Gabilondo

A la espera de ver qué ocurre con Vox y cómo logran su apoyo, Ayuso y Aguado avanzan en las negociaciones. El candidato de Ciudadanos ha vuelto a decir “no” a Gabilondo, que asume la derrota aunque no arroja la toalla. “Todo va mal”, ha dicho el socialista. La formación naranja cumple lo que dictó su Comité Ejecutivo y avanza a un acuerdo con los populares.

Así lo ha expuesto Gabilondo en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid, tras mantener con Aguado una reunión que apenas ha durado media hora, en la que le ha hecho entrega de un documento de 15 páginas en el que indica cuáles son los puntos fundamentales para resolver los problemas de la ciudadanía, aunque “Ciudadanos no está en el centro de esa cuestión”.

Se nos ha dicho que la prioridad de Ciudadanos es formar un acuerdo con el PP; entienden que la estrategia es que una vez que entran en el gobierno cambiar las cosas desde ahí, y nosotros pensamos que pasa por tratar de cambiar un gobierno del PP que lleva 24 años gobernando para poder regenerar”, ha sostenido.

GABILONDO NO ARROJA LA TOALLA

No obstante, Gabilondo no le cierra la puerta y ha asegurado que si desde la fecha de hoy al día 11 piensa en algún momento volver a reunirse con él estarán “encantados” de hacer un grupo de trabajo y de hablar de los problemas y buscar soluciones. “Nosotros no excluimos”, le ha lanzado.

Ha reconocido que “todo va mal” porque en las dos reuniones que ha mantenido con PP y Ciudadanos no ha logrado que le apoyen, pero ha señalado que eso no quiere decir que ellos no vayan a no trabajar “hasta el último instante” para que todo vaya “muy bien”.

En cuanto a si se presentará a ser investido como presidente regional, ha asegurado que “él no se presentará a la investidura, sino que lo tendrá que hacer el presidente de la Asamblea”. “Yo se lo diré al presidente de la Asamblea y solo lo hará si considera que hay una mayoría razonable para ser propuesto a alguien”, ha apuntado.

De hecho, al ser preguntado sobre si estaría cuatro años más en la oposición o se replantearía pasarse a las filas de Pedro Sánchez, Gabilondo ha asegurado que él es capaz de estar otra legislatura más en el Parlamento madrileño, que no juega con “ninguna hipótesis” porque cree de verdad en la responsabilidad de ser elegido” y que no piensa “en ninguna otra cosa”.

“Incluso ponerme en esa hipótesis me parece que también es como no respetar el proceso y mi obligación en este momento de estar entregado absolutamente por lograr una mayoría”, ha añadido.

Por último, pese a que se reunirán con todos los partidos, mañana con el candidato de Más Madrid, Íñigo Errejón, con Vox ha dicho que no va a negociar con ellos “nada”.

Comentarios