Tips para sobrevivir a las vacaciones sin que te cueste el divorcio

Tras los periodos de vacaciones, especialmente después de las vacaciones de verano, se suele observar un aumento significativo en los casos de divorcio y separaciones. Los despachos de abogados registran un incremento notable en las consultas relacionadas con problemas matrimoniales durante el mes de septiembre.

Muchas de estas consultas terminan en una ruptura de pareja, ya sea de manera temporal o definitiva. Y es que las vacaciones, a pesar de ser un momento para el descanso y la diversión, también pueden poner a prueba las relaciones, y revelar tensiones y problemas subyacentes en la pareja.

POR QUÉ EL VERANO PROVOCA MÁS DIVORCIOS

discusion coche Moncloa

El verano se convierte en un momento propicio para el aumento de divorcios y separaciones debido a varios factores. Después de un largo período de tiempo en el que la rutina ha dominado nuestras vidas, el verano nos brinda la oportunidad de detenernos, reflexionar y hacer balance de nuestras relaciones. Sin las distracciones habituales de la rutina diaria, nos encontramos cara a cara con la realidad de nuestra vida en pareja.

Durante el verano, estamos más tiempo juntos y no podemos evitar convivir estrechamente. El trabajo no mantiene nuestra cabeza ocupada y las responsabilidades diarias pierden su urgencia. Esto puede llevar a una mayor reflexión sobre nuestra relación y a veces nos damos cuenta de que no estamos satisfechos con lo que vemos en nuestra pareja.