Badiola tacha de “lamentable error” el vacío de Sánchez a los veterinarios

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha excluido de todos sus órganos asesores formados por equipos multidisciplinares, sobre todo, en el ámbito de la salud, a los veterinarios. Lo hizo antes y después de decretar el estado de alarma por una crisis sanitaria y no ha rectificado pese a la evolución y el tiempo transcurrido desde la irrupción del covid-19. “No entiendo como el Gobierno ha cometido ese error”, afirma en declaraciones a una entrevista concedida a MONCLOA.COM, el director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola.

El experto, cuyas propuestas y aportaciones sí han sido demandadas por el Ayuntamiento de Madrid, en la fase de desescalada, y por el Ayuntamiento de Zaragoza, donde reside, no oculta su sorpresa e incredulidad hacia la decisión del Ministerio de Sanidad dirigido por Salvador Illa, al frente del mando único en las fases más críticas de la pandemia desatada a causa del covid-19.

En los diferentes comités científico-técnicos que han asesorado al Gobierno en las diferentes etapas desde el decreto del estado de alarma, “se ha contado con otros profesionales, vinculados al mundo de la salud, pero los veterinarios tenemos la ventaja de estar acostumbrados a luchar contra epidemias casi cotidianamente, porque en el caso de los animales las enfermedades no suelen ser esporádicas, ni afectan a un sólo individuo, suelen ser enfermedades infecciosas y parasitarias”, argumenta el experto.

En opinión de Badiola, el error en el que ha incurrido este Gobierno es “el de pensar que el mundo animal y el mundo humano son diferentes”. En cuanto al Ministerio de Sanidad, “me ha parecido muy lamentable que no haya sido consciente de que somos una profesión sanitaria, ni consciente del movimiento que promueve el concepto que ya se puso en valor hace una década en Estados Unidos de ‘Un mundo, Una salud’ (One world, One health)”, explica el catedrático de la Universidad de Zaragoza.

Badiola critica que el Gobierno ha “ignorado” un concepto que precisamente “viene para evitar problemas como el que estamos viviendo” y añade “parece mentira que el Ministerio de Sanidad no haya sido consciente”, en este sentido.

Por otro lado, “en este momento, en las comunidades autónomas existe un elevadísimo número de personas cualificadas en salud pública, y este es un problema de salud pública”, reivindica el experto, y apela al ministro Illa “a que me explique él y sus asesores por qué no han contado con nosotros -veterinarios-“ y sentencia: “han cometido un grave error”.

“Sí nos hubieran llamado antes, no hubieran ocurrido las cosas como han ocurrido”, asegura Badiola a MONCLOA.COM, porque “los veterinarios estamos acostumbrados a prever porque una epidemia si no se contiene es muy difícil combatirla, hemos aprendido por nuestra experiencia en el mundo animal, a que no se puede dejar margen a este tipo de epidemias, la contención debe ser inmediata”.

Otro de los reproches de Badiola al Ministerio de Sanidad es que “ha olvidado una cuestión muy importante, de hecho, deberían haber llamado a un veterinario para saberlo”, e ironiza “yo me ofrezco para explicárselo”: hay cerca de 300 enfermedades compartidas entre los animales y las personas (enfermedades zoonóticas) “esta es otra más, porque procede de los animales, en concreto de los murciélagos, y de una especie puente por determinar, y los que sabemos de animales somos nosotros, los veterinarios, con todo el respeto a otras profesiones”, concluye el experto con probada experiencia en anteriores crisis sanitarias como la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), ébola o gripe aviar.