Inicio Lo más visto El papel de Armengol en el caso Koldo acorrala al PSOE y a Pedro Sánchez

El papel de Armengol en el caso Koldo acorrala al PSOE y a Pedro Sánchez

0
El papel de Armengol en el caso Koldo acorrala al PSOE y a Pedro Sánchez
Koldo García en una de las fotos del sumario

Pedro Sánchez se crece ante la adversidad. Es un superviviente nato, tal y como ha demostrado en no pocas ocasiones desde aquellas urnas escondidas en el Comité Federal del PSOE en octubre de 2016. El líder del PSOE no ha salido a explicar aún el por qué mantiene a Francina Armengol en la presidencia del Congreso de los Diputados pese a que bajo su mandato en Baleares se concedieron 3,7 millones de euros por unas mascarillas inservibles.

Los socialistas esgrimen que el nombre de Francina Armengol, vinculada a la trama Koldo por su cargo en la cúpula de Baleares durante lo más duro de la pandemia, «no aparece en el sumario». No obstante, las pesquisas de la UCO se centran en el contrato concedido a Soluciones de Gestión, la empresa instrumental utilizada por Víctor de Aldama y Juan Carlos Cueto, los dos principales investigados junto al exasesor y mano derecha de José Luis Ábalos, exministro de Transportes y ahora diputado en el Grupo Mixto.

El papel de Armengol y su Gobierno en la trama Koldo se centra en las fechas, el contenido de los contratos y por qué se abonaron 3,7 millones de euros a esta empresa instrumental conociendo el defectuoso material. Asimismo, una vez llegado el pedido, el Gobierno de Armengol cambió el contrato para que pagaran los fondos europeos esta partida de mascarillas defectuosas. El sumario lo recalca en no pocas ocasiones, hasta el punto de que este pacto sellado se convirtió en el foco del nerviosismo entre los imputados en la trama Koldo, que trató de mover cielo y tierra para paralizar el requerimiento de la Autonomía de Baleares.

EL PSOE CALLA SOBRE ÓSCAR PUENTE

Pese a que el cerco se estrecha cada vez más sobre Armengol, el PSOE se niega a entregar su cabeza, como sí hizo con Ábalos. El argumento es tan trivial que afirman que Armengol no aparece en el sumario, pero sí lo está Óscar Puente, actual ministro de Transportes, que habría dado luz verde a un favor en el que intercedieron tanto Koldo como Ábalos.

El PSOE se niega a entregar la cabeza de Armengol al PP, que ha exigido formalmente y por escrito su dimisión mediante una solicitud en el Congreso de los Diputados. «Es una petición que no tiene ningún fundamento ni en ningún artículo constitucional ni en ningún artículo del Reglamento», ha afirmado la portavoz socialista, Esther Peña. La dirigente defiende a Armengol porque su nombre no aparece en los cientos de folios del sumario. No obstante, evita pronunciarse también por las decenas de veces que se nombra o se hace referencia al contrato o asunto de Baleares.

Para el PSOE, afirma que es una barbaridad vincular a Armengol con el caso Koldo, a pesar de la compra de mascarillas defectuosas, admitirlo y una vez hecho cambiar los contratos para que sean sufragados por fondos europeos. Todo después de que la trama obtuviera el sospechoso contrato de Puertos del Estado, por valor de 20 millones de euros, que abrió todas las puertas no solo de la Administración Pública, sino también de empresas privadas. Para Peña, la querella del PP por los contratos no van a tener «recorrido jurídico».

EL MINISTRO DE ÓSCAR PUENTE SÍ APARECE EN EL SUMARIO

Así, insiste en echar balones fuera para centrar el foco en Miguel Tellado, portavoz del PP en el Congreso, porque su nombre sí aparece en el sumario. No obstante, no hay rastro de encuentro alguno entre Koldo y el dirigente popular. Pero Peña calla y guarda silencio cuando el mismo sumario apunta directamente a Óscar Puente, actual ministro de Transportes, tal y como apunta MONCLOA. El PSOE muestra así una endeble doble vara de medir, motivo por el que el PP constituirá una comisión de investigación en el Senado para llegar hasta el final en este asunto.

Koldo García Izaguirre y el resto de investigados, como Cueto y Aldama, así como José Luis Rodríguez García, se beneficiaron de la trama con tráfico de influencias, falsedad documental y el cobro de más de 16,5 millones de euros en comisiones ilegales.

