Los mejores trucos para que la ropa se seque rápido en invierno

El invierno ya está aquí, con acusados descensos de temperatura al aire libre y un aumento de la humedad debido a las lluvias y mayor nubosidad. A excepción de la región mediterránea, resulta complicado lograr un secado rápido de nuestras coladas en exteriores.

Lo que solía llevar apenas una hora durante el verano ahora implica esperar todo un día para que la prenda esté completamente seca. Dependiendo del tejido y las condiciones climáticas, incluso podría llevar varios días. Si te preguntas cómo secar la ropa en invierno, cuando el sol no calienta y tenderla parece poco efectivo debido a las frecuentes lluvias, sigue leyendo este artículo. En él detallaremos algunos trucos que pueden ayudar a agilizar el proceso.

CENTRIFUGA BIEN

ropa

Aprovecha al máximo los programas de centrifugado de tu lavadora, ya que expulsan gran parte del agua, dejando solo la que queda entre las fibras del tejido. Si buscas secar la ropa rápidamente sin preocuparte por arrugas, un centrifugado prolongado acelerará el proceso. Sin embargo, para prendas como camisas y sábanas, es desaconsejado, ya que un poco de peso ayuda a prevenir arrugas durante el secado. Además, evita un centrifugado extenso en prendas de lana, ya que puede provocar encogimiento y requerir trucos adicionales para restaurar su tamaño original.