martes, 25 junio 2024

La letra pequeña del 28M: De la jubilación de Revilla al pactómetro navarro

España se tiñó este domingo de azul y Alberto Núñez Feijóo mira a La Moncloa tras el triunfo absolutísimo del Partido Popular, que gobernará la mayoría de las principales ciudades y la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares, Cantabria, La Rioj o Extremadura.

Los socialistas, por contra, solo podrían salvar Castilla-La Mancha, Navarra y Asturias si Adrián Barbón pacta con Convocatoria por Asturias (pacto de Izquierda Unida y Más País) y Podemos, que superarían al bloque conservador integrado por el PP, Vox y Foro Asturias.

LA LETRA PEQUEÑA DE REVILLA

Especialmente llamativa fue la debacle de Miguel Ángel Revilla, que achacó el desplome del Partido Regionalista de Cantabria hasta la tercera posición al ser las autonómicas una especie de primera vuelta de las próximas generales.

«Las mareas son imparables y son bastantes parecidas en todos los lugares. Se ha hecho de esta campaña un adelanto de las generales, y eso te lleva por delante», señaló Revilla, cariacontecido tras los discretos resultados regionalistas.

EL PACTÓMETRO NAVARRO

Navarra es una de las escasas comunidades que puede retener el PSOE si renueva sus pactos con Geroa Bai y la nueva coalición Contigo Navarra-Zurekin Nafarroa, que agrupa a Podemos, Izquierda Unida, Batzarre e independientes. UPN, tras romper su pacto con el PP, volvió a ganar de la mano de Javier Esparza, que solo podría alcanzar la presidencia si consigue un acuerdo con los socialistas.

Los populares, por su parte, regresan al parlamento navarro más débil que lo que se le presumía. También habrá que esperar a pactos en Pamplona, que podría estar gobernada por Cristina Ibarrola de UPN tras liderar la lista más votada.

EH Bildu, de la mano del exalcalde Joseba Asiron, se quedó cerca del triunfo y solo recuperará el poder si alcanza un improbable acuerdo con el PSN-PSOE.

DEBACLE DE ERC Y BUENOS NÚMEROS PARA VOX

Uno de los escasos dirigentes que tiró de autocrítica fue Oriol Junqueras, molesto por los pobres resultados de ERC: «No hemos sabido movilizar. No son los resultados que desearíamos y nos gustaría que fueran mejores y nos alejan del objetivo de la independencia», aseguró.

Vox, por contra, entrará en varios gobiernos regionales como muleta del Partido Popular al que ya no aspiran a sustituir. El secretario general Ignacio Garriga asegura que su partido «va a ser decisivo para desalojar a la izquierda de numerosos ayuntamientos y muchas comunidades autónomas».

DESPLOME DE PODEMOS Y DECEPCIÓN PARA LOS ALIADOS DE SUMAR

A la izquierda del PSOE hay poco que celebrar. Podemos se hunde en la Comunidad de Madrid, ya que se queda fuera de la Asamblea, y no consigue representación en el Ayuntamiento de la capital del Estado. Además, pierde pie en les Corts, ya que se queda fuera del Parlamento de la Comunidad Valenciana, y también saldrá de los gobiernos regionales de La Rioja, Aragón o Canarias.

Solo en Navarra y Asturias podría haber presencia morada en los ejecutivos autonómicos. El yolandismo tampoco está para tirar cohetes aunque Más Madrid mantiene el segundo puesto en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Compromís, por su parte, pierde Valencia y cae a nivel autonómico, por lo cual no tiene opciones de revalidar el Pacto del Botánico.