Sorprendentes sanciones de la DGT incluso sin estar al volante

El principal objetivo de la Dirección General de Tráfico, más conocida como DGT por sus siglas, es la de mantener la seguridad en las carreteras españolas. Para ello, suelen recurrir a técnicas como las nuevas normas y las sanciones.

De foma general, el conductor del vehículo es el que suele recibir el grueso de las multas. Sin embargo, si eres pasajero, también te puedes enfrentar a distintas sanciones por varias causas. Conocerlas es imprescindible.

¿Lo sabías? Descubre las sorprendentes sanciones que la DGT te puede poner aunque no conduzcas.

Las sanciones más comunes de la DGT

sanciones comunes dgt

El conductor del vehículo, como decíamos, suele ser la persona que más sanciones recibe. De forma general, algunas de las multas más comunes están relacionadas con el exceso de velocidad en la carretera, así como con los comportamientos inadecuados al volante o el acceso a las nuevas Zonas de Bajas Emisiones. Sin embargo, el hecho de no conducir un vehículo e ir como pasajero no te exime de poder recibir también las correspondientes sanciones. Estas varían dependiendo de la infracción, por lo que conocerlas es de vital importancia para no meterte en problemas.