Cómo hacer pasta fresca a mano con solo 4 ingredientes

La pasta es un plato que siempre gusta a todo el mundo. Además, es uno de esos recursos que son salvan de muchos apuros. Unos macarrones con tomate y queso, una ensalada de pasta y hortalizas, unos espaguetis con salsa pesto, son platos sencillos que nos resuelven varios menús semanales. Sin duda es uno de los ingredientes más versátiles que tenemos en la cocina. Además, existen un monto de variedades de pasta: macarrones, lazos, espirales, tortellini, tallarines, espagueti, etc., así que podemos ir variando y no repetir plato en mucho tiempo.

PASTA FRESCA: MÁS FÁCIL DE LO QUE PIENSAS

pasta 4 Moncloa

Sin embargo, a las variedades de pasta seca hay que sumarle una de las verdaderas maravillas de esta creación de la gastronomía italiana. Nos referimos a la pasta fresca. Este tipo de pasta se caracteriza porque se amasa, se estira, se plancha, se corta y se cuece, y después, en vez de deshidratarse, se conserva húmeda y tierna. Más tarde solo hay que cocinarla apenas un minuto para disfrutar de un sabor y una textura espectaculares. Si no te has planteado nunca hacer pasta fresca en casa, este es momento. Es mucho más fácil de lo que crees.