Koldo, Tapia y Guijarro, reunidos en el interior de La Chalana, el 10 de enero de 2024
Koldo, Tapia y Guijarro, reunidos en el interior de La Chalana, el 10 de enero de 2024

El Gobierno autonómico de Armengol pagó 3,7 millones de euros a la trama liderada por Cueto y con un papel fundamental de Koldo para lograr abrir las puertas. Todo mientras, Ábalos estaba en el Ministerio de Transportes y con la certeza de que las mascarillas pedidas eran defectuosas. El Ejecutivo de Armengol realizó el pago una semana después de comprobarlo, mientras que desde compras se lanzó la alerta al asegurar que no eran para uso hospitalario.

El PSOE, por otro lado, admite que este caso de corrupción les afecta y afirman que con la degradación y expulsión de Ábalos era suficiente. Pero a Koldo no lo trajo Ábalos ni ninguno de los actuales ministros, sino Santos Cerdán, número tres del PSOE y líder del partido en Navarra.

CERDÁN PRESENTÓ A KOLDO A ÁBALOS

Bajo la batuta de Cerdán, Koldo escaló posiciones dentro del PSOE e hizo muy buenas migas con Ábalos, que le consideró su mano derecha, como su hombre de confianza dentro del Ministerio. Fruto de esta amistad, llegó a ser consejero de Renfe.

No obstante, el PSOE se excusa en su «contundencia ante el primer caso de corrupción que afectaba a nuestras filas en casi seis años». Como si Ábalos fuera el epicentro de todo, el único responsable, a pesar de que las compras también afectarían a Salvador Illa, que introdujo en su concurso público de más de 2.500 millones de euros a la empresa Soluciones de Gestión.

Francina Armengol, presidenta del Congreso de los Diputados, acorralada por el caso Koldo y un contrato de 3,7 M€
Francina Armengol, presidenta del Congreso de los Diputados, acorralada por el caso Koldo y un contrato de 3,7 M€

Ábalos es tan solo el cortafuegos, pero el sumario suma día tras día nuevas informaciones que apuntan a otros altos cargos del Gobierno. De hecho, la Fiscalía Europea está mirando con lupa los contratos bajo sospechas.

CRONOLOGÍA DEL CONTRATO DE ARMENGOL

La vinculación del Gobierno de Armengol con la trama Koldo se remonta al 26 de abril de 2020. Ese mismo día, el Ejecutivo autonómico de las islas lanza una compra de mascarillas por valor de 3,7 millones de euros, a razón de 2,64 euros por unidad. Ese mismo día, a las 17.25 horas, un avión de Air Europa aterrizaba con un cargamento de 1,437 millones de mascarillas, la misma cantidad licitada por la mañana.

Ábalos y Koldo en La Chalana el pasado 10 de enero, en un encuentro concertado para tratar diversos asuntos
Ábalos y Koldo en La Chalana el pasado 10 de enero, en un encuentro concertado para tratar diversos asuntos

La entrega de las mascarillas FFP2 se anunció por el propio perfil de Twitter, ahora ‘X’, del Ejecutivo balear. Las mascarillas se suman a las 87 toneladas de material que ya tenemos para proteger a nuestros profesionales sanitarios y sociosanitarios. Gracias al persona de Aena y Air Europa por ayudar a hacerlo posible. Cómo era posible realizar la licitación y que las mascarillas aterrizaran poco después para un viaje que llega a durar más de 12 horas.

La respuesta es que la adjudicación se realizó antes de la licitación, según las fechas de los contratos. Esta primera presunta irregularidad era solo el inicio de la pesadilla para la trama Koldo. Pero no era la única irregularidad. Las mascarillas no funcionaban y no eran aptas para el personal sanitario. Así lo puso de manifiesto el Gobierno de Armengol un mes después de recibir el pedido, además de descubrir un sobrecoste de 2,6 millones de euros.

El pedido era por mascarillas del tipo FFP2, pero no hubo tal entrega y las mascarillas guardan polvo en los almacenes. En agosto, tres meses después de la entrega y dos después de conocer el sobrecoste, el Gobierno de Armengol afirma que no hay problema alguno con el pedido, que fue «satisfactorio y sin incidencias». Los investigadores de la UCO ponen de manifiesto que este giro de 180 grados hizo saltar nuevamente las alarmas por el contrato. El mismo día que se afirma que no hubo incidencia alguna se procedió al cambio de los fondos, ahora el contrato lo abonarían fondos europeos.

