Inicio Lo más visto El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid

El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid

0
El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid
El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid

En un movimiento que ha suscitado diversas reacciones, el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, anunció el fichaje de Jazmín Beirak para dirigir la recién creada Dirección de Derechos Culturales del Ministerio de Cultura. Beirak, hasta ahora diputada por Más Madrid en la Asamblea, ha destacado por su compromiso con los temas culturales durante su mandato en la Asamblea de Madrid.

Según ha adelantado El Debate durante su tiempo en la Asamblea, Beirak propuso una serie de iniciativas consideradas por algunos como extravagantes. Una de estas propuestas, presentada a finales del año pasado, solicitaba al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso la creación de un Observatorio madrileño de la Cultura. Este observatorio tendría la tarea de medir la diversidad étnico-racial y la igualdad de género en producciones culturales, como obras de teatro, en Madrid.

LA ELEGIDA DE URTASUN PARA DESAFIAR A SÁNCHEZ PEDÍA INFORMES SOBRE EL ESTADO DE LA CULTURA EN MADRID

El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid | Foto: @ernesturtasun
El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid | Foto: @ernesturtasun

El fichaje de Urtasun, propuso a la Asamblea de Madrid la Proposición no de Ley que buscaba la elaboración de informes periódicos sobre el estado de la cultura en la región de Madrid, con especial atención a la pluralidad étnica, racial y de género en las producciones culturales. 

Aunque esta propuesta fue rechazada en la Asamblea, ahora se materializa a nivel estatal bajo el nombre de Dirección de Derechos Culturales. Debido a que Jazmín Beirak llevará a cabo sus planes de ‘vigilancia cultural’ desde el ministerio de Ernest Urtasun.

Este nuevo organismo, dirigido por Beirak, será fundamental para asegurar que las producciones culturales en España cumplan con los estándares de diversidad e inclusión propuestos por Más Madrid. Mientras tanto, Samuel Escudero León, activista y colaborador en distintas entidades gitanas, ocupará el puesto dejado por Beirak en la Asamblea madrileña.

Este observatorio sugerido por BEIRAK tendría la tarea de medir la diversidad étnico-racial y la igualdad de género en producciones culturales, como obras de teatro, en Madrid.

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, celebró la creación de la Dirección de Derechos Culturales como un cambio significativo en el departamento que dirige, destacando su compromiso con el acceso equitativo a la producción y disfrute de la cultura en todo el territorio español.

Además de la Dirección de Derechos Culturales, Urtasun también anunció la creación del Centro Coordinador de Industrias Culturales, que se integrará en la Subsecretaría de Cultura y trabajará en colaboración con la Secretaría de Estado. Estas iniciativas representan un paso significativo hacia un enfoque más inclusivo y diverso en el panorama cultural español.

URTASUN DESAFÍA A SÁNCHEZ CON SU ÚLTIMA PROPUESTA

El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid  | Foto: Europa Press
El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid | Foto: Europa Press

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, ha dado un paso audaz al confrontar las restricciones impuestas desde Presidencia al anunciar la creación de un nuevo gabinete Presidencial encargado de gestionar temas culturales de manera independiente al Ministerio de Cultura. Esta decisión, sin duda, representa un desafío directo al liderazgo del presidente Sánchez y una afirmación de la autoridad de Urtasun como ministro.

A pesar de las advertencias de supervisión por parte de Presidencia, Urtasun ha optado por fortalecer su posición en lugar de ceder ante la presión externa. Una de las medidas más destacadas ha sido la ampliación de su equipo con la incorporación de más militantes de Más Madrid, lo que no solo refuerza su plantilla, sino que también enfatiza su determinación de mantener la autonomía en la gestión del ministerio.

Este movimiento estratégico no solo demuestra la firmeza de Urtasun como líder, sino que también plantea preguntas sobre la dinámica de poder dentro del Gobierno, especialmente entre Sumar y PSOE. El desafío abierto del ministro de Cultura a las directivas de Presidencia sugiere un conflicto de intereses y prioridades dentro del ejecutivo, lo que podría tener implicaciones significativas en el futuro político del país.

MANUELA VILLA, LA TUTORA DE URTASUN IMPUESTA POR SÁNCHEZ

El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid | Foto: PSOE
El fichaje de Urtasun pidió vigilar las producciones culturales de Madrid | Foto: PSOE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, nombró a Manuela Villa como la nueva directora general de Asuntos Generales, una designación que la coloca en una posición central dentro del entorno del Ministerio de Cultura. Este movimiento estratégico no solo posiciona a Villa como una figura clave en la gestión cultural del país, sino que también la sitúa como la tutora del ministro de Cultura, Ernest Urtasun.

Villa, quien anteriormente ocupaba el cargo de secretaria de Cultura y Deporte del PSOE de Madrid, cuenta con una amplia experiencia tanto en el ámbito cultural como político. Su nombramiento no pasa desapercibido, ya que implica un cambio significativo en la estructura del Ministerio de Cultura. Como directora general de Asuntos Generales, Villa será la encargada de la interlocución entre diferentes ministerios y de establecer políticas culturales transversales que afecten a diversos sectores.

El papel de Villa como tutora de Urtasun adquiere una relevancia especial en este contexto. Se espera que trabaje en estrecha colaboración con el ministro, no solo para coordinar estrategias y políticas culturales, sino también para ofrecer un contrapeso a las decisiones que puedan surgir desde el propio Ministerio de Cultura. Este movimiento sugiere una dinámica de diálogo y colaboración entre ambas figuras, pero también la posibilidad de confrontación en ciertos temas de competencia.

La creación de la dirección general de Asuntos Generales evidencia la voluntad del Gobierno de establecer un equilibrio en la toma de decisiones culturales y, al mismo tiempo, fortalecer la coordinación interministerial en este ámbito. Este cambio estratégico subraya la intención del PSOE de establecer límites en la toma de decisiones dentro del Ministerio de Cultura. Y sobre todo vigilar las políticas culturales de Sumar y Urtasun.