En vacaciones uno puede permitirse hacer de todo. Tenemos tiempo para que las horas pasen sin darnos cuenta de ello, sin controlar el tiempo, sin planificar y sin alterar nuestro estado de paz por las alarmas, los recordatorios, las citas, las tareas, y un sinfín de obligaciones. Y así, podemos elegir qué hacer en cada momento que nos produzca placer a nosotros y los nuestros, como por ejemplo preparar unas ricas bebidas refrescantes en forma de cócteles.

Refrescar el paladar a través de unos apetitosos cócteles que podemos hacer nosotros mismos, y de forma muy sencilla en casa, sin echar de menos un ápice los bares y los restaurantes. Cócteles que podemos preparar en menos de cinco minutos y que no necesitarás tan si quiera una coctelera. Desde Moncloa.com te lo contamos, ¡todo!

Cócteles: El clásico Bloody Mary

cocteles-faciles-hacer-casa

Este tradicional cóctel inventado, al parecer, por el barman francés Fernand Petiot, es una sabrosa bebida hecha a base de mezclar vodka y zumo de tomate, pero que con el tiempo, el propio Petiot fue variando la elaboración y refinó su composición agregando sal, pimienta, zumo de limón, unas gotas de Tabasco y un pequeño toque de salsa Perrins. ¿Cómo podemos hacer este cóctel en casa? Coloca un poco de hielo en una jarra. Vierte 100 ml de vodka, 500 ml de jugo de tomate y 100 ml de jugo de limón, agrega 3 cucharadas de salsa Perrins y Tabasco, y por último, una pizca de sal. Revuélvelo todo hasta que el exterior de la jarra se sienta frío, luego sirve el cóctel en 2 vasos altos, rellénalos con hielo y ‘listo!