miércoles, 19 junio 2024

CEP denuncia que las galerías de tiro de Madrid están al límite

Las galerías de tiro de las Comisarías de Distrito y las Locales de Madrid, están al límite. Según la Confederación Española de Policía (CEP), solo tienen el 57% de vacantes de instructores cubiertas, por lo que reclaman al Ministerio de Interior de Fernando Grande-Marlaska, y la Jefatura Superior de Policía de Madrid que convoque ya esos puestos, evitando sobrecargar a los pocos instructores y las molestias a muchos de los compañeros de esas plantillas que tienen que ir a entrenar con sus armas reglamentarias.

Según fuentes consultadas del sindicato de la Policía, la escasez de especialistas en armamento y tiro se debe a las jubilaciones o cambios de destino. Si tras la jubilación de un especialista de armamento y tiro, no se asigna a un nuevo instructor a la comisaria, los policías adscritos a la misma no pueden cumplimentar correctamente el Plan Nacional de Tiro, siendo extremadamente necesario continuar reciclándose en el manejo del arma corta.

el plan nacional de tiro es como la biblia para un policía y de seguir así es probable que no se pueda cumplir

El Plan Nacional de Tiro es como «la biblia» para un policía, es una normativa de obligado cumplimiento y de periodicidad trimestral dirigida a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para perfeccionar la experiencia de los agentes en esta materia.

DEBERÍA HABER DOS INSTRUCTORES POR GALERÍA DE TIRO

Fuentes de CEP han explicado a MONCLOA que en cada galería de tiro debería haber dos instructores, pero actualmente solo hay uno en la mayoría de las comisarías de Distrito y Locales, lo que implica que los instructores no puedan descansar como es debido y marca la normativa, ya que por una serie de emisiones de gases tóxicos tras los disparos, sus jornadas tienen que ser de seis horas.

CEP denuncia que faltan instructores en las galerías de tiro de Madrid.
CEP denuncia que faltan instructores en las galerías de tiro de Madrid.

En aquellas galerías de tiro donde solo hay uno, se está produciendo un gran estrés al instructor, ya que no tiene repuesto para seguir con esta importante tarea en la que se comprueba la soltura y destreza de los policías y el buen uso del arma, para cuando tenga que utilizarla en sus intervenciones profesionales.

LAS GALERÍAS DE TIRO DE MADRID ATIENDEN A UN TERCIO DE POLICÍAS DE ESPAÑA

De momento, los policías en Madrid están cumpliendo con el plazo que marca el Plan Nacional de Tiro, y cada tres meses, acuden a la galería de tiro, pero de seguir así y no poner remedio a la escasez de personal, se puede dar la circunstancia de que no tardando mucho ni siquiera puedan hacerlo cada tres meses. Hay que tener en cuenta que las galerías de tiro madrileñas atienden la demanda de unos 20.000 policías aproximadamente, ya que aquí trabajan un tercio de los policías nacionales de España.

CEP ya ha comunicado en reiteradas ocasiones a la Jefatura Superior de Policía esta situación, pero las respuestas que reciben son que «ya lo analizarán o ya se verá», mientras el problema se va agravando cada día un poco más. Lo que el sindicato reclama es que haya una convocatoria urgente, dado que una vez que se publique el concurso hay que formar a los profesionales que quieran ser instructores, y eso necesita más tiempo que otras convocatorias al uso.

De momento, el asunto se está difundiendo internamente, pero de no darse en las próximas semanas una solución por parte del Ministerio de Fernando Grande-Marlaska, el CEP no descarta realizar algún tipo de protesta o movilización que sirva para visibilizar este nuevo problema, que se añade a otros muchos que sufre la policía con respeto a los recursos humanos y materiales para desempeñar su profesión, de riesgo, aunque formalmente no esté contemplada como tal.

TRES DE SEIS GALERÍAS DE TIRO VIRTUAL ESTÁN EN MADRID

Cabe recordar que en septiembre de 2022 del Ministerio del Interior anunció a bombo y platillo la incorporación de seis galerías de tiro virtuales para el entrenamiento de los agentes de la Policía Nacional dentro de las líneas estratégicas del Cuerpo para contribuir a la transformación digital de la Administración Pública.

Los sistemas de tiro virtual permiten recrear situaciones reales, diseñar varios tipos de prácticas adaptadas a las necesidades específicas de las diferentes unidades y obtener datos para el seguimiento y valoración de los ejercicios. Estas se instalaron en seis dependencias policiales: tres de ellas en Madrid – en el Complejo Policial de Canillas, otra en la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, y una tercera en las dependencias del Complejo Policial de Pio XII-; otra en A Coruña, donde tiene su sede la Jefatura Superior de Policía de Galicia; otra en la Jefatura Superior de Policía de Canarias, en Las Palmas de Gran Canaria; y también en la ciudad de Granada, donde radica la Jefatura Superior de Andalucía Oriental.

El sistema de tiro virtual, que puede ser utilizado con fuego real o con un sistema láser, se integró en las galerías de tiro ya existentes, compuesto por una consola de control, sensores para la detección de disparo, un equipo inalámbrico, audio, proyector de vídeo y pantalla, así como sistemas láser para las armas de dotación policial, réplicas de la pistola reglamentaria HK USP Compact y sistema láser para tiro nocturno y una capacidad para detectar hasta 100 disparos por segundo.

Cuentan además con un sistema de gestión que se integra en bases de datos, lo que permite la cumplimentación automática de la documentación relativa al Plan Nacional de Tiro de la Policía Nacional y así optimizar la gestión y ejecución de dicho plan.

Para ser instructor, según el Ministerio del Interior, las personas aspirantes tienen que tener la nacionalidad de alguno de los estados miembros de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, ser mayor de edad, carecer de antecedentes penales, poseer el título de Graduado Escolar, de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, de Formación Profesional de primer grado o de otros equivalentes o superiores y de alguna de las licencias de armas en vigor de la clase «A», «B», «C» o «F».