futbol

Hay una incógnita que planea sobre los que pagaron un dineral a principio de temporada por ver todos los partidos de su equipo. Tanto en el fútbol como en el baloncesto. Pero, si compré este abono y la crisis del coronavirus ha suspendido los encuentros a mitad de temporada, qué es lo que ocurre. ¿El equipo devolverá el importe restante del abono o aplazará los encuentros para que pueda asistir? 

Es cierto que cabe la posibilidad de que el fútbol y el baloncesto vuelvan a su actividad a finales de mayo o en junio. El presidente de La Liga, Javier Tebas, ya se ha animado en una conferencia con varios medios internacionales a dar hasta tres fechas de vuelta del fútbol español: 29 de mayo, 6 de junio o el 28 de junio. Pero de ser así, casi con toda seguridad esos encuentros se celebrarán a puerta cerrada para evitar posibles contagios masivos. Entonces, esto significa que los que pagaron un abono de temporada no podrán disfrutar de sus encuentros completos.

De momento, los clubes no han tomado una solución conjunta porque no saben cómo evolucionará el asunto. Lo que el coronavirus ha aportado al mundo es incertidumbre. Y tan pronto se puede encontrar un tratamiento que palie considerablemente las consecuencias de la pandemia como que se puede alargar durante meses. Entonces solo algunos han dado una tímida respuesta, como es el caso de la Real Sociedad, que se plantea devolver parte del dinero correspondiente al abono de esta temporada a sus socios. Mientras aguarda las decisiones y los acontecimientos relacionados con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

gomera

Las islas españolas serán las primeras en abrir el confinamiento

  • El presidente de Canarias, Ángel Víctor, ha pedido que se suavice el confinamiento en algunas islas.
  • De poderse jugar los 11 partidos que restan a la temporada, no se sabe si se podrá hacer con público o a puerta cerrada, así que el equipo ha optado por plantear esta solución que aún no está decidida. Y lo mismo ocurriría con el baloncesto.

    El caso del Celta de Vigo es similar. Se plantean devolver todo el dinero necesario, que supondría un 31,5% del abono de temporada, pero no se sabe todavía con certeza qué ocurrirá en las próximas semanas.

    En el caso del Atlético de Madrid, se hace gala de su fama y su fidelidad. Los socios que han pagado abonos de temporada han rechazado que se les reembolse el importe restante para poder pagar a los trabajadores del equipo. Al menos así lo ha considerado un sector de la afición. “La afición del Atleti siempre arrima el hombro y con el coronavirus no iba a ser menos, ya hay un sector de la afición que ha anunciado que renunciará al reembolso de sus abonos para que con ese dinero se pueda pagar los sueldos de los empleados del club”, ha comentado el periodista de deportes Cuatro, Andrés de la Poza.

    El Real Madrid, por el contrario, también se ha planteado, como la mayoría de clubes, reembolsar el importe de los abonos de temporada, tanto en el fútbol como en el baloncesto. Pero hasta que no se sepa cómo evolucionen las cosas, todo estará parado, ya que cabe la posibilidad de que las temporadas se modifiquen y que los encuentros se aplacen, por lo que los aficionados podrían acudir a los eventos sin mayores problemas, solo que más adelante.

    NO ESTÁN OBLIGADOS

    Pero lo cierto es que los clubes no están obligados a devolver el importe de los abonos. Si lo hacen es un gesto de buena voluntad, ya que el hecho de que sea a causa de un agente externo, una pandemia generada por un coronavirus que ha paralizado el mundo, según la normativa no tienen por qué devolver el importe de los abonos de temporada. Con las entradas no ha habido problemas, pero con los abonos es otro cantar.

    El miedo que se respira entre los organizadores de La Liga y la Euroliga y los equipos que en ellas participan es que las millonarias pérdidas (que en el caso del fútbol español se estiman en alrededor de 700 millones de euros), se vean afectadas por la devolución de los abonos de temporada. Pero los clubes tampoco quieren dar una imagen tan lamentable como la de ampararse en esa normativa para quedarse los euros.

    Comentarios