costillas con salsa barbacoa

Si eres un carnívoro empedernido disfrutaras de un buen menú de costillas asadas o a la brasa, mejor cuanto más haya que chuparse los dedos. Y sabrás que es un poco decepcionante cuando, después de esperar a que se asen, con el estómago rugiendo, le das el bocado a una porción y encuentras que han quedado secas. Sin embargo es fácil evitar que esto vuelva a ocurrir si sigues los consejos de los chefs. Solamente sigue paso a paso estos trucos y consigue que las costillas al horno queden tan jugosas y tiernas que sorprendan a todos los comensales.

EL TRUCO SON LAS SALSAS

Este plato se prepara generalmente con algún tipo de adobo hecho con especias al gusto y hierbas aromáticas, y el truco básico para que no se seque es evitar que pierda agua durante el horneado. Así que por un lado hay que aportarle jugos y por el otro evitar que estos se evaporen.

Aquí influye la temperatura y el tiempo de horneado, y la forma correcta de cocinar las costillas es a temperatura media y muy lentamente, nada de prisas. Te lo explicamos más detalladamente a continuación.

costillas-a-la-barbacoa-salsa