Julio Anguita junto a Pablo Iglesias. Foto: Captura Antena 3.

El drama oculto de Pablo Iglesias tras el 26-M es que Podemos e Izquierda Unida suman menos diputados autonómicos que Julio Anguita en 1995. El liderazgo del ‘Califa rojo’ surgió de la debacle del PCE en 1983.

En esta cita los triunfos de los emblemáticos ‘Kichi’ o Guarido el 26-M son considerados demasiado “localistas” y difícilmente extrapolables a nivel estatal. No parece que Iglesias vaya a tener un rival de altura a medio plazo, con permiso del posible salto estatal de Íñigo Errejón.

Pero Errejón tampoco tira cohetes: cierto es que triplicó los votos de Isa Serra a nivel autonómico, pero la amarga victoria de Manuela Carmena y su resultado no parecen suficiente resultado para hacer sombra a Podemos, aunque los desprecios de fundadores como Juan Carlos Monedero pueden contribuir a que algunos críticos se articulen en torno a ‘Más España’.

IGLESIAS EMPEORA LOS NÚMEROS DE ANGUITA

José García-Molina, vicepresidente en funciones de Castilla-La Mancha, ha perdido los dos escaños de Podemos, en esta ocasión bajo la marca Unidas Podemos, pese a que fue unos los barones morados que menos porcentaje de votos perdió.

Errejón

Tres baronías de Podemos afilan la guadaña contra Iglesias tras el 26-M

Podemos perdió el 26-M más de 860.000 votos y 68 diputados autonómicos respecto a 2015 y no logró siquiera ni acercarse a los 3,7 millones de votos con los que Pablo Iglesias salvó los muebles en las elecciones generales del mes pasado.Juan Carlos Monedero, látigo fustigador de los críticos con ...

García-Molina, cercano a Iglesias, ha dimitido tras quedarse a cero. Izquierda Unida logró un diputado en 1995 en el Parlamento castellano-manchego, bien es cierto que la asamblea regional actual tiene menos escaños que la de entonces. También puede caer Pablo Fernández, que se ha quedado sin escaño en Castilla y León y ha bajado de diez a uno. Anguita tenía cinco.

En Extremadura han caído de seis a cuatro, convirtiéndose en prescindibles tras la mayoría absoluta de Guillermo Fernández Vara. IU, junto a Compromiso por Extremadura, tenía seis a mediados de los noventa. En Asturias, Podemos cayó el 26-M de nueve a cuatro e Izquierda Unida de cinco a dos. La suma no supera a los resultados en el 95 de Llamazares, que logró seis.

En la Región de Murcia Unidas Podemos cayó de seis a dos, Anguita tenía cuatro junto a Los Verdes. En Cantabria los morados han perdido los tres que tenían, IU tuvo tres en el 95. Isa Serra logró siete escaños en la Asamblea de Madrid, Izquierda Unida tenía diecisiete.

En el Parlament, Catalunya en Comú tiene ocho, Iniciativa per Catalunya logró once en 1993. En la Comunidad Valenciana Unidas Podemos cayó de trece a ocho el 28-A, Anguita tenía diez. En La Rioja Podemos logró dos, los mismos que IU hace veinticuatro años. Y en Andalucía Luis Carlos Rejón alcanzó 20 en 1994, Teresa Fernández cuenta con 17.

Hay solo cinco comunidades en las que Iglesias tiene más fuerza que Anguita: Aragón, donde han caído de 14 a 5 a los que hay que sumarle 1 de IU (Anguita tenía 5); en Baleares de 10 a 6 (3 en 1995); en Canarias de 7 a 3 (IU 0); en Galicia tienen 14 (Anguita 0); en Euskadi 11 (Madrazo logró 6); y en Navarra retienen 2 de 7 al que hay que añadirle 1 de IU (en 1995 tenían 2). En total, Iglesias 98 y Anguita 106. Aunque el peso estratégico de Podemos parece mayor.

LAS NUEVE CLAVES DE LA TESIS DE ALBERTO GARZÓN

Pablo Iglesias ha invocado a la “autocrítica”, tal y como sucede tras cada revés electoral que sufre. Pero Alberto Garzón es que se ha lanzado a ello y del interesante artículo que ha publicado en El Diario podemos extraer nueve claves:

Iglesias
Alberto Garzón, coordinador federal de IU. Foto: Flickr.

