PCE
El secretario general del PCE, Enrique Santiago. Foto: Europapress.

La irrupción de Podemos en el tablero nacional, allá por 2014, fue un cambio de formas a la izquierda de la izquierda: Pablo Iglesias no quería saber nada del ‘aburrido’ PCE y de su heredero, Izquierda Unida.

La repetición electoral acercó posiciones: Podemos necesitaba los votos extra de IU para sorpassar al PSOE y Alberto Garzón necesitaba que la fuerza morada pagase las mastodónticas deudas que arrastraban desde tiempos de Julio Anguita.

El pacto se llevó a cabo y en los últimos tiempos Garzón ha aplacado las númerosas voces internas que critican el entreguismo de IU hacia Podemos. Cierto es que los primeros han ido por libre en las negociaciones a nivel autonómico, en muchos casos sin exigir sillones para facilitar gobiernos del PSOE. Pero a nivel estatal no ha habido fisuras… de forma pública.

SE AVECINA BATALLA EN EL PCE

Seguid en vuestra organización. Presentaos a las elecciones, pero dejadnos en paz (…) Quedaos en vuestro sitio. Podéis cantar la Internacional, tener vuestras estrellas rojas (….) No quiero hacer política con eso. Dejadnos vivir a los demás“. Esto decía Iglesias de IU en 2015.

Los medios se refuerzan con Carmena, Espinar y otros enemigos de Iglesias

La temporada mediática ha arrancado con las televisiones y radios imprimiendo un baño de pintura a sus principales bazas. Algunas de las novedades están relacionadas con la clase política, que encuentra en los medios su particular 'puerta giratoria'.Llama la atención el número de enemigos de Pab...

Ahora sin embargo la sintonía es máxima y tal y como desveló MONCLOA.com, Podemos llegó a ‘sacrificar’ la entrada en el Congreso de un hombre de la máxima confianza de Iglesias, Carlos Sánchez Mato, con tal de asegurar la irrupción del secretario general del PCE en el Congreso.

Enrique Santiago le ha devuelto el favor, frenó un pacto entre Más Madrid y el Partido Comunista de Madrid para las autonómicas, y posteriormente quitó hierro a la distancia de IU con Podemos a la hora de facilitar el gobierno de Sánchez.

“Un acuerdo programático en el supuesto de que no existiera acuerdo de gobierno de coalición con el PSOE, -como dice el comunicado de IU- no equivale únicamente a un gobierno monocolor del PSOE, esa ha sido una conclusión muy interesada y subjetiva tanto del PSOE como de algunos medios de comunicación, con la clara intencionalidad de dividir o debilitar a Unidas Podemos”, aseguró.

DE SANTIAGO ASEGURA LA UNIÓN DEL PCE CON PODEMOS

Enrique Santiago fue claro y disipó los nubarrones de divorcio: “Que no espere nadie que IU vaya nunca a romper la unidad de acción en Unidas Podemos. Defenderemos las posiciones que creamos convenientes dentro de Unidas Podemos, conforme a los acuerdos adoptados en nuestros órganos directivos, entre ellas, trabajar para alcanzar alguna posibilidad de gobierno comprometido con políticas de izquierdas”.

PCE
La cercanía entre Iglesias y De Santiago molesta en algunos sectores del PCE.

El abogado madrileño aseguró que pretende que la línea de IU “se convierta en hegemónica en UP, en mayoritaria. Pero, tras el debate, aceptaremos la posición conjunta que se decida democráticamente en la alianza política”.

Santiago le echó un capote a Iglesias al asegurar que los medios habían obviado “que la militancia de IU acaba de manifestarse muy mayoritariamente por el gobierno de coalición previo acuerdo programático y no a favor de un simple acuerdo programático que en boca del PSOE recuerda a anteriores incumplimientos de acuerdos”.

SE AVECINA GUERRA CONTRA DE SANTIAGO

Un centenar de militantes del PCE, especialmente focalizados en Madrid, acaban de constituir la plataforma “Por el respeto y aplicación del XX Congreso del PCE”. Este proyecto tiene la intención de participar en la Conferencia Política de febrero de 2020, fecha en la que se analizará “el proceso de reorganización de la izquierda transformadora española, la construcción de unidad popular y la confluencia electoral”.

El objetivo de esta corriente es “dar por finiquitado el actual proceso de confluencia con Podemos y construir una nueva confluencia con el máximo de organizaciones políticas y sociales de carácter progresista pero en los términos previstos en el Documento Político del XX Congreso (mandato congresual)”.

La intención es “la ruptura con el Régimen del 78, apertura de un proceso constituyente democrático, republicano y social, promotora de la recuperación del sindicalismo de clase y combativo, junto con la imprescindible reivindicación de un conjunto de medidas que atienda a los intereses inmediatos de los/las trabajadores y capas populares”.

NUEVAS CONFLUENCIAS

La plataforma “Por el respeto y aplicación del XX Congreso del PCE” pretende “promover la celebración de una Asamblea General Extraordinaria en el seno de Izquierda Unida para la elección de una nueva dirección, así como la incorporación de esta organización política con entidad propia a un proceso de confluencia respetuoso con el mandato congresual del PCE”.

Iglesias

Unidas Podemos se divide en dos bloques: los del pacto y los de la coalición

  • Pablo Iglesias, Pablo Echenique, Irene Montero o Enrique Santiago apuestan por la coalición o la celebración de elecciones.
  • También avisan que irán contra Santiago: quieren “la convocatoria de un Congreso Extraordinario del PCE para la ratificación del mandato congresual del XX Congreso y la elección de una nueva dirección del PCE, respetuosa con el mandato congresual”.

    Y por último aseguran que quieren “impulsar urgentemente pasos concretos y decididos para facilitar un proceso de reunificación de los comunistas del Estado Español. Estas reivindicaciones podrían resumirse en el sentido de que la Plataforma constituida para la Conferencia Política tiene como finalidad la de recuperar al Partido Comunista de España sobre la base de los principios del marxismo-leninismo (acordado en el XX Congreso)”.

     

    Comentarios