Prepara un flan riquísimo con tres ingredientes y en tiempo récord

Los postres simples a menudo son los más satisfactorios, y el flan es un claro ejemplo de esto. Este exquisito postre, originario de la gastronomía hispana, tiene un sabor y una textura inigualables y que levanta las mismas simpatías que las natillas o el arroz con leche. Lo mejor de todo es que puedes hacerlo con solo tres ingredientes en tiempo récord. En este artículo, te llevaré a través de la preparación de un flan suave y cremoso que deleitará tus sentidos. Con ingredientes que seguramente ya tienes en tu despensa, podrás satisfacer tu deseo de algo dulce de manera fácil y deliciosa.

Ingredientes para preparar el flan

flan de naranja Moncloa

La belleza de esta receta radica en su simplicidad. Para preparar este delicioso flan, solo necesitarás tres ingredientes básicos:

  • 4 huevos frescos.
  • 1 lata de leche condensada (397 gramos).
  • 400 ml de leche entera.

Estos ingredientes se combinan de manera mágica para crear un postre con una textura suave y un sabor inigualable.

Instrucciones Paso a Paso

Paso 1: Preparar el Caramelo

  1. Comienza precalentando tu horno a 180°C. Mientras se calienta, selecciona un molde apto para horno. A menudo se utiliza un molde para flan, pero un molde de metal, cerámica o vidrio también funcionará.
  2. Coloca el molde sobre la estufa a fuego medio y añade aproximadamente 150 gramos de azúcar granulada en el molde. El azúcar comenzará a derretirse y caramelizarse. A medida que el azúcar se derrite, gira el molde suavemente para asegurarte de que el caramelo cubra uniformemente el fondo del molde.
  3. Una vez que el azúcar se haya convertido en un caramelo dorado y brillante, retira el molde del fuego y déjalo a un lado para que el caramelo se endurezca.

Paso 2: Preparar la Mezcla de Flan 4. En un recipiente grande, bate los huevos con un tenedor o una batidora hasta que estén bien mezclados.

  1. Agrega la leche condensada a los huevos batidos y sigue batiendo hasta que la mezcla esté suave y homogénea. La leche condensada le dará al flan su dulzura característica y su textura cremosa.
  2. Luego, vierte la leche entera en la mezcla y bátela nuevamente hasta que todos los ingredientes estén perfectamente incorporados.

Paso 3: Preparar el Flan 7. Vierte la mezcla de flan sobre el caramelo endurecido en el molde. Asegúrate de que la mezcla se distribuya de manera uniforme.

  1. Cubre el molde con papel de aluminio para evitar que entre agua durante el proceso de cocción. Asegúrate de que el papel de aluminio esté bien sellado alrededor del borde del molde.

Paso 4: Baño de María y Horneado

9. Coloca el molde con el flan en una bandeja grande apta para horno. Llena la bandeja con agua caliente, asegurándote de que el agua llegue aproximadamente a la mitad de la altura del molde del flan. Esto creará un baño de María que garantiza una cocción uniforme.

  1. Hornea el flan en el horno precalentado durante 45-50 minutos. Para comprobar si está listo, inserta un palillo en el centro; si sale limpio, el flan está cocido.

Paso 5: Enfriar y Desmoldar 11. Una vez que el flan esté cocido, retíralo del horno con cuidado. El flan deberá estar firme pero aún ligeramente tembloroso en el centro.

  1. Deja que el flan se enfríe a temperatura ambiente durante unos minutos y luego refrigéralo durante al menos 2-3 horas o hasta que esté bien frío. Esta fase de enfriamiento permite que el flan adquiera su textura perfectamente cremosa.
  2. Para desmoldar el flan, pasa un cuchillo por el borde del molde para aflojarlo. Coloca un plato o fuente grande sobre el molde y gíralo rápidamente. El flan se deslizará sobre el plato con el caramelo en la parte superior.