Ábalos junto al lema "Somos la izquierda".

El PSOE celebró en Ferraz su triple triunfo en la noche del 26-M. Eso sí, la felicidad de Pedro Sánchez no era ni mucho menos plena: la victoria moral del PP en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid eclipsaba que el mapa ibérico se teñía de rojo.

Los socialistas parecían recuperar La Rioja, 24 años después, a cambio de perder Aragón. No parecía demasiado premio. Ni siquiera las estériles victorias en la capital, Castilla y León y la Región de Murcia proporcionaban demasiada alegría.

Aunque al menos mantenían Baleares, con su primera victoria; el Principado de Asturias; la Comunidad Valenciana; Castilla-La Mancha; Extremadura; y se mantenían en el Gobierno de Cantabria. Pero José Luis Ábalos no se resignó y buscó conseguir ‘en la prórroga’ triunfos en Canarias, Navarra y Aragón.

LA GOBERNABILIDAD DE ARAGÓN, PENDIENTE DE PODEMOS

Javier Lambán veía con frustración como la articulación de un posible cuatripartito (PSOE, Podemos, Chunta Aragonesista e IU) no sumaban la mayoría. Pero tampoco lo conseguía el tripartito conservador (PP, Ciudadanos y Vox).

El balón quedaba encima del tejado del Partido Aragonesista, orillado hacia el centro-derecha, presente en la manifestación de Colón y socio habitual a nivel estatal del Partido Popular.

Borrell

Borrell aspira a ocupar la vicepresidencia de la Comisión Europea

Su currículum es largo. A sus 72 años, Josep Borrell ha pasado de ser en 1978 concejal de Majadahonda (Madrid) a estar al frente de dos ministerios e incluso a presidir la Eurocámara. Ahora, tras ganar las elecciones europeas, el todavía ministro de Asuntos Exteriores aspira a ocupar un importante c...

Eso sí, su líder, Arturo Aliaga, se resistía a posibilitar un acuerdo que incluyese a Vox y que fuese liderada por el popular Luis María Beamonte, salpicado por el escándalo de la Universidad Rey Juan Carlos.

Aliaga cerró por sorpresa un acuerdo con el socialista Javier Lambán y pretendió cerrar un tripartito que incluyese a Ciudadanos. Pero las reticencias de Albert Rivera a pactar con el PSOE han forzado a un nuevo escenario en el que el PAR ha aceptado que los otros regionalistas, la Chunta, entren en el Gobierno.

Eso sí, el PAR no acepta que Podemos entre en el Ejecutivo y pretenden que el partido morado liderado por Nacho Escartín, distanciado de Pablo Iglesias, apoye a Lambán desde fuera a cambio de un acuerdo programático. El desprecio de Aliaga a los morados se ha visto en la votación de la Mesa de las Cortes, donde el PAR ha rechazado a la candidata de Podemos, Itxaso Cabrera.

RECUPERANDO CANARIAS, CON ÁBALOS COMO MEDIADOR

La negociación de Canarias, como siempre, se presumía como imposible por la facilidad de Coalición Canaria de mantenerse en el poder sin ganar las elecciones. La formación nacionalista comenzó el sprint de la negociación como favorito, pero en la investidura de los ayuntamientos se vieron sus costuras: perdían sus feudos en Santa Cruz o La Laguna.

La Agrupación Socialista Gomera de Casimiro Curbelo abrió subasta: o un cuatripartito de centro-izquierda junto al PSOE, Nueva Canarias o Podemos, o un cuatrirpartito de centro-derecha junto a Coalición Canaria, PP y Ciudadanos.

PSOE
Ábalos, clave en las negociaciones.

Curbelo se posicionaba a favor de Coalición Canaria, pero dos sucesos entraron en escena: la reunión entre Ábalos y Curbelo en La Moncloa y la negativa de Ciudadanos a mantener en el poder al imputado Fernando Clavijo, que ofreció dar un paso atrás para salvar el acuerdo. Pero ya era tarde.

SE ACERCA EL CUATRIPARTITO NAVARRO LIDERADO POR EL PSOE

Sintonía entre la sede del PSOE madrileña en Ferraz y entre la del PSN en el paseo Sarasate de Pamplona. José Luis Ábalos ya ha dejado claro que la candidata socialista María Chivite no ha rebasado ‘la línea roja’: el pacto con EH Bildu.

Los socialistas buscarán la próxima semana cerrar definitivamente sus acuerdos con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Cierto es que para cristalizar este cuatripartito es necesaria la abstención de Euskal Herria Bildu.

Navarra Suma, tras recuperar el poder municipal que perdieron en 2015, piden a María Chivite que recapacite, ofrecen consejerías al PSN y sus dos votos en la investidura a Pedro Sánchez, que no parece dispuesto a desplantar a uno de sus socios preferentes, el PNV.

ENFADO DE CIUDADANOS EN LA RIOJA

El acuerdo del PSOE y Unidas Podemos en La Rioja para desalojar al PP del poder tras 24 años ha tenido una víctima colateral: Ciudadanos, que tras su decepcionante resultado se ha quedado sin sitio en la Mesa del Parlamento.

El líder naranja, Pablo Baena, ha explicado que el PSOE “en las pasadas elecciones prometió que iba a gobernar para todos pero la realidad es que Concha Andreu no dialoga, hoy ha pasado el rodillo, la tercera fuerza política del Parlamento de La Rioja se ha quedado fuera por el rodillo de Concha Andreu y su equipo”.

Page - Ciudadanos

El acuerdo de Ciudadanos con Page revoluciona al PSOE

La Ejecutiva que formó Ciudadanos para anticipar los futuros pactos tras las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo fue suficientemente clara. El PP sería el socio preferente, pero el PSOE tendría la puerta abierta siempre y cuando los líderes territoriales renegaran de Pedro Sánchez. ...

Baena afirma que la nueva presidenta, Concha Andreu, “se pliega a las exigencias de Podemos y de IU y lleva a La Rioja a un escenario en el que habrá un gobierno centrado en subir impuestos, en aplicar políticas represivas y en aplicar las políticas de Podemos en La Rioja. Nosotros desde Ciudadanos haremos una oposición firme y leal”.

Comentarios