Iglesias escrache
Escrache de este martes en Galapagar frente al domicilio de Iglesias y Montero.

El vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, lleva meses harto de los manifestantes que parecen haber acampado frente a su lujoso chalet. Han pasado años desde que se comprara la vivienda y aún así sus haters siguen agolpándose día tras día para ver si logran insultarle aunque sea desde lejos. Pero los seguidores de Podemos no se han quedado de brazos cruzados y ya se han puesto manos a la obra para buscar a nuevos responsables de tal acoso. “Este parece q es el jefe del asedio a Galapagar… ¿alguien sabe quién es?”, se ha preguntado uno de los fans de Podemos mientras publica una foto de una persona de avanzada edad.

Iglesias se ha querellado contra el que considera el organizador de las protestas diarias frente a su casa. El presunto culpable es Miguel Ángel Frontera Díaz, un personaje a quien el vicepresidente segundo del Gobierno le acusa de coacciones, acoso, revelación de secretos, desobediencia a la autoridad, alteración del orden público y contra los recursos naturales y el medio ambiente, entre otras cosas. Pero ahora, además de Frontera, hay otra foto que circula por las redes sociales que señala a otro posible instigador de las protestas.

Frontero es un visible nacionalista. Sus imágenes suelen estar teñidas de la bandera de España y de muchos memes contra Podemos. En su cuenta personal de Facebook no oculta su odio hacia la formación morada y hacia los líderes del partido. Y en sus gustos se aprecia cómo es un gran seguidor de Vox, tal y como queda acreditado en su cuenta.

“Este HDLGP es el que tiene montado todo el circo en la casa Pablo Iglesias y de Irene Montero. A por el en su perfil pone Miguel Frontera, pero su nombre completo es Miguel Angel Frontera Díaz… es un cabestro no se le ven porque lleva las gafas escondiendo sus grandes cuernos”, comentaba un usuario de Twitter.

Pero ahora parece que las legiones de Podemos quieren buscar a un nuevo culpable, pues mientras Frontera ya está denunciado, cada día se suceden nuevas protestas e insultos frente a la casa del vicepresidente y de la ministra de Igualdad sin que los cerca de 50 guardias civiles que protegen el chalet sean capaces de reducirles, pues no pueden echarles del entorno porque vulneraría los derechos fundamentales.

El Ayuntamiento de Galapagar se ha pronunciado ante lo que consideran un acoso permanente a la vida personal del vicepresidente. Sin embargo, pese a que salieran la pasada semana todos los concejales y el alcalde juntos condenando las protestas frente al chalet del líder de Unidas Podemos y de su pareja, la ministra de Igualdad, Irene Montero, no parece que haya calado entre quienes quieren insultar al líder. Los manifestantes ya se enfrentan, si se da el caso, contra los propios agentes de la Guardia Civil que tiene que garantizar la seguridad en el entorno de la vivienda.

La reacción de la Familia Real a la decisión de alejar al Rey emérito Juan Carlos de Zarzuela

Sánchez se niega a desvelarlo, pero nosotros sí sabemos donde está el Rey Juan Carlos

  • Juan Carlos I lleva casi dos semanas alojado en el Emirates Palace.
  • Hay vídeos casi cada día de lo que pasa frente al chalet, pero el nuevo y misterioso culpable que salpica las redes sociales, esa persona mayor que señalan en el tuit de “Juancho”, aún sigue desaparecido. A pie de calle, hay quien en Galapagar está deseando que el vicepresidente abandone el municipio por no poder vivir tranquilos. Sin embargo, sí que reconocen que las protestas no son obra solo de Frontera, sino que hay otros organizadores que han pasado desapercibidos que tienen la misma responsabilidad a la hora de reunir a tanta gente.

    Todos saben que hay más organizadores, pero de momento solo ha caído el más caricaturizable, un nacionalista seguidor de Vox reconocido cuya residencia actual ni siquiera está en Galapagar, sino en Brunete.