sábado, 28 enero 2023 02:56

Leopoldo López aseguró que el fin del interinato de Juan Guaidó fue pactado por algunos líderes de la oposición

La debacle de la oposición venezolana, frente al régimen de Nicolás Maduro, no parece conseguir la vía para recuperar la democracia en el país suramericano, tras más de dos décadas de intentos fallidos, pero ha sido el fin del intento de gobierno de Juan Guaidó, que según el expreso político Leopoldo López, fue pactado por sus propios líderes, lo que ha terminado de hundir a las fuerzas que le hacen contrapeso al dictador venezolano.

Así lo señaló, en medio de unas declaraciones que ofreció a la Asociación de Prensa Extranjera de Venezuela, donde aseguró que algunos líderes de la oposición habían pactado con Nicolás Maduro el fin del gobierno interino de Juan Guaidó y señaló entre los responsables a Julio Borges, quien tuvo el cargo de canciller dentro del interinato y que ahora está refugiado en España, tras el restablecimiento de las relaciones entre la dictadura venezolana y el Gobierno colombiano, con la llegada del exguerrillero Gustavo Petro al poder.

«Tenía Juan Guaidó un representante en el exterior, un canciller, Julio Borges, que durante años, mantuvo la posición, mantuvo una nomina grande de personas, de hecho fue el funcionario que manejó más recursos, por parte del gobierno interino, y desde el gobierno interino él saboteaba la estabilidad del presidente Guaidó. Hablaba con países, hablaba con cancilleres, hablaba con parlamentos, menospreciando la figura que él mismo estaba representando», señaló López en medio de esta entrevista que concedió a a Asociación de Prensa Extranjera de Venezuela.

Hay que recordar que López, quien fue ratificado como coordinador nacional del partido venezolano Voluntad Popular en julio de 2022, está en el exilio desde finales de 2020, cuando logró huir de Venezuela, donde estuvo preso durante cinco años (desde 2014 al 2019), hasta que finalmente, en un intento fallido de derrocar a la dictadura de Nicolás Maduro, en abril de 2019 se tuvo que refugiar en la residencia del embajador de España en Venezuela, donde estuvo hasta el momento que pudo escapar a España, donde ahora reside con su mujer y sus tres hijos.

En sus declaraciones, el político venezolano también hizo señalamientos contra otras figuras como los excandidatos presidenciales Henrique Capriles Radonski (del partido Primero Justicia) y a Manuel Rosales (del partido Un Nuevo Tiempo), a quienes señalo de estar poniendo en peligro la posibilidad de que en Venezuela se consiga una candidatura unitaria para enfrentarse a Nicolás Maduro en unas elecciones, a través de la celebración de unas elecciones primarias, pues aseguró que ambos políticos estaban forzando para que la candidatura se acordara por consenso.

Muchos han sido los políticos venezolanos que han criticado la posición de Leopoldo López de continuar inmiscuyéndose en los asuntos de Venezuela, desde «la comodidad» del exilio, y sus pretensiones de seguir liderando un partido político a distancia, cuando son otros los que se han mantenido en el país, tratando de hacerle frente a la dictadura de Nicolás Maduro, que está por arribar a los 10 años en el poder.

«Yo creo que las primarias están en pico’e zamuro (Buitres). Hay interesados en ser candidatos que no quieren primarias. No creo que Manuel Rosales quiera primarias, creo que Henrique Capriles tampoco quiere primarias. Creo que están interesados en que este proceso arrastre las piernas y se convierta en un hecho político el buscar un candidato por consenso, dijo López a los reporteros de la organización venezolana.

La caída de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela se produjo el pasado 30 de diciembre de 2022, después que un grupo de diputados de la Asamblea Nacional solicitaran una modificación del estatuto de transición que habían acordado en 2019, cuando se hizo la designación tras las elecciones fraudulentas celebradas por el chavismo, en las que dieron como ganador a Nicolás Maduro. Hay que recordar que la presidencia interina de Juan Guaidó fue reconocida por al menos 52 países, entre ellos España.

Julio Borges, el político al que hizo referencia Leopoldo López, actualmente vive en la ciudad de Valencia junto a su familia. El excanciller del interinato había decidido separarse del este movimiento político y de todo lo que guarda relación con el movimiento que originó Juan Guaidó y su reconocimiento como presidente interino de Venezuela a finales de 2019, pero se había mantenido en Colombia hasta que con la legada de Gustavo Petro al poder y las intenciones de la dictadura de Nicolás Maduro de solicitar su extradición, por su presunta vinculación con el supuesto atentado cometido contra el dictador venezolano, mediante el uso de un par de drones cargados de explosivo, lo hicieron huir hacia España, donde se ha mantenido bajo perfil.

Hace días, justo después que la oposición anunciara el fin del interinato de Juan Guaidó, Leopoldo López tuvo un gesto de mea culpa a través de twitter, donde reconoció que la oposición venezolana había cometido errores, pero que nunca antes se había estado tan cerca de lograr la salida de Nicolás Maduro del poder en Venezuela.