elvis presley frank sinatra

Si echamos la vista atrás, podemos afirmar de forma rotunda que los nombres de Elvis Presley y Frank Sinatra han hecho historia. Los dos mitos de la música incluso han cantado juntos en ocasiones para deleites de sus fans. A día de hoy, aún son muchos aquellos que siguen idolatrándolos y hasta transportándose hasta sus lugares de origen para celebrar homenajes en su honor.

Sin embargo, parece que, además del mito, la vida de ambos fue mucho más que interesante. Han compartido muchas cosas, además de fama. Tanto, que incluso hubo una ocasión en la que Presley llegó a intimar con la novia de Sinatra, cosa que pocos saben y que otros desean no imaginar.

Si eres un seguidor de estos dos grandes, esto te interesa. Descubre la historia de cómo Elvis Presley fue amante de la novia de Frank Sinatra.

Una historia de amor que nació a raíz de una película

g i blues elvis presley

Corría el año 1960 y, con él, el rodaje de la película G. I. Blues. Esta estaba protagonizada por la estrella indiscutible de la época: Elvis Presley. De hecho, durante el tiempo que duró el mismo, el cantante parece que no perdió el tiempo y, entre unas cosas y otras, terminó entre los brazos de la actriz con la que compartía rodaje.

Esto no parece ser nada del otro mundo, ya que hay multitud de actores famosos que han mantenido relaciones e incluso se han casado con sus compañeros de película. Un claro ejemplo de ello lo tenemos en otros dos grandes de la interpretación actual como son Angelina Jolie y Brad Pitt. Sin embargo, la historia sorprende cuando conocemos el nombre de la actriz: Juliet Prowse.

Prowse, en esa época, era la novia de Frank Sinatra. Fue aquí donde comenzó un triángulo amoroso en el que Presley se convirtió en el amante ocasional de la también bailarina.

Elvis Presley y Juliet Prowse, al margen de Frank Sinatra

juliet prowse elvis presley

Los amantes ocasionales parecían esconderse de Sinatra. Este, en aquella época, también era una de las estrellas que más fama tenía. No obstante, a pesar de su fama y su importancia a nivel artístico, quienes le conocieron afirmaban que gozaba de un carácter bastante malo. Sobre todo, cuando bebía un poco más de la cuenta.

Fue por esto que el Rey del Rock decidió mantener en secreto su relación con la por entonces novia del también músico. Elvis Presley mantenía encuentros amorosos en el camerino y colocaba en la puerta a Red West, un cómplice para que nadie le molestara.

Este era un buen amigo que el cantante había conservado desde su infancia. De hecho, en aquellos años trabajaban juntos, siendo West el guardaespaldas del cantante y quien se encargaba de protegerlo a toda costa.

Red West y su broma de mal gusto a los amantes

frank sinatra

Cuando tienes en la puerta de tu camerino a la persona en la que más confías mientras tienes tus escarceos amorosos con la novia de otro, las bromas no entran dentro de la ecuación. Sin embargo, Red West pensó que era una buena idea el hacer pasar un mal rato a su amigo fingiendo una pillada en toda regla.

En una ocasión, el guardaespaldas quiso bromear y tomarle el pelo a su por entonces amigo aporreando muy fuerte la puerta del camerino mientras gritaba que Frank Sinatra se acercaba con paso firme a través del pasillo. Por supuesto, en ese momento, Elvis Presley se encontraba en la habitación junto a Juliet, la novia del primero.

Elvis, muy apurado, no dudó en asomarse de forma apresurada por el pasillo para comprobar, pocos segundos después, que todo se había tratado de una broma. Debido a ello, los amantes se confiaron todavía más, creyéndose que jamás los pillaría nadie.

Frank Sinatra casi pilla a Elvis Presley con su novia

elvis frank

Las mentiras tienen las patas muy cortas. O, al menos, eso dicen. A Elvis Presley la jugada con la novia de Sinatra le salió redonda. En otra ocasión, después de haber caído en la primera broma que le gastó su guardaespaldas, el nombre del también cantante volvió a aparecer en boca de Red West.

Fue unos días después, cuando los amantes se encontraban en el hotel de concentración del equipo de rodaje en el interior de la habitación de Juliet. De repente, sonó el teléfono. Era West informando de que Frank Sinatra se encontraba situado en el hall del mismo hotel. Como es lógico, esta vez Presley no le creyó y le colgó, continuando con sus menesteres junto a su amante.

Sin embargo, en esta ocasión la advertencia no había sido ninguna broma. Eso sí, la suerte se situó de su parte y parece que Sinatra se quedó entretenido en el hall mientras atendía a un numeroso grupo de admiradoras. Poco después, el Rey del Rock terminaba su encuentro con Prowse y salía de la habitación de la misma. Cuando giró el pasillo, se encontró con Frank. Esta vez de verdad. Como si nada hubiera pasado, ambos se saludaron de forma amigable para continuar su camino por separado.

Juliet Prowse, una mujer y dos estrellas

juliet prowse

Nacida en Bombay, la actriz y bailarina Juliet Prowse consiguió ganarse el corazón de las dos estrellas más importantes del momento: Elvis Presley y Frank Sinatra. Prowse conoció a Sinatra en el rodaje de Can-Can y, durante un período de tiempo, estuvieron saliendo juntos, convirtiéndose en una de las parejas que siempre estaba en el punto de mira.

Cuando la relación terminó, ambos decidieron seguir con su vida sin volver a reencontrarse. El motivo, no obstante, no fueron sus encuentros con la también estrella Elvis Presley. De Frank Sinatra se dice que, entre sus virtudes, también tenía algunos defectos.

El cantante era bastante difícil de llevar, sobre todo cuando bebía. Además, la fama de mujeriego aún llega hasta nuestros días. Hubo un momento en el que ella también era tan famosa que la conocían como “las piernas más bonitas de Hollywood”. Su relación con Presley no llegó a más, así como la que mantuvo con Sinatra. Terminó casándose y divorciándose del también actor John McCook.

Comentarios