1- Unidas Podemos comenzó a desangrarse en 2016

El coordinador federal de Izquierda Unida dice que “la irrupción de la agenda nacionalista en escena, con su clímax en otoño de 2017, y la mejora de la economía y de la percepción ciudadana al respecto” provocaron el comienzo de la sangría de Unidas Podemos.

2- Escisiones

Garzón cita a Errejón, Carmena, En Marea, Compromís, Llamazares, Anticapitalistas y Nuet como líderes o movimientos que han protagonizado varias escisiones a nivel autonómico, municipal o estatal.

3- El PSOE

“Hubo dos hitos que aceleraron intensamente aquel desgaste de la base electoral: la victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE, en primavera de 2017 y, sobre todo, la moción de censura a Mariano Rajoy en junio de 2018″, escribe Garzón.

“El PSOE ha mejorado sus resultados autonómicos una media de 7,57 puntos, mientras que nosotros hemos caído una media de 8,14 puntos”, explica. También subraya que en las europeas han obtenido 4,24 puntos menos que en las generales de hace un mes.

4- El divorcio se paga

Garzón sostiene que en los territorios en los que Unidas Podemos ha ido separado han perdido 9,82 puntos y en los que han ido juntos se han dejado solo 6,62 puntos. Y afirma que “el caso de Castilla y León es representativo, pues en la provincia de Valladolid ni Podemos ni IU hemos sacado escaño aun obteniendo un 4,65% y un 4,07% respectivamente y sin embargo Vox ha obtenido un escaño con un 6,85%”.

5- Condenados a entenderse con Errejón

Caso aparte es la Comunidad de Madrid: “El espacio político de Más Madrid, Podemos e IU ha perdido 2,44 puntos respecto a lo que sacó Podemos e IU en 2015. Puede decirse que Madrid sufre el mismo proceso de estrechamiento del espacio electoral que el resto del país, si bien hay que conceder que es el territorio donde menos se pierde y donde menos gana el PSOE. Es decir, es probable que Más Madrid contribuya mejor a frenar la huida de votos al PSOE aunque no lo consiga“.

6- Localismos

Garzón explica que ‘Kichi’ ha logrado el 43,59% de los votos a nivel municipal, pero en las europeas Unidas Podemos no ha alcanzado el 24% en Cádiz. Guarido arrolló en Zamora con el 48,08% de los votos, e Izquierda Unida apenas sumó el 6,09% en las autonómicas. “Este voto dual es propio de alcaldes carismáticos“, explica.

7- Economía

El coordinador federal de IU dice que “es posible que en este momento no se den las condiciones económicas que permitan la existencia de una izquierda transformadora tan potente como la que hemos visto en los últimos años, lo que obliga a reconfigurar el espacio político a partir de una nueva y mejor articulación entre los diversos actores que conformamos el mismo”.

El beso y la ‘césar’: las razones del ocaso de Carmena

“Los plenos del Ayuntamiento de Madrid son un esperpento que merece la pena verse. Los concejales del equipo de Gobierno peleados entre ellos, la mitad votando contra su jefa y los demás partidos salvándole la papeleta a Carmena”. Una cualificada miembro del Grupo Popular no se explicaba, ya a mitad...

8- Poner en valor los números de las generales

Garzón recuerda que Unidas Podemos resistió en las generales y afirma que la campaña “fue extraordinaria y la militancia se volcó en la tarea de resistir. Pablo Iglesias hizo unos debates estupendos y muy bien acotados y dimos la sorpresa al resistir con un 14,3%. Parecíamos haber detenido la hemorragia de votos. Con todo, el PSOE ya había recuperado dos millones de votos desde 2015″.

9- El futuro

Por último, recuerda la frase que decía el filósofo marxista Manuel Sacristán en los tiempos de derrota de la izquierda transformadora: existen dos pulsiones, “la entrega a la causa socialdemócrata” y “la atrofia política” que lleva al “algo pasará”, alternativa “muy atractiva porque es autocomplaciente“. Veremos si habrá resistencia…

Comentarios