caza
El Eurofighter. Foto: Europapress.

Las empresas francesas quieren hacerse con toda la gestión del nuevo armamento del primer ejército de la Unión Europea. La UE ha destinado 200.000 millones para desarrollar el FCAS, un ambicioso programa militar que se encargará de impulsar el nuevo Eurofighter, el avión de combate europeo. De entre los tres países miembros que lo llevarán a cabo (España, Francia y Alemania), dos han elegido empresas francesas para coordinar el plan. La excepción es España, quien tras dos décadas confiando a Airbus este tipo de proyectos, ha elegido a una empresa nacional para liderar el trabajo: Indra. Pero esta decisión ha tenido consecuencias. Airbus ha desplegado toda su capacidad de lobby para presionar al Ejecutivo; al igual que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien quiere que Pedro Sánchez conceda la coordinación del FCAS también a Airbus.

El FCAS (Future Combat Air Sistem) es el proyecto tecnológico y militar más ambicioso que ha presentado la Unión Europea. Y España, al elegir a Indra, ha roto el pleno que esperaba el Ejecutivo francés. Desde el mismo momento en que el gigante aeronáutico supo que el Ministerio de Defensa había elegido a la compañía liderada por Fernando Abril-Martorell, Airbus ha desplegado todo tipo de presiones y amenazas para conseguir un proyecto que consideraban suyo. La empresa francesa ha dejado caer la posibilidad de despedir a muchos de sus 12.600 empleados si no recibe la partida de 6.000 millones de euros iniciales que se concederán a quien coordine el FCAS. Además, el gigante aeronáutico también ha lanzado duras críticas contra Indra. Alemania ha elegido a Airbus para coordinar el proyecto y Francia al grupo Dassault.

La intervención de Macron en la concesión, confirmada por fuentes de alto nivel consultadas por MONCLOA.COM, tampoco ha conseguido un cambio de criterio en el Ejecutivo de Sánchez. Era “cuestión de tiempo” que el Gobierno de España concediera este tipo de proyectos a una empresa nacional para equiparar las compañías españolas con los gigantes de Europa, según las fuentes. Elegir una empresa 100% nacional es la mejor forma de garantizar que los beneficios y el desarrollo repercuta en la industria de España. Con esta decisión, el Ministerio de Defensa ha equiparado a Indra con gigantes como Dassault o Airbus.

indra

Indra promociona su sistema “antiespionaje” para móviles tras las escuchas de BBVA

La empresa pública Indra ha aprovechado la polémica de las supuestas escuchas ilegales del comisario José Manuel Villarejo cuando fue contratado por BBVA para promocionar su sistema "antiespionaje" para móviles que está en el mercado desde hace tres años.Tras ganar todas las licitaciones en las ...

Pero Airbus ha desplegado toda su capacidad de presión. Tal es el agravio para la compañía francesa que incluso el presidente del gigante aeronáutico, Guillaume Faury, ha visitado este mes España (Madrid y Sevilla) para reunirse con personalidades políticas de primer nivel. Incluido el Rey. Faury quiso poner el valor de la empresa en el país, la cantidad de empleos directos que ha creado y los múltiples beneficios de la empresa. Todo ello acompañado de numerosas razones que explicarían por qué Airbus es mucho mejor candidato que Indra para coordinar el FCAS.

Faury ha llegado a visitar algunos medios de comunicación para expresar su malestar con la decisión del Gobierno. En una entrevista publicada este sábado en El Confidencial, el presidente de Airbus criticó duramente la concesión a Indra. “”El Gobierno español está asumiendo el riesgo de revertir la historia de éxito de Airbus en España“, ha asegurado. “Todo el mundo en la industria está también muy sorprendido. Creemos realmente que en la fase en la que estamos del FCAS somos la empresa más relevante. No tiene sentido no contar con nosotros en el diseño de la industria de Defensa en España, en su crecimiento futuro, en las próximas décadas, no tiene sentido. Ni en términos de carga de trabajo ni de empleo”.

