lunes, 27 mayo 2024

El PSOE legitima a Puigdemont y moviliza al constitucionalismo catalán

El PSOE legitima públicamente a Carles Puigdemont por primera vez desde su huida a Waterloo (Bélgica). Han pasado seis años y dos días desde que el prófugo líder de Junts abandonó España a bordo del maletero de un vehículo conducido por un agente de los Mossos d’Esquadra y desde ese 28 de octubre, Puigdemont dejó de tener legitimidad no solo en Cataluña, sino también para todo el arco parlamentario constitucionalista. De hecho, tras las elecciones de 2019, los socialistas crearon un cordón sanitario contra Junts por no abandonar la vía unilateral.

Ahora, en plena necesidad de apoyos para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, el número 3 del PSOE, Santos Cerdán, complace de nuevo a Puigdemont en el mismísimo Parlamento Europeo, bajo un cuadro con una gran fotografía de un tumulto de independentistas portando una de las urnas del referéndum del 1-O. El PSOE se ha cuidado y mucho de mostrar la imagen que preside el despacho de Junts en la Institución de Bruselas, pero debido a su gran tamaño se muestran algunos detalles que la hacen inconfundible.

EL PSOE USA EL LENGUAJE INDEPENDENTISTA CON PUIGDEMONT

Cerdán ha mostrado todo su respeto con el «president» Puigdemont, utilizando la misma terminología que usan los nacionalistas e independentistas para referirse al líder de Junts. Se trata de un nuevo cambio de opinión, toda vez que el PSOE se ha referido al residente en Waterloo como un «ciudadano fugado» e incluso pedido su pronta entrada en prisión tras pasar por los tribunales. De hecho, las palabras más gruesas llegaban desde la parte socialista catalana, encarnada por Salvador Illa.

Cerdán ha mostrado todo su respeto con el President Puigdemont, utilizando la misma terminología que usan los nacionalistas

Ahora, Puigdemont vuelve a tener la legitimidad de antes de los ‘Hechos de Septiembre’, cuando se aprobaron el 6 y el 7 de aquel mes de 2017 las denominadas leyes de desconexión, el principal paso que abría la puerta al caos del referéndum, la salida de empresas, ruptura de familias y la proclamación de la independencia de tan solo ocho segundos.

A raíz de aquello, el Estado respondió con toda la maquinaria disponible, como la aplicación del 155 de la Constitución y la actuación por orden judicial de 10.000 policías y guardias civiles para impedir la votación. Fue entonces cuando se frenó en seco al movimiento independentista, que volvió a activarse tras la sentencia del caso, con condenas de prisión e inhabilitación.

LA AMNISTÍA PARA ROMPER EL CORDÓN SANITARIO DEL PSOE

Todo aquello quiere borrarse ahora con una ley de amnistía con encaje constitucional, pero sin argumentar aún el para qué y por qué se hará. Esos son los puntos que tendrán que discutirse debido a que el PSOE hasta ahora ha mostrado su necesidad de obtener los siete votos de Junts y mantener el poder de La Moncloa.

Asimismo, este nuevo capítulo del PSOE de Pedro Sánchez en la negociación de la investidura de la amnistía se produce tras la legitimación del indultado Oriol Junqueras, líder de ERC, a quien el presidente del Gobierno en funciones llamó por teléfono durante su reunión con Gabriel Rufián, portavoz de los republicanos en el Congreso; y también de Bildu, con un encuentro con los líderes de la formación que tuvo lugar en la Cámara Baja.

Carles Puigdemont posa con la polémica imagen de la urna del 1-O en el mismo despacho donde se ha reunido con Santos Cerdán
Carles Puigdemont posa con la polémica imagen de la urna del 1-O en el mismo despacho donde se ha reunido con Santos Cerdán

La reunión ha tenido importantes actores, como Jordi Turull, quien tuvo un encuentro muy criticado en septiembre con el ‘popular’ Esteban González Pons; Iratxe García-Pérez, presidenta del PSOE en la Eurocámara; y el jefe de la Delegación socialista, Javier Moreno. La foto se produce, además, en la víspera del histórico acto de la jura de la Constitución de la princesa Leonor en el Congreso este mismo martes.

