La Junta de Andalucía continúa con con su política de disolución de “entes superfluos” y “organismos creados por el socialismo” y prevé que el cierre de estas entidades públicas instrumentales que están “sin actividad alguna desde hace varios ejercicios” podrá revertir a la Administración autonómica un total de 276.000 euros.

El portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha afirmado en una rueda de prensa que se recuperarían en cuentas y depósitos bancarios un total de 223.000 euros de la Agregación de Fundaciones de Sevilla, y 53.000 de la fundación Hospital San Rafael. El Gobierno además, también pretende recobrar un solar que corresponde a la fundación Juan Nepomuceno Rojas y que está valorado en 2,4 millones de euros.

Para conseguir este ahorro de dinero a través del cierre de entidades sin actividad, el Ejecutivo andaluz ha acordado crear un grupo de trabajo para que las evalúe y remita informes a la Junta en los que se refleje un seguimiento de las mismas y se especifique cuáles se encuentran en situación de inactividad.

2¿QUÉ ORGANISMOS PÚBLICOS NO TIENEN ACTIVIDAD?

Para los entes que se encuentran en situación de inactividad, se trasladará a las consejerías las propuestas de actuación necesarias. En este sentido, el citado grupo de trabajo deberá igualmente realizar un seguimiento de los procedimientos que se han iniciados.

En esta situación aparecen entidades instrumentales como el Instituto Andaluz de Finanzas y las fundaciones públicas andaluzas Hospital San Rafael, Agregación de Fundaciones de Sevilla, Juan Nepomuceno Rojas y Banco Agrícola José Torrico y López Calero.

Estos organismos se encuentran “sin actividad alguna desde hace varios ejercicios, lo que debe propiciar que se adopten las decisiones que procedan sobre su extinción o disolución”.