La cocina es para todo tipo de personas, incluyendo a los más vagos.

Definitivamente, en este mundo hay dos bandos, el primero es el que agrupa a todas aquellas personas que tienen amor por la cocina, de hecho, a menudo son los que se destacan con esas preparaciones en las comidas familiares que todos quedamos fascinados. Pero el segundo equipo es de los vagos. Sí, esas personas que no les gusta lo relacionado a la cocina, salvo que para comer, para eso son muy buenos. Lo cierto que hay recetas que la verdad se adaptan satisfactoriamente a este segundo grupo de personas que les hemos estado definiendo.

No obstante, a todos en algún momento se nos presenta la pereza de preparar alimentos. Influye sin duda alguna el estado de ánimo, el cansancio. Muchos factores que son válidos. Por ejemplo, si has tenido una semana de largas jornadas de trabajo, difícilmente vas a querer cocinar. Pues bien, aquí pensamos en todos los escenarios habidos y por haber.

Es por ello que te presentamos una lista de recetas fáciles, ricas, para que no mueras de hambre. No sólo para los vagos, sino también para los que en algún momento no queremos hacer nada, pero debemos alimentarnos. Vas a quedar fascinado. Estas son las recetas más destacadas y populares que debes hacer de una en casa.

Recetas que no fallan: Sándwich de jamón

Recetas que no fallan Sándwich de jamón vagos

Una de las recetas que siempre sale a relucir en esos momentos donde estamos cansados es el famoso Sándwich. Esta es una de las recetas más conocidas, y forma parte de los platos de muchísimas persona en todo el mundo. Podríamos decir que es un clásico de los desayunos. Sobre todo para los más pequeños de la casa que siempre les gusta unos buenos emparedados. Lo cierto de todo es que lo vas a poder preparar con lo que tengas en casa. Y una de las recetas más sencillas es con jamón y algunos vegetales.

Ingredientes:

  • 2 rebanas de pan blanco o integral
  • 4 lonchas de jamón
  • Mostaza
  • 1 Tomate
  • Lechugas

La preparación es tan sencilla que no te tardarás ni 5 minutos. Lo primero que debes hacer es colocar en la tostadora de pan las dos rebanadas. Luego de varios minutos que esté crujiente le colocas mostaza y otras salsas de tu preferencia. Seguidamente vas colocando las lonchas de jamón, tomates en ruedas, y las lechugas. Una vez lo tenga preparado, procedes a ponerle encima la otra capa de pan, y listo, ya has resulto tu desayuno. Incluso puede ser una cena si no tienes ánimos de cocinar.

Comentarios
Periodista Venezolano, Productor de Medios y Licenciado en Comunicación Social. Dedicado a la redacción web de diversas fuentes.