Cospedal y Rajoy
Mariano Rajoy junto a Dolores de Cospedal en una reunión del PP del pasado mes de junio. | Gtres

María Dolores de Cospedal consultó y tuvo la aprobación de Mariano Rajoy tras la entrevista que mantuvo con el comisario Villarejo en la sede del PP el 21 de julio. Así se lo confirmó al día siguiente de esa entrevista Ignacio López del Hierro a Villarejo: “Su jefe está de acuerdo en que se desarrolle esta línea de actuación”.

Esta conversación tuvo lugar el 22 de julio, durante una llamada telefónica del marido de Cospedal al policía que hoy en día está en prisión por presuntos graves delitos. El motivo de la llamada era pulsar las sensaciones tras la entrevista del día anterior en la sede de Génova, la sede nacional del PP.

López del Hierro le pregunta qué opinión ha sacado de “nuestro socio”, en referencia a Cospedal. “Buena impresión, obviamente”, responde Villarejo, que quiere saber a su vez qué opinión le ha producido a Cospedal. “Bien, bien, bien”, subraya Ignacio López del Hierro, quien no se queda ahí: “La suya y la de su jefe, que también le comentó el negocio a su jefe, como es normal”. Dolores de Cospedal, secretaria general del PP en 2009, solo tenía un jefe en aquel momento: Mariano Rajoy.

Villarejo, tras oír que Rajoy ha sido informado, pregunta: “Ah, muy bien. ¿Y entendió la cosa?”. López del Hierro no deja lugar a dudas: “Sí, su jefe está de acuerdo con esta línea de actuación”.

cospedal arenas

Cospedal encargó a Villarejo investigar a Arenas

Dolores de Cospedal encargó al comisario José Manuel Villarejo investigar a su compañero del PP Javier Arenas. El trabajo se lo encomendó su marido Ignacio López del Hierro el 21 de septiembre de 2009, dos meses después del encuentro secreto de los tres en Génova, la sede nacional del PP.El enca...

Hay que recordar que en Génova, Cospedal y su marido le anunciaron a Villarejo que le encargarían “trabajos puntuales”, aunque no se especificaron cuáles y sólo se concretarían el septiembre con los encargos de investigar a Javier Arenas y al hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Además, Villarejo propuso a Cospedal varias líneas de actuación para minimizar o neutralizar los efectos escandalosos del caso Gürtel en la reputación del PP. Además de responsabilizar a Rubalcaba de las filtraciones sobre el caso, le explicó que el flanco débil del ministro, en su opinión, eran las presuntas relaciones y costumbres privadas de su hermano, Alejandro Pérez Rubalcaba.

En concreto, su presunta relación con la propietaria de la agencia Método 3, Marita Fernández Lado (que ha negado el hijo de la detective, Francisco Marco), y ser cliente habitual de un local de alterne de Madrid llamado Pigmalión.

DIÁLOGO DE ESPÍAS ENTRE EL MARIDO DE COSPEDAL Y VILLAREJO

A todo esto Villarejo y López del Hierro lo llaman, en un suerte de clave de espías, “el negocio”. Así, el comisario dice: “Lo importante, de alguna manera la estrategia de negocio en el futuro pues que se tenga en cuenta para la toma de decisiones. ¿no?”. López del Hierro le responde que se han de ver “el lunes” porque “yo creo que hay un tema”.

Tanto Villarejo como López del Hierro hablan en clave sin mencionar el nombre de Cospedal o Rajoy porque temen ser escuchados en sus conversaciones telefónicas. De hecho, en una conversación que tuvieron dos días después, a la que ha tenido también acceso MONCLOA.COM, Villarejo pide a Del Hierro que le llame “de fijo a fijo”, y le da el número de teléfono de su domicilio.

“A Rajoy no le vengas con esto. Rajoy lo único que quiere saber… a Rajoy no le importa, actúa por imputaciones”

En esa llamada telefónica el comisario reprocha a López del Hierro un duro comunicado que ha sacado el PP contra algunos mandos policiales, a los que citan con nombre y apellidos: “En el sindicato están moscas”, le dice Villarejo. “Que no se preocupen”, responde Del Hierro, que acaba culpando a Federico Trillo-Figueroa. Al final, ambos pactan el comunicado que Cospedal lanzará a los medios, en el que preserva el nombre de mandos policiales y solo acusa a los jefes políticos del Ministerio del Interior de las filtraciones sobre el caso Gürtel.

