martes, 25 junio 2024

Empresarios y sindicatos apuestan por pactar la jornada laboral a espaldas de Yolanda Díaz

Empresarios y sindicatos van a negociar, sin estar presente Yolanda Díaz, la reducción de la jornada laboral. Así lo acordaron en la primera mesa de negociación en el Ministerio de Trabajo convocada por Yolanda Díaz. Los responsables de CEOE-Cepyme, CCOO y UGT manifestaron si interés porque la reunión fuera bipartita, solo las dos partes, y no tripartita, con Trabajo también negociando. Y Trabajo les ha dicho que de acuerdo, aunque eso sí, advirtiéndoles que se tienen que dar prisa.

De esta forma, los agentes sociales deberán ponerse de acuerdo en reducir de 40 a 37,5 horas semanales la jornada laboral entre 2024 y 2025, aplicándola en los diferentes sectores y actividades económicas, aunque el propio Antonio Garamendi ya había adelantado que no se podrá aplicar esa reducción de forma genérica en todos los sectores. Tanto empresarios como sindicatos se han comprometido con Trabajo en acercar posiciones en el primer trimestre de este año.

Por si acaso, la responsable de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, ya ha advertido a la patronal de que si en las próximas semanas no hay acercamiento, «volverán a la mesa tripartita y a ver qué pasa». Las organizaciones sindicales saben que Yolanda Díaz tiene prisa en sacar cuanto antes este recorte de la jornada laboral y que cada vez hay menos tiempo, además de que ya ha advertido a la CEOE (como hace unas semanas hizo con la subida del salario mínimo) de que espera contar con su acuerdo, pero que si no se produce, la reducción se va a aplicar aunque CEOE no la pacte.

LOS EMPRESARIOS Y LOS SINDICATOS SE PODRÁN REUNIR POR SEPARADO CON TRABAJO

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey
Empresarios y sindicatos apuestan por pactar la jornada laboral a espaldas de Yolanda Díaz

El secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, que será el encargado de negociar en nombre de Yolanda Díaz, ha confirmado que los agentes sociales abrirán «en paralelo» su propia mesa de negociación, al margen de las que CEOE, Cepyme, CCOO y UGT mantengan por separado con el Ministerio de Trabajo. Pérez Rey ha explicado que todo lo que contribuya para agilizar el proceso de negociación es bienvenido, ya que el plazo es el mes de marzo, porque esta medida forma parte del pacto de investidura entre Pedro Sánchez y la líder de Sumar, Yolanda Díaz.

Precisamente la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y el presidente de la patronal volvieron a discrepar esta misma semana. Yolanda Díaz compareció en el Congreso para explicar sus objetivos en esta legislatura y la reducción de la jornada laboral fue destacado como una de sus leyes estrella, asegurando la ministra que la sacará adelante quieran o no quieran los empresarios. En concreto, Díaz dijo a los diputados de la Comisión de Trabajo que «vamos a intentar un acuerdo tripartido (con patronal y sindicatos), pero si no es posible, el acuerdo se hará bipartito» (ya que los sindicatos se han mostrado, desde hace tiempo, partidarios de la reducción). «Siempre en el diálogo social y con deliberación parlamentaria», afirmó con rotundidad.

Tras escuchar estas palabras, Garamendi pidió a Díaz que dejara negociar la reducción de la jornada laboral a los empresarios y sindicatos, sin que Trabajo condicionara las negociaciones. El líder de la patronal reconoce que los empresarios están dispuestos a recortar la jornada laboral, pero solo en el ámbito bipartito, ya que esta materia está incluida en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que llevan décadas pactando CEOE-Cepyme con CCOOO y UGT. Garamendi teme que Díaz vuelva a repetir lo mismo que hizo con el salario mínimo: pactarlo con los sindicatos y sin tener en cuenta la opinión de los empresarios.

GARAMENDI SE QUEJA DE QUE EL GOBIERNO MANTIENE SUS MENSAJES PERMANENTES ANTIEMPRESA

Yolanda Díaz y Antonio Garamendi no ocultan en público sus diferencias desde la subida del salario mínimo
Yolanda Díaz y Antonio Garamendi no ocultan en público sus diferencias desde la subida del salario mínimo

Con este cruce de declaración de intenciones, y con el lamento de Garamendi de que «no puede ser que estemos en unos mensajes permanentes antiempresa», este 25 de enero comenzó la negociación para reducir la jornada laboral, no sin antes recordar el presidente de la patronal que «las empresas tienen que ganar dinero para seguir creciendo y poder seguir mejorando el empleo», dando a entender que por muchas leyes que ponga en marcha el Gobierno, sin la colaboración de las empresas difícilmente van a poder lograr los objetivos. A lo que Yolanda Díaz ha respondido que es lo que quieren los ciudadanos.

Los cálculos la ministra es que la reducción de la jornada laboral beneficiará a 12 millones de trabajadores de los casi 21,42 millones de población activa, tiene registrada la última de EPA de 2023. La jornada laboral oficial de España, según quedó registrado en el Estatuto de los Trabajadores en 1983, es de 40 horas semanales, aunque en la actualidad en la mayoría de las empresas está por debajo. En 2025 la jornada laboral deberá estar fijada en las 37,5 horas semanales, y además, como figura en el proyecto de la ministra, «sin reducción salarial».

Los argumentos para esta necesidad de menos jornada es «aumentar el tiempo de vida porque la tecnología lo permite», y además «mejorará la productividad de manera más equilibrada».

Otra de las materias que se deberá abordar durante la reducción de la jornada laboral será el registro horario, que según explicó Pérez Rey a los agentes sociales, es un «instrumento eficaz, que permite a la Inspección de Trabajo actuar de manera contundente y práctica en aquellos sectores donde se producen incumplimientos» y alcanzar la reducción de jornada. El secretario de Estado ha dicho a empresarios y sindicatos que también deben negociar sobre esa instrumento en el diálogo bilateral.