Eduardo Garzón
El hermano de Alberto Garzón, el economista Eduardo Garzón. Foto: Europapress.

Eduardo Garzón, el hermano del ministro de Consumo, comparte en gran medida los focos que alumbran las palabras del líder de Izquierda Unida. Pero lo que realmente gusta a algunos de sus detractores son sus lecciones de economía. La última, relacionada con el salario mínimo interprofesional, ha sido compartida por cientos de personas y han convertido a Garzón (hermano) en el centro de las críticas. “Si esa empresa no puede pagar unos míseros 950 euros al mes, entonces mejor que desaparezca. Ya hará la misma actividad otra empresa o institución más capaz y competitiva”, ha afirmado. 

Que Eduardo Garzón comparte las ideas de su hermano no es ningún secreto. Le apoya, le defiende y critica a quienes atacan a Unidas Podemos. Fue asesor económico en el Ayuntamiento de Madrid cuando lo regía Manuela Carmena hasta que ésta le cesó. Las palabras y el repaso que hace Garzón sobre la economía española no han pasado desapercibidas. Un hilo en el que detalla por qué es necesario que las empresas que no puedan pagar un SMI de 950 euros deben desaparecer. “¿De verdad queremos un país en el que las empresas sólo puedan salir adelante pagando salarios inferiores al nivel mínimo necesario para subsistir?”, se pregunta el economista.

La conclusión del hermano del ministro no deja lugar a dudas: “Piénsalo: los empleadores contratan trabajadores porque gracias a ellos obtienen beneficios, ¡y ningún empleador contrata a una persona para sólo obtener sólo 80 euros mensuales de beneficio! Lo hacen para obtener mucho más. Así que se lo pueden permitir claramente”. A lo que muchos usuarios han respondido. “A Eduardo Garzón cuanto menos caso se le haga menos tonterías dirá. Él solo busca crispar al sector racional d los españoles con disparates”.

Garzon

Yolanda Díaz podría arrebatarle a Garzón el ministerio que heredará IU

  • Que Garzón no estuviera del lado de Iglesias durante las pasadas negociaciones le puede pasar factura.
  • Ni siquiera los políticos han sido impermeables al mensaje de Garzón. Al menos, el portavoz del grupo popular en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, quiso dar su opinión. “Veo que es TT Eduardo Garzón. He leído el hilo. No me había reido tanto desde lo de usar la máquina para hacer billetes. La cuestión es ¿quien creemos que puede crear empleo? ¿Garzon? O Amancio Ortega y Juan Roig?”.

    Pero no es la primera vez que Garzón hace subir el pan con sus palabras. Tambiñen quiso opinar sobre el desempleo de las Islas Canarias. Y cree tener la solución. Tan simple como que “el turismo que venga a las Islas sea de mayor valor añadido, una medida que hemos defendido es, aunque suene mal, la colectivización de determinados sectores estratégicos en el turismo”.

    Básicamente, una de las ideas más polémicas del hermano del ministro es nacionalizar los hoteles y los restaurantes para evitar el paro. “Si logramos que los ayuntamientos tengan la propiedad, no necesariamente total sino parcial, de determinados sectores estratégicos como pueden ser los restaurantes situados en las playas y en los hoteles, se lograría ingresar el suficiente dinero para después crear empleo público en otros sectores donde es necesaria cubrir la demanda”, aseguró en Tenerife durante la campaña electoral de Izquierda Unida.

    Yolanda Díaz

    ¿Está puenteando Pablo Iglesias a Alberto Garzón con Yolanda Díaz?

    Un jovencísimo Pablo Iglesias se recorrió Galicia en el otoño de 2012 para asesorar al histórico Xosé Manuel Beirás, que tiraba de improvisación y hacía escaso caso a los cachorros de Izquierda Unida que le habían enviado desde Madrid para susurrarle.Iglesias conoció por aquel entonces a Yolanda...

    EL ECONOMISTA DE MADRID

    Eduardo Garzón era la mano derecha del delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. Sus exabruptos hacia la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena le costaron el puesto, especialmente cuando criticó a finales de 2017 “las prisas” de la alcaldesa de Madrid por aprobar un nuevo Plan Económico Financiero (PEF). Una vez fue aprobado dicho plan, el hermano del ministro se negó a defenderlo el Pleno de Ayuntamiento, lo que le costó el cese.

    Para Garzón “el Ayuntamiento de Madrid estaba demostrando que otra política económica es posible (incremento inversor y cuentas saneadas) y eso no podía ser permitido por el mayor fanático de la austeridad: el PP con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a la cabeza”. Tras esto, se ha limitado a observar desde Twitter la política y a apoyar a Izquierda Unida.

     

    Comentarios