jueves, 30 mayo 2024

Podemos rechazó «de plano» incluir las granjas peleteras en la Ley de Bienestar Animal

Las granjas peleteras se suman a la lista de animales y actividades que se quedan fuera de la Ley de Bienestar Animal, todo ello mientras en Unidas Podemos se dan palmadas en la espalda al ver como su iniciativa va superando las distintas fases antes de su entrada en vigor. El problema es que cada vez son más las asociaciones que están cargando contra la formación morada, quienes ahora han puesto el foco en las granjas peleteras. Una cuestión que ha vuelto a ponerse sobre la mesa después de que el Gobierno haya decidido invertir 241.273 euros para analizar estas granjas en referencia a brotes de gripe aviar y Covid-19. Y es que, estos grupos animalistas han vuelto a criticar la normativa elaborada por las filas de Unidas Podemos y en concreto por Sergio García Torres. Además, destacan que el problema viene de inicio de inicio al rechazar incluir las granjas peleteras en la normativa animal.

Antes de que fuera aprobada por el Consejo de Ministros, la Ley de Bienestar Animal ya había recibido oleadas de criticas por parte de diversos partido políticos así como muchas asociaciones animalistas. Los ataques se centraban principalmente en que la normativa no iba a incluir a los perros de caza, es decir, que decir les deja totalmente desamparados. Tras ello, han sido muchos los animales que han sido excluidos de la ley, entre los que se encuentran las granjas peleteras y todo ello a pesar que de la Fundación Franz Weber y varios partidos políticos trataron de que Unidas Podemos incluyera esta actividad en su normativa, pero sin éxito.

LA FUNDACIÓN PRESENTÓ ENMIENDAS EN EL CONGRESO Y EN EL SENADO, PERO FUERON RECHAZADAS

El problema es que esta iniciativa fue rechazada prácticamente desde el inicio de la tramitación parlamentaria, según ha explicado la Fundación Franz Weber a MONCLOA.com, quienes, además, han añadido que lograron presentar una enmienda relativa a la prohibición durante su tramitación en el Congreso, así como cuando posteriormente pasó al Senado. Sin embargo, las dos iniciativas presentadas fueron rechazadas. La propuesta de la Fundación era llevar a cabo un procedimiento de reconversión, apoyado por el Estado, para que las empresas puedan transformarse y adaptarse a otras actividades económicas y que las plantillas reciban soporte para su reciclaje profesional. A ello se suma también la última inversión que ha llevado a cabo el Gobierno respecto a las granjas peleteras.

La Fundación Franz Weber ha denunciado que el Gobierno que dirige Pedro Sánchez ha gastado recientemente un total de 241.273 euros en concepto de «análisis laboratoriales para la monitorización de las granjas y detección de sendos virus», en concreto para los brotes de coronavirus y gripe aviar que han sido localizados en muchas de las instalaciones que albergan visones americanos. En este sentido, la fundación ha calificado este movimiento económico como una «subvención encubierta al lobby peletero», dado que han facilitado a través de los fondos públicos tareas que, según explican, deberían corresponder a las mismas empresas que son «incapaces» de evitar la fuga de visones, el impacto sobre la biodiversidad autóctona y diversos brotes víricos.

Así, las asociaciones animalistas han explicado que consideran que este dinero debería ser empleado en los programas de reconversión de las granjas. Una movimiento que están llevando a cabo diversos países europeos durante los últimos años, como es el caso de Estonia, Dinamarca, Noruega o Irlanda. El problema es que, critican desde la fundación, estas granjas se encuentran excluidas de la normativa a pesar de los esfuerzos que han hecho para que no sea así. A la Fundación se sumaron también distintos partidos políticos quienes presentaron enmiendas para que la Ley prohíba las granjas peleteras.

ALGUNOS PARTIDO PRESENTARON ENMIENDAS PARA INCLUIR LAS GRANJAS PELETERAS EN LA LEY DE PODEMOS

Juan López de Uralde no duda en defender los derechos de los animales. Y esto es lo que lleva tiempo haciendo contra una serie de medidas que considera necesarias erradicar. La última ha sido las granjas peleteras donde ha puesto el foco y está trabajando para intentar acabar con ellas. Así, los diputados Juan López de Uralde y Sofía Castañón, de Unidas Podemos se han unido a la Fundación Franz Weber por esta cuestión. Además, han mantenido un encuentro para tratar de abordar el Proyecto de Ley de Protección de los Animales y las carencias que, ha juicio tanto de los políticos como la organización, tiene esta normativa. Y es que, este tipo de granjas llevan a cabo unas prácticas que atentan contra los derechos de los animales y realizan actividades que suponen un maltrato para ello. Por eso, Juan López de Uralde, desde Alianza Verde, se ha puesto manos a la obra y está luchando por acabar con estos establecimientos. Además, también está tratando de meter mano a la enmienda presentada por el PSOE para sacar la caza de la ley de Protección Animal.