martes, 28 mayo 2024

La última temporada de esta joya de Netflix se desploma en un caos total: el motivo para no verla

Lo impensado se ha vuelto realidad. Netflix dispuso en su catálogo en diciembre de 2023 la última temporada de «The Crown», la serie que nos sumerge en lo más recóndito de la corona británica, sin embargo, los diez episodios finales de la historia no cumplieron con las expectativas de la audiencia y de los más críticos de la industria.

Recordemos que «The Crown» comienza en 1947, dos años antes de la ascensión al trono de la Reina Isabel II. La joven heredera se enfrenta a la abrumadora tarea de asumir el papel de monarca y a las complejidades de la vida pública y privada. A lo largo de las temporadas, se exploran las relaciones de la reina con su esposo, el príncipe Felipe, sus hijos, sus primeros ministros y las figuras políticas de la época.

Por qué no hay que ver «The Crown» de Netflix

Pese a que en un principio fue aclamada por la crítica por las increíbles actuaciones, dirección estética, guion y producción, la temporada estrenada a finales del año pasado fue la que más cuestionamientos recibió, provocando que varios periodistas aconsejen a sus lectores no verla. Entre los motivos que los especialistas destacan es la pérdida de brillo a medida que evolucionan los capítulos finales: «Los últimos episodios carecen del brillo original de las primeras temporadas, perdiendo el foco en la evolución de la reina Isabel tras la sombra de la historia de la princesa Diana», aseguró Carly Lane de «Collider».

Por su parte, Alan Sepinwall de «Rolling Stone» el motivo para no ver «The Crown» es porque termina con «exceso de príncipe William y Kate Middleton. La historia más interesante se queda en la periferia: el príncipe Harry», sentenció. Mientras que, Kayleigh Donaldson de «The Wrap» opinó: «Los años de Diana empezaron con una astuta ambición, pero la serie se tambalea en los 90 hasta llegar a una decepcionante conclusión«.

«The Crown» es ficción de Netflix, no es la verdad absoluta

"The Crown" es ficción de Netflix, no es la verdad absoluta
«The Crown» es ficción de Netflix, no es la verdad absoluta

A pesar de que no cumplió con las expectativas, la serie hace una reflexión sobre el futuro de la monarquía británica, te traslada hasta lo más humano de la Reina Isabel II y te regala una visión que nadie conocía sobre lo que sucede detrás de las paredes de esos grandes palacios.

«The Crown» no deja de ser una ficción, inspirada en personajes reales, pero con historias sutilmente modificadas. No es la verdad absoluta de la familia real de Gran Bretaña, es sólo una interpretación de Netflix sobre la Reina Isabel II, sus secretos, miedos y más oscuros demonios.