moto
Un casco con intercomunicador. Foto: Twitter.

La Dirección General de Tráfico quiere poner fin a una de las polémicas que más ha asaltado a los moteros en la carretera. La DGT legalizará el uso de los intercomunicadores de moto para la primavera de 2020, según ha confirmado Tráfico a MONCLOA.COM. Estos aparatos que se introducen en el casco y permiten hablar por teléfono al piloto e incluso escuchar la radio están en un vacío legal. Algunos agentes de la policía los han considerado ilegales y han sancionado a quienes lo utilizaban. La DGT reconoce que están en un espacio alegal. Y para zanjar la polémica, los regularán en pocos meses.

Recientemente, se ha hecho viral en las redes sociales un vídeo en el que un guardia civil de tráfico multa a un motero por usar un intercomunicador. Ante esto, numerosas asociaciones de moteros han vuelto a poner el grito en el cielo por este hecho, que aseguran no es aislado. Desde la DGT aseguran que lo normal es que los agentes no denuncien el uso de este tipo de dispositivos. Pero reconocen que si el policía percibe que se está cometiendo un delito, se puede denunciar porque “no están contemplados en la normativa”.

“Es verdad que la situación actual es compleja”, ha asegurado Javier Villalba, jefe de la unidad de normativa de DGT. “Actualmente, los intercomunicadores están en una zona más cercana a la ilegalidad que a la legalidad“, ha reconocido. “Pero está previsto legalizarlos en unos meses”, ha concluido. La DGT prevé zanjar la polémica que orbita en torno a estos dispositivos cuanto antes porque “no hay nadie que esté en contra”.

Pere Navarro

Pere Navarro: “Si tiramos atrás Madrid Central haremos el ridículo”

Fue el impulsor del carnet por puntos y uno de los directores de la DGT que más ha reducido la mortalidad en la carretera. Tras unos años alejado de los focos, Pere Navarro volvió en 2018 a coger las riendas de la Dirección General de Tráfico. Y desde entonces, hay menos muertos en la carretera. P...

Según explica Villalba, Tráfico ya quiso en 2014 reconocer los intercomunicadores de moto en el reglamento. Pero su legalización formaba parte de un paquete de medidas y reformas viales que se vio interrumpido por la convocatoria electoral. Ahora, la intención del director de la DGT, Pere Navarro, es normalizar el uso de estos aparatos disponibles en todas las tiendas de motos tan pronto como le sea posible. Y las estimaciones de Tráfico apuntan a la primavera del año próximo.

Los moteros acogen esta noticia con alivio, pero consideran que se debió llevar a cabo antes. Son muchas las críticas que este colectivo ha lanzado a Tráfico después de haber circulado por las redes sociales algunos vídeos que constatan que los agentes denunciaban su uso con total normalidad. Algunos pilotos consideran que los intercomunicadores son altavoces, no cascos ni auriculares que te aislan del ruido exterior. Otros apuntan a que, puesto que se examinaron con uno para obtener el carnet de motocicleta, no entienden por qué se consideran ilegales. Otros han señalado que el uso de estos dispositivos solo debería ser considerado ilegal por la Guardia Civil siempre que se esté utilizando (algo que los agentes no pueden saber).

DGT

El puedo y no quiero de la DGT del PP: reducir la velocidad de 100 km/h a 90

  • Los directores de la DGT del PP María Seguí y Gregorio Serrano estaban de acuerdo con implementar la medida, pero no lo hicieron.
  • Respecto a las denuncias, la DGT entiende que es competencia del agente que vea la presunta infracción. Pero hacen hincapié en que en el registro de denuncias de tráfico, apenas se ven las sanciones por el uso de intercomunicadores de moto. Los aparatos funcionan vía bluetooth y se conectan directamente con el teléfono móvil, lo que permite al piloto escuchar música, la radio o mantener conversaciones, algo que muchos policías consideran un riesgo para la seguridad vial. En el vídeo, el agente de tráfico le comunica al sancionado que la razón por la que le ha parado es porque “el bluetooth está prohibido”. A lo que muchos moteros han contestado que cómo podía saber el agente que estaba utilizando el dispositivo.

    En algunos casos, incluso la Justicia se ha mostrado dubitativa a la hora de interpretar la normativa que prohibe el uso de los intercomunicadores de moto. En Aragón, un juez estimó el recurso de un motorista que había sido denunciado por usar este tipo de dispositivo. “Posiblemente nos encontremos ante un supuesto que la normativa habría querido prohibir, pero que no encaja exactamente con la prohibición, o al menos suscita grandes dudas, y por ello, en espera de una posible clarificación normativa, se debe aplicar el principio del in dubio pro reo, por lo que procede estimar el recurso y dejar sin efecto la sanción”, reflejaba el juez en el fallo.

    En primavera, todos los dispositivos de este tipo que se venden en las tiendas de motos pasarán a ser legales siempre que cumplan las especificaciones técnicas necesarias. Si ya las pasaron, serán aptos para su venta. Es decir, que los dispositivos no necesitarán pasar un nuevo filtro para ser homologados para su uso. La medida se llevará a cabo siempre que no haya un cambio de color político en el Gobierno. Aún así, según explica el director de la unidad de normativa de la DGT, “no hay nadie que esté en contra de legalizar los intercomunicadores de moto“. Otros países, como Inglaterra, sí que los han prohibido de forma tajante.

     

    Comentarios