Esta imagen muestra un antes y después del PSOE, toda vez que la negociación con Junts se ha llevado a cabo bajo un absoluto secretismo, aunque hace once días este medio adelantaba que el pacto de los socialistas con Puigdemont estaba «cada vez más cerca». Ninguno de los dos puede ceder ya en la negociación para sellar un acuerdo.

EL PSOE TENDRÁ QUE CERRAR LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

La instantánea pesa y mucho para ambos y muestra, además, que los últimos flecos se han cerrado con éxito en una semana crucial no solo para Pedro Sánchez, sino también para el PSOE, que se juega su único altavoz tras perder numerosas autonomías en favor del PP de Núñez Feijóo.

Los socialistas materializan así uno de los deseos de Puigdemont, quien exigió la foto con ministros del Gobierno o como mínimo con Sánchez o Félix Bolaños, ministro de Presidencia. Todo ello, tras renegar del líder de Junts durante largos meses en la última legislatura, pero la necesidad aprieta. En Junts, la foto también es muy incómoda, pero los independentistas muestran así una negociación de tú a tú con el Estado, sentando las bases para una nueva declaración unilateral de independencia.

Y no, no hay que equivocarse con los irredentos separatistas. Su objetivo es único y los medios para conseguirlo son varios, desde un referéndum pactado con el Estado a una vía similar a la vista en 2017, pero esta vez se parte con mayor ventaja: no existe el delito de rebelión y la malversación se ha reducido.

PUIGDEMONT NO CEDE EN LA VÍA UNILATERAL

Por tanto, el propio Estado que preparó toda la maquinaria para encerrarles ha hecho huelga de brazos caídos y bajado las armas para frenar un nuevo intento de alcanzar la ruptura con el resto de España lo antes posible.

Asimismo y al contrario que el pacto entre PSOE y Sumar, cada partido ha emitido el mismo comunicado, pero con un matiz muy importante al omitir el logotipo del otro. Eso sí, el encuentro se ha producido con cordialidad y significa un avance más en la negociación, que aún no termina de cerrarse a falta de conocer definitivamente cómo encajará Cataluña en el nuevo sistema de financiación. Eso sí, en próximos días continuarán las negociaciones, pero el pacto se dará a conocer después de la jura de la Constitución de Leonor.

Santos Cerdán tendrá ahora que lidiar con esta dura hemeroteca, más cuando Pedro Sánchez no ha asumido el liderazgo en la parte más oscura de la negociación. Legitimar a un indultado como Junqueras fue el primer paso, mientras que con Bildu habrá que hacerlo tarde o temprano con el candidato a Lehendakari, Arnaldo Otegi, cada vez más visible y con una mayor presencia en medios.

La nueva foto del PSOE, que envía a su número tres, con Puigdemont dista y mucho de la brecha creada por las imágenes de una sonriente Yolanda Díaz con el líder de Junts. Aquella imagen no se consensuó y se dio a conocer el acto pocas horas antes de que tuviera lugar. El PSOE renegó, pero ahora muestran otro relato. Cosas de los cambios de opinión.

EL CONSTITUCIONALISMO CATALÁN SE REVUELVE CONTRA LA AMNISTÍA

Con todo, el constitucionalismo catalán mantiene el nivel de alerta ante el ninguneo que está sufriendo el votante no independentista con la amnistía. España Suma ha convocado una nueva manifestación en Barcelona, como ya ocurriera el pasado 8 de octubre, mientras que tanto PP como Vox buscan ahora ganar el pulso en las calles e instituciones.

El líder del PP, además, ha instado al PSOE a explicar qué se ha pactado con Puigdemont. «Dejen de jugar a espaldas de los ciudadanos, digan qué negocian y acepten que los españoles sean consultados en unas elecciones porque no merecen un Gobierno nacido de una mentira», ha afirmado.

Esta foto del PSOE con Puigdemont entierra toda opción del PP de hablar y sentarse a negociar con Junts, toda vez que está liderado por un prófugo de la justicia. De nuevo, se pone de manifiesto el error que ha cometido Feijóo al tratar de sustituir a Alejandro Fernández, aunque todavía hay tiempo para evitar un mayor encontronazo.