su imagen como líder de Sumar a nivel internacional porque las elecciones generales están a la vuelta de la esquina y necesita todo el respaldo posible. Así, está aprovechando todas las oportunidades que se le presentan sobre la mesa para trasladarse a la otra punta del mapa, que no han sido pocas. Además, Brasil ha sido el punto álgido, dado que distintos mandatarios internacionales asistieron a la toma de posesión. Es decir, el escenario perfecto para llevar a cabo sus planes.

Los miembros del Gobierno pertenecientes a Podemos, pese a sus posiciones críticas con el uso de coches oficiales y a instituciones como las Fuerzas Armadas, no han mostrado ningún reparo a la hora de usar los medios del Estado para desplazarse. El verano pasado la polémica la protagonizó Irene Montero, al desplazarse a Nueva York, también con su equipo, en un Falco del Grupo 45 del Ejército del Aire y del Espacio. Esta unidad está ubicada en la base Aérea de Torrejón, a las afueras de Madrid, y está dedicada a dar servicio VIP a las autoridades del Estado en sus desplazamientos aéreos. Complementariamente el Ejército del Aire tiene otra unidad de transporte VIP, en este caso de helicópteros, basada en Cuatro Vientos (Madrid), dotada con aeronaves Súperpuma, que es a la que suele recurrir el presidente Pedro Sánchez en sus vuelos desde el Palacio de La Moncloa