Detenido en Gran Canaria un fotógrafo profesional acusado de pornografía infantil
Detenido en Gran Canaria un fotógrafo profesional que presuntamente engañó y fotografió a 43 víctimas menores de edad para crear contenido pornográfico infantil.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gran Canaria a un fotógrafo profesional de 52 años que presuntamente engañó y fotografió a 43 víctimas menores de edad para crear contenido pornográfico infantil.

El detenido ofertaba a través de Internet una “colaboración artística” que consistía en la creación de un “book” de fotos gratuito, similar al que se pueden hacer las modelos profesionales. Este reportaje lo realizaba en un garaje, que empleaba como estudio.

Los padres de las menores firmaron un contrato en el que se incluía una cláusula en la que se declaraba que no se harían fotos a las chicas desnudas. Sin embargo, en las sesiones, las menores de entre 14 y 18 años de edad, eran fotografiadas desnudas y también con atuendos, en poses o utilizando planos de sexo explícito, que no pueden ser entendidos como artísticos.

OFERTABA ‘BOOKS’ DE FOTOS GRATUITOS

La investigación comenzó en febrero del pasado año 2018 tras la denuncia de una de las víctimas y su madre. Ambas aseguraron que el detenido había fotografiado a la menor desnuda en su estudio y sin consentimiento paterno. Además, este se había negado a entregarle las fotografías realizadas. Las denunciantes informaron de que otras chicas habían pasado por idéntica situación.

La denuncia hizo que los agentes diesen comienzo a una investigación tras la cual se pudieron comprobar los hechos, lo cual llevó a la detención del fotógrafo, profesional de 52 años natural de Gran Canaria. En el registro de su domicilio se intervinieron numerosos discos duros externos y una gran cantidad de material documental. Los dispositivos que contenían las imágenes sexuales de las menores fueron localizados en un doble fondo situado en la cama de un dormitorio.

La Policía Nacional pudo constatar que el investigado en Gran Canaria se encargaba de ofertar en su propia página web profesional, en la que figuraban sus servicios ordinarios, la denominada “colaboración artística”. Esta era gratuita y sin ánimo de lucro y consistía en un reportaje completo. Las víctimas recibirían a cambio varias fotografías.

La oferta logró llamar la atención de una gran cantidad de menores, que acudieron a su garaje situado en Las Palmas de Gran Canaria. Este escenario hacía las veces de estudio para que las menores se pudiesen hacer un “book” como las modelos profesionales.

NO PERMITÍA LA PRESENCIA DE SUS PADRES

Cuando las jóvenes llegaban al estudio, los padres debían firmar un contrato con las características del servicio gratuito. En el mismo figuraba una cláusula en la que se aseguraba que no se realizarían las fotos de las chicas desnudas. Al mismo tiempo, el fotógrafo no permitía a los padres estar presentes durante la sesión para, supuestamente, no cohibir a las chicas.

Detenido en Gran Canaria un fotógrafo que habría hecho fotos a 43 menores para crear contenido pornográfico
El detenido ofertaba por Internet una “colaboración artística” que consistía en un ‘book’ gratuito. Hacía sus sesiones en un garaje, que utilizaba como estudio.

FOTOGRAFIADAS DESNUDAS O CON ATUENDOS Y POSES EXPLÍCITAMENTE SEXUALES

El presunto autor de los hechos iniciaba la sesión realizando numerosas fotos y con diferentes vestimentas. Poco a poco y de manera progresiva las iba pidiendo que se despojaran de las prendas.

El fotógrafo natural de Gran Canaria convencía a las menores de la necesidad de desnudarse de cara a iniciar su posible carrera de modelo, a la cual muchas de las víctimas aspiraban. Para ello, alegaba que el desnudo era en realidad un elemento artístico que carecía de importancia.

De esta manera, conseguía hacerse con las fotos de las menores desnudas y con atuendos, poses o utilizando planos explícitamente sexuales, que, tal y como informa la Policía Nacional, “de ninguna manera se pueden entender como artísticos”.

Una vez obtenidas las fotografías, los padres de las menores nunca llegaban a enterarse del tipo de fotos que se les realizaba. Esto se debía a que las fotografías que recibían a cambio de su colaboración no incluían desnudos ni eran sugerentes, sino que eran fotos de estudio. Esto hacía que los padres no tuviesen sospechas acerca de las intenciones del fotógrafo.

Además, ninguna de las menores llegó a contar lo sucedido a sus padres, ya que en la gran mayoría de las ocasiones no eran conscientes de haber sido engañadas y víctimas de un delito. De igual forma, las chicas que pidieron que se les proporcionarán esas fotografías nunca las recibieron.

43 VICTIMAS MENORES

La investigación llevada a cabo por parte de la Policía Nacional en Gran Canaria se ha prolongado debido a la gran cantidad de material fotográfico que ha sido analizado. No obstante, el haber encontrado los contratos relativos a la “colaboración artística” fue clave para el cotejo de datos y fotografías. Con motivo de ello se pudo identificar y localizar a un total de 43 víctimas menores de edad.

LOS DELITOS DE PORNOGRAFÍA INFANTIL EN EL CÓDIGO PENAL

El Código Penal Español hace referencia a los delitos de pornografía infantil en su artículo 189. En este se indica que se considera pornografía infantil al material que corresponde a menores de edad o personas necesitadas de una especial protección por sus capacidades que sean partícipes en una conducta sexualmente explícita. Se considera como tal tanto si es una situación simulada como si es real.

La representación de sus órganos sexuales con fines sexuales, grabaciones en las que se represente a menores participando en conductas sexuales explícitas o la representación de órganos sexuales de personas que parezcan ser menores, también se consideran delitos de este tipo.

AGRAVANTES

Al igual que ocurre en el resto de delitos, hay una serie de agravantes que pueden incrementar las penas. Uno de estos casos sucede cuando para la obtención de ese material se ponga en peligro la vida o salud de la víctima. Independientemente de que sea por una imprudencia grave o de forma dolosa.

También supone un agravante la notoriedad del material pornográfico, ya sea por cantidad o por su contenido, o si se pertenece a una organización dedicada a este tipo de actividades. Además, si se es progenitor, tutor, curador, cuidador, profesor u otro tipo de desempeño con la víctima también se considera de esta manera.

En este aspecto también se incluye que el autor sea familiar, viva en el mismo domicilio o abuse de una posición de confianza o autoridad. Ser reincidentes o usar violencia o intimidación, también supondrán penas mayores.

PENAS POR POSESIÓN DE MATERIAL PORNOGRÁFICO INFANTIL

La adquisición o posesión de material infantil para consumo propio está castigado por la Ley. Las penas van desde 3 meses a 1 año de prisión. La multa, por su parte, va de 6 meses a 2 años. Estas penas se aplican también para aquella persona que acceda a este material sabiendo del contenido que se trata.

Los padres o tutores conscientes de la situación que no obren para impedir la situación también recibirán castigo. En este caso, la pena es de 3 a 6 meses de prisión y las multas de 6 a 12 meses. Además, el Ministerio Fiscal podría promover acciones para la pérdida de la patria potestad, guarda, tutela o acogimiento.

Comentarios