Arrimadas
Arrimadas y Roldán

Inés Arrimadas quiere sobrevivir políticamente a Ciudadanos y para ello pretende que los naranjas muestren una imagen constructiva, amable y centrista mediante pactos de Estado con el PSOE. Con estos acuerdos dan ‘celos’ al PP, con el que acordaron una lista electoral en Euskadi y podrían hacer lo propio en Cataluña.

Ciudadanos pretende salvar diputados en varias cámaras autonómicas y convertirse en lo que es Izquierda Unida para Unidas Podemos: un ente diferenciado y propio que se salva de la extinción mediante unas alianzas que no impiden marcar posiciones políticas diferentes a las del partido hegemónico en su espacio ideológico.

EL PACTO DE ARRIMADAS

Lorena Roldán apoyó en las primarias a Inés Arrimadas aun a sabiendas de que la cúpula naranja no tenía demasiadas simpatías hacia ella. Quizás este posicionamiento le haya servido para mantenerse como portavoz de Cs en el Senado.

Pero no para conseguir relevar a la propia Arrimadas como candidata del partido en las próximas elecciones autonómicas catalanas. Y es que en Ciudadanos se ha instalado la percepción de que la elección de Carlos Carrizosa como número uno va a facilitar un pacto con el PP.

ENFADO CONTRA LA CÚPULA NARANJA

Lorena Roldán ganó en 2019 unas primarias para liderar a Ciudadanos en Cataluña. Pero Inés Arrimadas ha decidido revocar el proceso para situar como candidato del partido a Carlos Carrizosa, presidente del grupo de Ciudadanos en el Parlament.

Este hecho ha provocado un notable enfado entre algunos de sus compañeros. Y es que hasta cuatro diputados de Cs en la Cámara catalana han denunciado al partido en el Comité de Garantías del mismo por haberse “vulnerado” los derechos del afiliado.

CIUDADANOS NO INVITA AL DEBATE

Los cuatro diputados han enviado un escrito al Comité de Garantías en el que señalan que “la ausencia de primarias impide el debate de ideas y que los militantes puedan decidir sobre estas y elegir a la persona que debe representar el proyecto político de Ciudadanos en las próximas elecciones que se celebrarán en Cataluña”.

“Doña Lorena Roldán Suárez es libre de renunciar a la investidura por la que fue escogida candidata a la presidencia de la Generalitat, pero no vemos motivos políticos ni organizativos que justifiquen no convocar unas nuevas primarias para elegir al nuevo candidato, como queda establecido estatutariamente”, asegura en el texto adelantado por Libertad Digital.

LA DECISIÓN DE ARRIMADAS

Ciudadanos afirman que escogen a Carrizosa porque este tiene “exclusivamente cargo público en Cataluña” y “para que no pueda ser identificado como un candidato de siglas y difumine cualquier idea de partidismo, facilitando así una futura coalición constitucionalista”.

Los naranjas dicen que “como primer partido de Cataluña y casa común del constitucionalismo, intensificará las conversaciones y contactos con el resto de formaciones constitucionalistas para alcanzar una candidatura conjunta”.

La intención, añaden, es “que no se pierde un solo voto por la convivencia y la democracia y que se pueda ganar en las urnas a la alianza entre separatistas. La situación política a nivel nacional, marcada por la pandemia de la COVID-19, requiere que la actual candidata, Lorena Roldán, se centre en sus importantes responsabilidades como portavoz de Cs en el Senado y como portavoz nacional adjunta del Comité Ejecutivo”.

Comentarios