miércoles, 29 mayo 2024

Los controladores aéreos sobre el terreno del Ejército, la unidad de la que nadie se acuerda

El Ministerio de Defensa, capitaneado por Margarita Robles, cuenta diferentes unidad para llevar a cabo las misiones y servicios, sin embargo no todas tienen la misma publicidad ni son tratados de igual forma de cara a la galería. En concreto, los controladores aéreos sobre el terreno del Ejército del Aire y del Espacio desempeñan un trabajo fundamental para permitir el control y comunicación con los operadores aéreos, así como de mando. De esta forma, las operaciones que se lleven a cabo en el ámbito aéreo necesitan de estos militares para poder llevarse a cabo y que todo salga correctamente. El problema es que cuando se trata de realizar uno reconocimiento por las misiones, servicios y operaciones desempeñados por esta unidad la cosa cambia y todo es secretismo y medalla concedidas sin ningún tipo de publicidad ni promoción. Esto ha llevado a que los controladores aéreos sean una de las unidades más desconocidas dentro de la estructuras del Ejército.

Los controladores aéreos sobre el terreno llevan a cabo la vigilancia y control del espacio aéreo de soberanía nacional, una misión que lleva a cabo todos los días del año, donde realizan labores de vigilancia, detección, identificación y clasificación de los objetos aéreos que penetran en él. En materia militar, esta unidad es la responsable de llevar a cabo la misma labora dentro de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, la cual es la encargada de desplegar y operar los medios de mando, control y comunicaciones necesarios para apoyar en todas las operaciones aéreas que se lleven a cabo. En concreto sus principales funciones son las de desplegar y operar en el centro de operaciones aéreas, control aéreos, operaciones de base aérea y radar de defensa aérea.

controladores aereos 1 Moncloa

Estos militares desempeñan una labor fundamental para garantizar el correcto tránsito aéreo de las aeronaves militares españolas que sobrevuelan los cielos tanto españoles como extranjeros ya sea de una base a otra en materia de entrenamientos o en misión oficial. Desde el terreno se encargan de comunicar las informaciones y los datos necesarios a los militares que se encuentran en pilotando las naves del Ejército. Por lo que su función resulta clave. Sin embargo, no cuentan con ningún tipo de publicidad y de cara a la población esta unidad resulta totalmente desconocida. Y no solo eso, sino que los propios miembros del Gobierno, en más de una ocasión, han dado la espalda a este grupo.

Y es que, dentro de las estructuras que componen los distintos Ejércitos españoles, pocos conocen las unidades que las forman, a excepción de una. La Unidad Militar de Emergencias (UME) es de los poco grupos militares que los ciudadanos conocen y todo por la publicidad y las labores y funciones que desempeñan. Se trata de una unidad que ha estado presente en uno de los peores momentos que han vivido la población, en la pandemia. Durante la crisis sanitaria, la UME desplegó tanto personal como medios con el fin de contribuir a la contención de los contagios por coronavirus durante los peores momentos. La ‘Operación Balmis’ desplegó miles de efectivos repartidos en 172 ciudades de todas España para combatir el virus

La UME también estuvo presente cuando se produjo la nevada de ‘Filomena’ que dejó incomunicada a ciertas ciudades españolas, entre ellas Madrid que fue de las más afectadas. Los militares de dicha unidad contribuyeron a retirar de las principales calles la nieve, para permitir de la circulación de los vehículos. Además, durante el pasado verano, el cual ha estado marcado por los incendios que han afectado a gran parte de los bosques españoles, la UME llevó a cabo misiones para evitar la expansión del fuego y tratar de contener las llamas. Así, esta unidad se ha configurado como una de las más conocidas del Ejército. A diferencia de los controladores aéreos sobre el terreno los cuales no cuentan con gran visibilidad en la población ni tampoco cuentan con el respaldo del muchos políticos. En concreto, el expresidente del Gobierno José María Aznar protagonizó un desprecio a esta undiad.

JOSÉ MARÍA AZNAR HIZO UN DESPRECIO A LOS CONTROLADORES AÉREOS

La batalla de Perejil, que enfrentó a Marruecos y España, tuvo lugar en el año 2022, donde participaron miles de soldados españoles. El conflicto se produjo por la ocupación marroquí de dicho islote, que tras días de contactos y reuniones diplomáticos se negaron a retirar los patrulleros marinos del territorio. Así, España pasó a la ofensiva, cuyo movimiento decisivo se produjo con la operación aérea desplegada por el ejército español para recuperar Perejil. Una misión en la que desempeñaron un papel decisivos los controladores aéreos militares que llevaron a cabo su labor desde el terreno. Tras la contienda, el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar otorgó una medallas conmemorativas a todos los participantes en el conflicto. Sin embargo, en el caso de los controladores aéreos sobre el terreno, pertenecientes al Ejército del Aire y del Espacio, esta entrega se llevó a cabo a puerta cerrada sin ningún tipo de publicidad ni reconocimiento.