No es la primera vez que Mariano Rajoy aparece en las conversaciones clandestinas entre Ignacio López del Hierro y el comisario José Villarejo. Tal como ya informó MONCLOA.COM, en un encuentro que tuvo lugar el 18 de junio de 2009, el policía relata su encuentro en el restaurante Rianxo con Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta en la víspera.

Villarejo recomienda a López del Hierro que se dé “un toque al Barbas (Rajoy) y que se tranquilice (Bárcenas) porque fíjate qué espectáculo”. En otro encuentro, en el que hablaban de los pagos de regalos a miembros del PP valenciano por parte de la trama Gürtel, el 22 de junio de ese 2009, López del Hierro explica la forma de actuar de Rajoy en este asunto:

ILH: A Rajoy no le vengas con esto. Rajoy lo único que quiere saber… a Rajoy no le importa, actúa por imputaciones. Macho, si no, tendría que actuar por uno, pasado por otro, pasado por otro… Él tiene que ser cuando un juez imputa.

cospedal pp

Cospedal se aferra al escaño ante el temor a ser denunciada por los audios de MONCLOA.COM

María Dolores de Cospedal renunció a su puesto en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, el máximo órgano de dirección del partido, tras la polémica por las conversaciones grabadas por el excomisario José Manuel Villarejo publicadas por MONCLOA.COM desde la semana pasada, aunque mantiene su escaño de ...

En su encuentro clandestino del 21 de julio con Villarejo, Cospedal explica que en la planta en la que se están viendo sólo está su despacho y “el de Mariano, que no está“. En aquellos meses Cospedal acababa de tomar la secretaría general del partido, una decisión personal de Rajoy, que había ya trabajado con ella en el Ministerio del Interior. La otra apuesta fue Soraya Sáenz de Santamaría, que era portavoz del PP en el Congreso, lejos de la calle Génova.

Esta es la transcripción completa, y sin extractar, de la conversación del 22 de julio entre López del Hierro y Villarejo, en la que el primero le informa de la aprobación de Rajoy a su “línea de actuación” tras haber acordado en la víspera con Cospedal hacer “trabajos puntuales”:

Villarejo: ¿Síiiii?

Ignacio López del Hierro: Me han cambiado de teléfono…

V: Bueno, no te preocupes. Está muy bien coño, así…

ILH: …y del otro…

V: Como hacemos negocios, siempre viene bien.

ILH: Claro. No y el otro hasta que no lo pase a este teléfono, no lo tengo macho.

V: Bueno, je je, pues te chinchas je je je.

ILH: ja ja ja… ¿no te jode?

V: Dime.

ILH: ¿Te gustó nuestro socio (Cospedal)?

V: Eh, a mí,me, me… no sé… yo (tuve) buena impresión, obviamente. Lo importante es que, de alguna manera es la estrategia de negocio en el futuro pues se tenga en cuenta para la toma de decisiones. ¿no?. A mí no…

ILH: Sí, yo creo que hay un tema, que yo te hablaré el lunes…

V: Ajá, perfecto.

ILH: ¿Vale?

V: Perfecto, y ya lo comentamos y lo analizamos. ¿Qué tal impresión del socio (Cospedal)?

ILH: Bien, bien, bien.

V: Más que nada, coherente un poco con la línea que teníamos prevista, de la posibilidad de expansión y tal.

ILH: La suya y luego la de su jefe (Rajoy), que también (Cospedal) le comentó el negocio a su jefe, como es normal.

V: Ahhh muy bien y entendió (Rajoy) la cosa, ¿no?

ILH: Sí, su jefe está de acuerdo en que se desarrolle esa línea de actuación.

V: Es que para mí me parece que es lo más coherente. Hombre, procurando dar unos días de margen para que no…

ILH: Sí.

V: …para que no se vea un poco que la estrategia empresarial va por…. Pero yo creo que ese es el criterio más coherente.

ILH: Y el lunes…yo te…

V: Me das un toque, hacemos un hueco y nos vemos un ratito breve.

ILH: Sí, nos vemos un ratito. Eso es. Sí…

V: Perfecto, pues me alegro mucho.

ILH: Venga… a ti.

V: Un abrazo.

ILH: Hasta luego, adiós.

 

Comentarios