martes, 28 mayo 2024

Los policías nacionales inician el conflicto contra Marlaska

Los policías nacionales quieren que sus derechos sean una prioridad absoluta para los gobernantes. Pero casi un mes después de la manifestación multitudinaria que hubo el 16 de marzo en Madrid «nada ha cambiado y siguen dando largas a la agenda de los problemas que más preocupan» al cuerpo, denuncia la Confederación Española de Policía (CEP), que ya no está dispuesta a seguir esperando más y por eso ha declarado el conflicto colectivo al Ministerio del Interior de Fernando Grande-Marlaska, al que acusa de ignorar y despreciar las reclamaciones de la policía.

El conflicto colectivo implica tener que celebrar un pleno extraordinario del Consejo de Policía en el que CEP, que representa a dos de los 14 vocales en el Consejo de Policía, quiere que participen todos los demás sindicatos para lograr más efectividad, exponer los argumentos y que Interior les explique a ellos cómo y cuándo va a llevar a cabo esas mejoras que piden, por las que todos se han manifestado. No obstante, CEP lleva dos meses y medio sin acudir a reuniones oficiales convocadas por la Dirección General de la Policía, para demostrar a Fernando Grande-Marlaska su disconformidad.

LAS 4 PRINCIPALES RECLAMACIONES DE LA POLICÍA NACIONAL

Las principales reclamaciones de la policía nacional se resumen en cuatro cuestiones: una jubilación digna «para que los compañeros no pierdan cientos de euros después de jugarse la vida durante décadas». En segundo lugar, la profesión de riesgo «para poder jubilarnos antes de 60 años sin perder dinero como hacen las policías autonómicas y locales y colectivos como los artistas, toreros, bomberos, personal de vuelo de líneas aéreas y mineros».

La tercera reivindicación es el cumplimiento del acuerdo de equiparación salarial -que no fue tal, pero sigue sin ejecutarse- y la mejora de las retribuciones para igualarlas con otros cuerpos. Y en cuarto lugar, una mayor protección física y jurídica para los policías, después de que «en 2023 se alcanzara el vergonzoso récord histórico de agresiones, con 1.400 mensuales a policías y guardias civiles y sin que nadie frene ya este deterioro del principio de autoridad en las calles», reprochan fuentes de CEP.

LOS REPROCHES DE POLICÍAS NACIONALES AL MINISTERIO

Desde el Ministerio del Interior están debatiendo en un grupo de trabajo cómo mejorar las jubilaciones y considerarles profesión de riesgo, pero lo que molesta a los sindicatos es que el 28 de febrero el PSOE se abstuvo en la votación en el Congreso que apoyaba que se les diese esa consideración y el 3 de abril hicieron lo mismo en el Senado. Además, según CEP, «trataron de boicotear en Europa la petición en ese ámbito, que muy a pesar de ellos salió adelante el 19 de marzo».

Decenas de policías y guardias civiles protestaron el 16 de marzo durante una manifestación desde la Plaza de España al Congreso de los Diputados.
Decenas de policías y guardias civiles protestaron el 16 de marzo durante una manifestación desde la Plaza de España al Congreso de los Diputados.

El Ministerio de Interior dice que hay más policías que nunca, de hecho, España alcanzó el máximo histórico de agentes de Policía Nacional y Guardia Civil con 156.400 efectivos el año pasado. También suele decir Fernando Grande-Marlaska que los agentes cobran un 38% más que antes de la equiparación, pero «no dice que se niega a ejecutar en su totalidad el acuerdo firmado con sindicatos de la Policía Nacional y asociaciones de la Guardia Civil en 2018 y que tiene recurrida en la Audiencia Nacional una sentencia de 2023 que le obliga a volver a sentarse con nosotros», afirman desde CEP, para quienes «la realidad es que no quieren avanzar en la equiparación ni un milímetro».

vergonzoso récord histórico de agresiones, con 1.400 mensuales a policías y guardias civiles

Desde el Ministerio del Interior aseguran que les preocupa la seguridad de los policías, sin embargo, los sindicatos no comprenden por qué entonces el ministro Fernando Grande-Marlaska vuelve a anunciar en sede parlamentaria un proyecto para recortar la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, que es esencial para su trabajo en la calle.

Asimismo, desde CEP reprochan que si tanto les preocupa su protección, por qué no cumple la sentencia ganada por el CEP en febrero de este año en el Tribunal Supremo que le obliga a contratar un seguro de responsabilidad civil para los policías, recordando que todavía no han adquirido más inmovilizadores eléctricos cuando solo hay 1.600 para todo el Cuerpo.

POLICÍAS NACIONES: «SE PONEN MEDALLITAS Y NO MUEVEN NI UN SOLO DEDO»

«Los mismos que se ponen medallas con nuestro trabajo, los que una y mil veces repiten que somos esenciales para la sociedad, son los mismos que no mueven un solo dedo para mejorar nuestras condiciones profesionales», afirman indignados desde el sindicato. Además, reprocha al Ministerio que quiera volver a recortar lo que ellos llaman ‘Ley Mordaza’ o que no hayan salido a desmentir que se está barajando entregar la seguridad de puertos y aeropuertos de Cataluña y País Vasco a Mossos y Ertzaintza.

Por ello, insisten en que es el momento de exigir una Policía «en la que se respete y honre a los jubilados (con mejores pensiones), en la que se reconozca el riesgo y sacrificio de décadas de servicios con jubilaciones anticipadas sin pérdida de poder adquisitivo, en la que se mejoren las retribuciones para estar a la altura de otros cuerpos de seguridad y en la que se compren miles de pistolas táser, entre otro material, para estar más protegidos en las calles».