Debate candidatos
Candidatos a la presidencia en el debate electoral.

Hoy es la cuarta jornada de reflexión en cuatro años. En unas horas abrirán de nuevo sus puertas miles de colegios electorales para afrontar unas elecciones que se presentan como definitivas. Los principales líderes políticos tendrán que enfrentarse a las urnas sabiendo que la población ya está cansada de sus idas y venidas. Un ímpetu, el de recuperar al votante desencantado, que ha quedado patente en los ocho días de campaña electoral. Los mítines, actos y debates se han tenido que concentrar en poco más de una semana, en lugar de los quince días habituales. Pero, a pesar de esta reducción, ha habido tiempo para todo. 

Los candidatos a la presidencia del Gobierno han confrontado con sus iguales, se han enfrentado a las encuestas, superado la presión y explicado abiertamente su programa recorriendo casi todos los rincones de la geografía española. Y también han tenido la oportunidad de dejar varias meteduras de pata que no pasarán al olvido tan fácilmente. Unos días de estrés, encuentros y viajes en los que el objetivo común era el mismo: conseguir ser el más votado. 

1EL PSOE NO SE BAJA DEL BURRO

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones. Foto: Flickr.

El PSOE se presenta como el claro favorito de estos comicios por segunda vez consecutiva. Los socialistas salen decididos a ganar este domingo y lo han demostrado en cada uno de sus actos electorales. Tanto el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, como el resto de dirigentes de la formación, han insistido en que su objetivo tras el 10-N es poder formar un gobierno en solitario. Sin miembros de Unidas Podemos, pero con su apoyo a cambio de otros acuerdos, por ejemplo, en cuestiones sociales. Un aspecto que si no cambia podría volver a estancar el desbloqueo, como ya se vio en la pasada investidura.

La estrategia de Sánchez, además de dejar claro que quiere el voto para gobernar en solitario, se ha centrado en reducir sus apariciones y confrontaciones con otros rivales. Fue precisamente decisión de los socialistas que solo hubiera un debate con los principales candidatos, a diferencia de los dos que hubo para el 28-A. Un encuentro, retransmitido por TVE y Atresmedia, en los que los ataques de la oposición, como era de esperar, se centraron en el PSOE. Algunas fuentes apuntan que el presidente ha reducido su presencia pública para no desgastar su imagen y ha dado protagonismo a otros miembros de la formación, como Adriana Lastra o María Jesús Montero. Sin embargo, sí que ha concedido varias entrevistas. Aunque no ha salido del todo bien parado. 

En la última antes del 10-N, concedida para RNE, Sánchez cometió uno de los fallos más sonados de la campaña, cuando afirmó que la Fiscalía dependía del Gobierno. Unas declaraciones de las que posteriormente se ha disculpado y ha achacado al cansancio propio de estos días. Además de esta polémica, el PSOE también ha tenido que hacer frente a los ataques y reproches del resto de partidos por los datos del paro, que este mes ha subido en casi 100.000 personas.  

Paro

Pedro Sánchez se libra de comentar los datos del paro, pero no el PSOE

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, ha esquivado enfrentarse públicamente a los datos del paro publicados este martes. El único debate de los cinco candidatos a la presidencia se celebró justo un día antes de que se conocieran estas cifras. Sin embargo, el Partido Socialista no se v...

Atrás