coronavirus

Con 47.000 positivos y cerca de 3.500 muertes por coronavirus, hasta hace unos días muchas eran las personas que le restaban importancia a la propagación de esta enfermedad. Personajes públicos, como periodistas o políticos, que poseen un altavoz gigante para dirigirse a la población, rebajaban la tensión que se vivía al principio de esta crisis sanitaria, hoy ya convertida en pandemia.

Hace dos meses las noticias que nos llegaban desde China, epicentro de la enfermedad, eran de todo menos alentadoras. Se podría incluso decir que tuvimos tiempo más que de sobra para concienciarnos y prepararnos para lo que se nos podía venir encima. Algunos precavidos hicieron los propio alertando a la ciudadanía del peligro del coronavirus, otros, simplemente decidieron restarle importancia.

LORENZO MILÁ

lorenzo milá coronavirus

El periodista y corresponsal de TVE en Italia, epicentro europeo de propagación del coronavirus, fue aplaudido por unas palabras sobre la enfermedad que no hacían más que rebajar la importancia de esta. “No podemos hablar, qué se yo, de virus terroríficos como puede ser el ébola. No. Estamos hablando de un tipo de gripe del que se curan la gran mayoría de las personas que se han infectado”, aseguraba el periodista.