martes, 28 mayo 2024

El conde de Guillamón, presidente de la Asociación Santos Ángeles Custodios, está en prisión por fraude fiscal

El presidente ejecutivo de la Asociación Santos Ángeles Custodios, Ginés Diego de Guillamón Rodríguez, se encuentra ingresado en prisión desde el pasado 29 de octubre de 2023 por un fraude a la Agencia Tributaria de 11 millones de euros, según las fuentes consultadas por MONCLOA. La condena se especificó a dos años y nueve meses de prisión.

De Guillamón Rodríguez cumple la sentencia firme en una de las cárceles con mayor población reclusa de España, según las mismas fuentes consultadas por este medio. Diego de Guillamón Rodríguez, conde de Guillamón —título no reconocido en España, pero sí por una organización no gubernamental de Georgia—, tuvo un grave problema con el fisco por una cantidad muy similar a la artista Shakira Isabel Mebarak Ripoll, que le ha dejado en la cárcel. El también empresario figura como administrador único de tres sociedades, una de ellas extinguida.

De Guillamón dirige la Asociación Santos Ángeles Custodios junto con un elenco de conocidos personajes de la aristocracia española, como Luís Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú, duque de Anjou y duque de Borbón, que es secretario general; así como Francisco de Borbón Von Hardenberg, conde de Hardenberg, como vicesecretario general. El vicepresidente primero es Álvaro de Marichalar Sáenz de Tejada; David de Guillamón Rodríguez, vicepresidente segundo e hijo del reo.

La Asociación presidida por De Guillamón Rodríguez tiene entre sus objetivos dedicar su actividad a propagar, ante la opinión pública y por los medios lícitos a su alcance, «los méritos, virtudes y abnegada entrega de la Policía Nacional al servicio del pueblo español y a cultivar el sentimiento colectivo de afecto y reconocimiento a sus miembros», según señalan los estatutos. Asimismo, tiene el fin promover la solidaridad de sus asociados, en cariño y amistad, con los miembros de la Policía Nacional; pero también fomentar la hermandad entre sus asociados y todos los miembros de la Policía Nacional.

CONDECORACIÓN A INSTANCIAS DE GUILLAMÓN

Esta misma asociación ha condecorado al menos a un policía nacional investigado. Por medio de Guillamón Rodríguez, Ivo el búlgaro fue nombrado caballero de la Orden de Carlos V, según publicó El Mundo. Se trata de un conocido jefe mafioso del país del Este de Europa que tenía en plantilla a policías municipales de Madrid, según las investigaciones de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV).

Condecoraciones a Rubén de Aldama e Ignacio Palomo
Condecoraciones a Rubén de Aldama e Ignacio Palomo

Ivo el búlgaro pagaba a los policías municipales en viajes a países exóticos, como Tailandia, con el fin de tener el control de la seguridad de los bares de copas y discotecas de la ciudad. Las pesquisas, abiertas en 2018 por un juzgado de Madrid, señalaban directamente a un sargento y al menos un agente raso, quienes trataban de impedir registros en los bares bajo control de Ivo el búlgaro, como The Host, cuyo aforo se extralimitaba en la noche madrileña.

No obstante, la misma Asociación presidida por De Guillemón Rodríguez condecoró al hermano de Víctor de Aldama, uno de los empresarios más beneficiados por el caso Koldo, y además escolta del exministro de Transporte José Luis Ábalos.

GUILLAMÓN Y LA POLÉMICA CONDECORACIÓN AL ESCOLTA DE ÁBALOS

Rubén de Aldama, oficial de la Policía Nacional, jugó un papel determinante en la trama de presunta corrupción que afecta al amigo y exasesor de Ábalos en la compra de mascarillas que investiga la Audiencia Nacional y Anticorrupción. De Aldama formó parte del equipo de seguridad de Ábalos entre 2018 y 2020, pero también actuó de enlace entre Víctor de Aldama y Koldo García Izaguirre.

Rubén de Aldama con José Luis Ábalos, exministro de Transportes
Rubén de Aldama con José Luis Ábalos, exministro de Transportes

El escolta de Ábalos fue detenido en las decenas de registros realizados el pasado mes de febrero ante las evidencias captadas por la UCO de la Guardia Civil. Varias de las pruebas recogidas por la Benemérita se centraron en las transferencias recibidas por Rubén de Aldama con conceptos como «por la puta del otro día», «putas», «mamadas» o «fiesta». Los pagos, que oscilan entre los 40 y los 360 euros, se realizaron desde la cuenta de un familiar de los dos hermanos.

Rubén de Aldama pertenece a la Brigada Central de Escoltas, la élite de la protección de altas personalidades del Estado. Su labor fue recompensada con un puesto en la Embajada de España en Moscú, con más de 12.000 euros al mes, para pasar ahora al departamento de incidencias de la Brigada.

EL GINECOLO DE LA MUJER DE KOLDO, TAMBIÉN CONDECORADO

Entre sus condecoraciones figura la entregada por la Asociación Santos Ángeles Custodios, Amigos del Cuerpo Nacional de Policía, cuyo presidente de honor es Francisco de Borbón Escasany. La misma asociación también condecoró al ginecologo de la ‘jet’ y también de la mujer de Koldo, Ignacio Palomo, quien viajó con Ábalos y Koldo a Guinea Ecuatorial, República Dominicana y México. El exmarido de una ministra del presidente Obiang

Palomo, doctor en medicina, saltó en el caso Koldo por un contrato de test de antígenos por valor de 600.000 euros. El contrato se adjudicó después de una reunión entre altos cargos del Ministerio de Interior y Transportes, según publicó El Español. Los test entregados resultaron ser un fake, como las mascarillas de Francina Armengol.