Intolerancia a la lactosa , la última ¿moda? de la alimentación

Cada vez hay más gente que resulta ser intolerante a la lactosa. Hace décadas esto era prácticamente imprescindible. Pero ¿Qué es la intolerancia a la lactosa? ¿Quiénes la padecen? ¿Es algo grave que penaliza nuestra vida cotidiana? ¿Se trata de una moda de la nueva nutrición? Destripamos todo sobre la intolerancia a la lactosa

Alergias e Intolerancias Alimentarias: ¿Cuál es la Diferencia?

quesos lactosa Moncloa

Para muchas personas, el término «alergia alimentaria» se utiliza indistintamente con «intolerancia alimentaria». Aunque ambos términos se refieren a reacciones adversas a los alimentos, en realidad son dos afecciones distintas con causas y síntomas diferentes. Al comprender la diferencia entre alergias e intolerancias alimenticias, puedes obtener una mejor idea de cómo manejar estos problemas de salud comunes y cotidianos.

Las alergias alimentarias son respuestas inmunitarias que se producen cuando el cuerpo confunde una proteína alimentaria inofensiva con un peligro y reacciona en consecuencia. Los síntomas pueden variar en gravedad desde algo tan leve como una erupción cutánea hasta algo tan grave como un shock anafiláxico que amenaza la vida. Algunos de los alérgenos alimentarios más comunes son el maní, los mariscos, la leche, los huevos y el trigo. Una respuesta alérgica suele suceder poco después de haber consumido el alimento y puede afectar a diferentes sistemas del cuerpo, incluyendo la piel, el sistema cardiovascular, el tracto gastrointestinal y el sistema respiratorio.

La intolerancia alimentaria, por otro lado, es una respuesta adversa a un alimento que no involucra al sistema inmunológico. En lugar de eso, implica la incapacidad del cuerpo para digerir ciertas sustancias, lo que se denomina intolerancia digestiva, o una reacción a ciertas sustancias presentes en los alimentos, conocida como intolerancia química. Las intolerancias alimentarias más conocidas incluyen la intolerancia a la lactosa y a la fructosa, aunque también existen intolerancias químicas como las reacciones adversas a aditivos alimentarios como los colorantes y los conservantes. Los síntomas suelen limitarse al sistema digestivo y pueden incluir hinchazón, dolor estomacal, diarrea y gases.

¿Cómo dividir la línea entre alergias e intolerancias? Para las personas que sospechan que pueden tener una alergia o intolerancia alimentaria, el primer paso suele ser llevar un diario de alimentos y síntomas para identificar cualquier correlación entre ciertos alimentos y la aparición de síntomas. Luego, un médico o alergólogo puede realizar pruebas más específicas para confirmar una alergia o intolerancia alimentaria.

Las pruebas de alergias alimentarias suelen incluir pruebas cutáneas (donde se aplica el alérgeno en la piel y se observa cualquier reacción) y análisis de sangre para medir el nivel de ciertos anticuerpos. Por otro lado, las intolerancias alimentarias suelen diagnosticarse a partir de la historia clínica del paciente, la eliminación dietética y las pruebas de provocación.

Es importante recordar que si sospechas que tienes una alergia o intolerancia alimentaria, debes buscar la ayuda de un profesional de la salud. La automedicación o el autodiagnóstico pueden llevar a problemas de salud innecesarios y pueden empeorar la condición. Al trabajar con un médico o dietista, puedes identificar y tratar correctamente cualquier alergia o intolerancia alimentaria y aprender a manejar tus dietas y tus elecciones de alimentos de manera segura y saludable para que puedas disfrutar de comer sin tener que preocuparte por las reacciones adversas.