Pedro Sánchez durante un acto en Pamplona. Foto: Flickr PSOE.

La italianizada política Navarra va camino de sumirse, una vez más, en un eterno verano repleto de negociaciones, presiones, sobreactuaciones e investiduras que nunca llegan. El PSN afirma que pretenden recuperar el Gobierno veintitrés años después, pero Navarra Suma presiona desde Madrid mientras el PNV lo hace desde Bilbao. Aquí van las once claves del ‘Laberinto navarro’:

1- EN FERRAZ JUEGAN CON EL TIEMPO

En Ferraz interesa que pase el tiempo: el martes 23 de julio Pedro Sánchez se someterá a la investidura y Navarra, indirectamente, estará en juego. De producirse un pacto entre PSOE, Podemos y el PNV, María Chivite estará más cerca del trono.

Pero si el presidente va a la repetición electoral, en Ferraz previsiblemente frenarían un Gobierno del PSN para evitar que la derecha estatal haga campaña con la política navarra y el presunto pacto entre socialistas y EH Bildu.

2- EL PSN ACTÚA COMO SI MADRID NO INTERVINIERA

Desde el PSN sostienen que desde Ferraz solo les ponen una línea roja: no pactar con EH Bildu. Ellos no lo harán, aseguran, porque un cuatripartito progresista suma 23 escaños, tres menos que la mayoría. A Chivite le haría falta la abstención de los abertzales, que quizás se la regalen para evitar el retorno del centro-derecha al poder en Navarra.

Ximo Puig

La “vía valenciana” de Ximo Puig, escoltada por tres ministras y Zapatero en Madrid

La "vía valenciana" bajó la mañana de este martes desde los riscos de Morella, pasó por el Palau de la Generalitat y recaló en los salones del Hotel Villa Magna de Madrid. La encarnaba un señor del Maestrazgo, Ximo Puig, que pese a ser paladín de la buena nueva para el socialismo, arrojó un jarro de...

3- EH BILDU SE LO PIENSA

En Euskal Herria Bidu están que se suben por las paredes por dos asuntos: no han podido repetir gobierno en Pamplona porque el PSN no les votó y encima María Chivite se niega a sentarse con ellos. El giro a la derecha municipal y el desprecio socialista puede provocar que Bakartzo Ruiz, líder de EH Bildu, apueste por tumbar la investidura socialista.

4- EL PSN NO DESPEJA LA ‘EQUIS’

El PSN no despeja la ‘equis’: ¿Qué harán si EH Bildu les tumba la supuesta investidura que lograrán con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra? Ramón Alzórriz, secretario de Organización de los socialistas navarros, dice en voz baja que se repetirán elecciones en octubre. De sufrir presiones desde Madrid, insinúa, dimitirá junto a Chivite.

5- GEROA BAI NO SE QUEDA CON LOS BRAZOS CRUZADOS

Geroa Bai, marca navarra y progresista del PNV, apuesta por un Gobierno de progreso en el que Uxue Barkos y Manu Ayerdi podrían tener papeles muy relevantes, quizás una vicepresidencia y una consejería económica. Andoni Ortuzar lo deja claro: lo que pase en Pamplona condicionará la situación en Madrid. La ventaja que tiene es que el PSOE, entre tanto juego a tres bandas, al único partido que respeta es al PNV: ni al PP, ni a Ciudadanos, ni a Podemos.

Navarra
María Chivite, líder del PSN. Foto: Flickr PSN

6- PODEMOS SE LO PIENSA

Podemos podría apostar por la abstención en una investidura de María Chivite. Sus dos votos no serían imprescindibles para que el PSN supere a Navarra Suma. Los morados están distanciados de los socialistas por obras como el TAV, rechazado por los de Iglesias y aceptado por los de Sánchez. Izquierda-Ezkerra parece más proclive a apoyar a Chivite.

7- NAVARRA SUMA JUEGA SUS CARTAS

Por tierra, mar y aire: Navarra Suma ha vuelto a protagonizar un tour mediático por las redacciones madrileñas, hecho que se repite cada cuatro años porque UPN no ha logrado una sola mayoría en sus cuarenta años de historia. Javier Esparza, tras el gran resultado de su coalición, ha logrado firmar en público con Casado y Rivera, que no compartieron imagen por los recelos de Cs.

8- LA OFERTA DE ESPARZA

Javier Esparza, muy reforzado por su gran resultado autonómico y por la recuperación del poder municipal perdido en 2015, ha hecho una jugosa oferta al PSN: vicepresidencia para Chivite y apoyo a la investidura de Sánchez. Pero en Ferraz no tragan, quizás por presiones del PNV.

9- MARÍA CHIVITE NO ‘TRAGA’ A ESPARZA

La baronesa socialista no ‘traga’ a Esparza: la pasada legislatura UPN no dejó de acusar al PSN de tener connivencia con la izquierda aberzale y tras cerrarse las urnas los regionalistas intentaron puentearla con Ferraz. María Chivite, en un movimiento a la desesperada, podría abstenerse ante Navarra Suma a cambio de que sacrifiquen a Esparza como candidato.

Ábalos, clave en las tres victorias autonómicas del PSOE ‘en la prórroga’

El PSOE celebró en Ferraz su triple triunfo en la noche del 26-M. Eso sí, la felicidad de Pedro Sánchez no era ni mucho menos plena: la victoria moral del PP en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid eclipsaba que el mapa ibérico se teñía de rojo.Los socialistas parecían recuperar La Rioja, 24...

10- ¿NAVARRA SE VENDE?

En la prensa madrileña se filtraron tras el 26-M las negociaciones entre el Gobierno de Zapatero y ETA. En las actas se evidenciaba que el PSOE había tanteado con unir Navarra junto a Euskadi, mecanismo constitucional. Pero Esparza no quiere oír hablar del ‘plan b’ que deslizan algunos empresarios: que Navarra Suma apoye la investidura de Chivite para que el PSN no dependa de Bildu.

11- TREGUA SANFERMINERA

En los Sanfermines, léase ‘Plaza del Castillo’ de Rafael García Serrano, siempre se han cocinado a fuego lento algunos proyectos políticos. Este año no será menos, pero aparentemente la política navarra se tomará una tregua mientras María Chivite, en apariencia, camina hacia la investidura.

Comentarios