viernes, 27 enero 2023 12:39

Carmen Calvo se «echa en brazos» de Juan Lobato para tratar de reciclarse en el PSOE de Madrid

Carmen Calvo lleva mucho tiempo alejada de la primera línea política y está buscando la forma de reciclarse para volver a estar al pie del cañón. Desde que Pedro Sánchez decidió llevar a cabo la crisis de Gobierno de Gobierno, la diputada y presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados ha ido perdiendo fuerza mediática día tras día hasta quedar relegada a una posición olvidada. Sin embargo, parece que ahora ha decidido que con las elecciones a la vuelta de la esquina es el momento de volver a ponerse delante de los focos y ha decidido que el PSOE de Madrid puede ser una buena opción para reciclarse. Así, ha decidido comenzar a acudir a los actos de líder socialista, Juan Lobato. Carmen Calvo parece que quiere volver a contar con un papel relevante dentro de las filas del PSOE, aunque sea en el regional.

Durante este lunes, Juan Lobato ha decidido abrir el nuevo curso con una noticia, la propuesta de Llanos Castellanos como número dos del PSOE para las próximas elecciones de mayo. El político ha propuesto también un Gobierno que le «haga la vida más fácil» a los madrileños para conseguir el cambio político en Madrid. En concreto, que se lo ponga fácil en materia de sanidad, vivienda, transporte público y los que tienen más de 65 años y los jóvenes. El líder del PSOE de Madrid ha decidido que es necesario activar el «modo campaña electoral» para ganarse el voto de los ciudadanos de la capital. Sin embargo, lo que sorprende de esta cuestión no es que Juan Lobato esté trabajo el favor de los comicios de mayo, sino la persona que se encuentra acompañándole.

carmen calvo 1 Moncloa

Que Carmen Calvo haya acudido a este acto junto a Juan Lobato es una cuestión llamativa. El PSOE de Madrid acusa su presencia, según ha expresado a MONCLOA.com, a su condición de diputada por Madrid. Sin embargo, todo parece apuntar a que está cansada de permanecer en la sombra sin más aspiraciones que acudir a algún evento o acto en materia de Igualdad. Necesita volver a bajar al barro, a ponerse delante de los focos y volver a la primera línea mediática. Y, dado que sabe que en el PSOE nacional ya no hay hueco para ella, porque le han cerrado la puerta, ha decidido buscar alternativas y la formación regional podría ser una opción para conseguir sus aspiraciones y reciclarse a nivel político.

CARMEN CALVO SE HA COLADO EN UN ACTO DE JUAN LOBATO

Y es que, la diputada quedó fuera de la primera línea política en verano de 2021. En ese momento, pasó de vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática a diputada y presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados. Y no solo eso, sino que además le han vetado ciertos temas desde Ferraz. En concreto, Carmen Calvo no puede ahondar en el cisma LGTBI que rompe al PSOE. Se trata de un tema que avisa la división interna del partido y que intentan tocar lo menos posible, dado que saben que en el PSOE hay dos sensibilidades muy marcadas respecto al mundo LGTBI.  Las pocas veces que Carmen Calvo ha abierto la boca, se ha puesto a buena parte del colectivo LGTBI socialista en contra. Y cuando Carmen ha querido algo del partido, no ha tenido más que lanzar en los medios un mensaje que en el PSOE entendieron muy bien.

Ante estos constantes intentos de separar a la formación en materia LGTBI, la idea que se le ha ocurrido al Gobierno que dirige Pedro Sánchez es colocar de vocal a Carmen Calvo en el Real Patronato del Museo Nacional del Prado. Un simple pago más para que no siga amenazando con abrir un cisma interno, una estrategia que la política utiliza para mantenerse a flote en puestos que poco o nada tienen que ver con su preparación.

EL GOBIERNO PAGA LAS FACTURAS DE CARMEN CALVO PARA QUE NO REVOLUCIONE AL SECTOR LGTBI DEL PSOE

El Gobierno aún paga las facturas pendientes a Carmen Calvo, exvicepresidenta del Gobierno, porque quieren que no ahonde en el cisma LGTBI que rompe el PSOE. El último «pago» a la socialista ha sido colocarla como vocal del Real Patronato del Museo Nacional del Prado. Fuentes del partido dejan claro que la idea es la controlar a una exvicepresidenta que se ha convertido en un problema para la formación en algunas cuestiones clave, especialmente en todo lo que tenga que ver con el colectivo LGTBI y con el rumbo que el PSOE debe tomar en este aspecto. Los constantes pagos a Calvo cansan a algunos socialistas que han expresado sus quejas a nivel interno, pero el Gobierno no tiene intención de dejarla caer o de quitarle los escoltas. La idea es que todo siga igual.