Lydia Lozano destrozada tras desvelarse un polígrafo secreto en Sálvame
Lydia Lozano, destrozada tras descubrirse su polígrafo secreto en Sálvame

La llegada de Pasapalabra a Antena 3 tuvo una rápida respuesta por parte de Mediaset, que decidió ampliar aún más las horas en pantalla de Sálvame. El programa disfruta de cinco horas diarias de lunes a viernes, a la que se debe sumar La última cena los viernes y el Sábado Deluxe.

Tras el estreno del concurso en la cadena de Atresmedia, llegó una franja especial al programa de variedades llamada Sálvame Tomate, en la que el programa aprovecha para airear trapos sucios sobre sus propios colaboradores.

Esto ha convertido a esta franja del programa en un lugar en el que unos tertulianos se enfrentan con otros. En esta ocasión repasamos las jugarretas más salvajes de Sálvame a sus colaboradores.

SÁLVAME HACE SUFRIR A ANABEL PANTOJA

Anabel Pantoja, en Sálvame.

Sálvame aprovechó el regreso de Anabel Pantoja al plató a principios de mes para lanzar nuevos mensajes de supuestos secretos sobre la sobrina de Isabel Pantoja. El programa trató de generar mucha expectación al respecto de un vídeo que podría terminar con la relación de la colaboradora y su novio, Omar.

Anunciaron el programa asegurando que contaban con unas “imágenes brutales” que afectaban a Anabel Pantoja. El resto de colaboradores trataron de generar una mayor polémica al asunto, haciendo sufrir a su compañera durante toda la tarde, hasta que al final del programa vio la luz el vídeo.

Al final, el vídeo era de 15 minutos de duración y que había sido grabado por la propia afectada en Instagram durante una fiesta y en la que aparece discutiendo con su pareja. Al final resultó que el asunto no era para tanto, pero hicieron sufrir a la colaboradora durante toda la tarde.

Comentarios