En 2023 y con el Gobierno de Armengol a las puertas del cambio con la ‘popular’ Marga Prohens, Baleares solicita la documentación del contrato y doce días después no hay mención alguna a las deficientes mascarillas, pero se exige a Soluciones de Gestión el pago de los 2,6 millones de euros de sobrecoste. Este requerimiento desata las llamadas entre los investigados, que comienzan a soltarlo todo por teléfono. A partir de ahí, los investigadores averiguan los contactos de Koldo con la Administración.

UNA DE LAS CONVERSACIONES QUE APUNTAN A ÓSCAR PUENTE

Los investigadores de la UCO señalan que Koldo habría intercedido por el misterioso trabajador de Emfesa con los actuales responsables del Ministerio de Transportes, según recoge el sumario al que ha tenido acceso MONCLOA.

La mano derecha de Ábalos trata de tranquilizar al oculto nombre del trabajador de la empresa pública Emfesa, quien pedía mantenerse en el cargo. «…Vamos, es decir, sería absurdo que José hablando bien de ti, yo hablando bien de tí, no sé, es que…», señaló Koldo, según la transcripción de la Guardia Civil. El propio informe de la UCO pone de manifiesto que la referencia a «José» es a José Luis Ábalos, exministro de Fomento y exdiputado del PSOE, quien mantiene su aforamiento al pasarse al grupo mixto del Congreso de los Diputados.

ÓSCAR PUENTE HABRÍA ACEPTADO UN FAVOR

De hecho, el consejo de Koldo a su interlocutor es llamar o escribir a los responsables directos del Ministerio para ofrecer su apoyo y ayuda, haciendo mención directa a «Óscar», «pudiéndose referir al actual ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Óscar Puente Santiago», apuntan los investigadores. La conversación entre el desconocido y Koldo fue la siguiente:

D: Hei

K: Yo estoy, yo se lo diría, se lo repetiría, le diría oye mira.

D: Vale, vale.

K: Por aquí se escuchan muchos rumores.

D: Sí, sí eso es.

K: Los sindicatos están en plan bobos.

D: (asiente)

K: Yo ya te estoy suavizando el tema y te estoy ayudando ¿vale?

D: Sí, sí, si lo voy a hacer así.

K: Sé que están intentando hablar con Óscar y demás, es decir, y se… y…solo para ese tema, para que él sepa que tú estás con él ¿vale? (ininteligible) se tomen las decisiones que se tomen, si voy o no voy, pero yo quiero ayudarte

D: (asiente), sí, sí, te entiendo perfectamente

K: ¿Vale?

D: Bueno pues…

K: Y, y luego me llamas, llámale ahora a las nueve y media.

D: Venga tío, venga…

K: ¿Vale? pero no… Joder que susto me has dado joder, venga.

D: No a ver, es que claro él cuenta lo que sabe, él, él y, y no me ha mentido ni «SO» (fonético) sigue y yo no estoy o sea que…

K: No, no, vale, vale.

D: (balbucea) Que es verdad que luego dijo, dice que esto son, parece que son, son eh… soluciones de urgencia que luego ya en un futuro más adelante y tal, pero claro tampoco.

K: Sí el día ocho empiezan con los cambios ¿vale? pero yo quiero que te ofrezcas ahora ¿vale?, venga.

D: El día ocho es ya, venga yo le pongo ahora un ese y a ver que me dice ¿vale?

K: Oye te puedo llamar un minuto que no te voy a molestar, que estamos a viernes, pero para comentarte dos cosas, y le llamas ¿vale? Que él también vea que tienes fuerza, que tienes llegada, que estás intentando ayudar, yo ya sé que habló eh… José el Ministro para ayudarte y demás porque ya me lo han dicho para ayudarte en todo lo que te podamos… o sea estamos a tu
entera disposición ¿vale?, que él vea ¿vale?

D: Vale (ríe)

K: Dice el «MARTÍNEZ» es un gilipollas y el «CURIEL» otro subnormal

D: (ríe)

K: Ya les han llamado para decirles frenar que os van a arrancar la cabeza

D: (asiente)

K: ¿vale? -En este momento se interrumpe la comunicación nuevamente-.