Para Faury, la decisión del Ministerio de Defensa no puede ser más errónea. Y para ilustrarlo se ha apoyado en una metáfora. “No quieres a un fabricante de ruedas o de ordenadores diseñando tu coche. Quieres un fabricante de coches”, ha respondido el presidente del gigante aeronáutico.

El gigante aeronáutico francés ha llegado a emitir un comunicado interno en el que aseguraba que estaban “sorprendidos por la elección realizada por España para el Coordinador Nacional en el programa FCAS y lamentamos que, a pesar de su probado historial, no haya podido ganarse la confianza del Ministerio de Defensa español para administrar este programa en el mejor interés de España”.

Las fuentes consultadas por MONCLOA.COM (que prefieren mantenerse en el anonimato) aseguran que Indra tiene plena capacidad para asumir la tarea. Tras dos décadas recibiendo todas las concesiones estatales relacionadas con desarrollo aeronáutico, Airbus no se esperaba este giro tan radical. Vicente Fernández, presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), ha tenido parte de responsabilidad, puesto que la sociedad presidida por Fernández controla el 20% de Indra (y el 4% de Airbus). Sin embargo, otras fuentes cercanas a la directiva de Airbus aseguran que Indra no tiene la capacidad necesaria. E incluso asumen que la empresa española contratará a los ingenieros y técnicos de Airbus para poder abordar la tarea.

Otro de los motivos por los que Sánchez se ha inclinado por Indra es por la entrada como consejero en la empresa de una persona cercana a él, el exministro de Industria Miguel Sebastián (al que apuntan todas las quinielas como sustituto de Martorell). Pero todas las fuentes coinciden en que la decisión es más bien estratégica enmarcada en la soberanía nacional. El Gobierno quiere que una empresa española se involucre y gestione los proyectos de primer nivel que asuma la UE. Y el FCAS es uno de ellos.

Respecto a las amenazas de Airbus que incluyen la posibilidad de despidos, los expertos consultados aseguran que no tienen fundamento. Pese a que el Gobierno no conceda los 6.000 millones del proyecto militar del Eurofighter a Airbus, la compañía gala no buscará una confrontación con el Ejecutivo, ya que aún mantiene numerosos contratos de gran valor, como es el mantenimiento de los helicópteros o el avión A400M.

El Gobierno ha insistido en que la elección de Indra como coordinador no es excluyente para Airbus. Además de que la empresa ya participa en el plan de la mano de Alemania. De hecho, desde La Moncloa esperan que las dos compañías cooperen en el proyecto, ya que las áreas de influencia de los dos gigantes de la aeronáutica son diferentes. Pero Airbus no lo ve así, y aún están por ver las estocadas que la empresa francesa lanzará al Gobierno.

LAS CUENTAS DE AIRBUS

Los analistas prevén que Airbus no pasa por su mejor momento. A pesar de que las reglas del mercado afectan de forma distinta a esta empresa por formar parte del monopolio de fabricación de aviones de todo el mundo, las previsiones que los expertos dan al gigante aeronáutico francés no son positivas. Los aranceles que pueda implementar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puede llevar al país americano a dejar de comprar aeronaves de la firma gala. Pero no es el único riesgo.

González BBVA

El jefe de seguridad del BBVA delata a Francisco González: “Mi presi me llama cada 10 o 15 días”

Una charla de 30 minutos es la prueba definitiva del presunto espionaje perpetrado en 2005 por el expresidente del BBVA, Francisco González, contra su "grupo hostil" y financiado con el dinero que los accionistas ponían en sus manos para gestionar el banco.La grabación, registrada en una cafeter...

En uno de los últimos informes que emitieron los analistas de JPMorgan sobre el valor de Airbus señalaron que “las estimaciones para el año fiscal 2019 estaban sin cambios”, pero que apreciaban “dos riesgos a la baja”. Uno tiene que ver con la producción del modelo estrella el A321 ACF y otro con el efecto que puedan tener los aranceles que levante el presidente de EE UU.

Entre tanto, las previsiones de Indra auguran un futuro bastante más estable. Al poco de conocerse que el Gobierno de España le había concedido al gigante la coordinación del FCAS, la compañía se disparó en bolsa un 4,4%.

Comentarios